10 Preguntas sobre la conversión al judaísmo que quieres saber

conversión al judaísmo

Hay tantas cosas que algunas personas quieren saber acerca de la conversión al judaísmo pero, por alguna razón no se atreven a preguntar. El día de hoy traemos para ti diez (10) preguntas comunes acerca de la conversión al judaísmo. Si quieres saber todo de esta práctica que va en ascenso te invitamos a que continues leyendo.

1.- ¿Los conversos deben pasar una prueba para convertirse en judíos?

En general, no. En todas las corrientes de judaísmo, los rabinos están más interesados en el compromiso de vivir como judíos que en probar el conocimiento judío. Sin embargo, tal compromiso requiere un cierto nivel de fluidez con las prácticas judías, que varía según la corriente a la  que esté interesado en pertenecer el posible converso.

2.- Si algún rabino no me acepta, ¿Tengo oportunidad de intentarlo de nuevo?

Absolutamente. Si tu primera elección de rabino no te acepta como posible converso, sigue buscando. Ninguna de las denominaciones o corrientes judías aprueba las conversiones rápidas, pero siempre es importante que puedas conversar tu caso y explicar las razones sinceras por las que quieres convertirte en judío. Seguro que con esfuerzo conseguirás un rabino dispuesto a ir adelante con tu conversión.


3.- Si alguien se convierte al judaísmo, pero luego deja de vivir un estilo de vida judío, ¿Se puede revocar la conversión?

Te daremos respuestas de esto según la corriente del judaísmo:

Ortodoxo:

“Reconocemos que no podemos predecir el futuro”, dice la rabina Yona Reiss, que supervisa las conversiones ortodoxas para el Consejo Rabínico de América y es la cabeza del Consejo Rabínico de Chicago. “Si hubo un compromiso adecuado en el momento del proceso de conversión, por supuesto, la conversión es válida”.

Conservador:

“La posición halájica (reglas religiosas judías) predominante durante siglos con la que concuerda la Asamblea Rabínica es que las conversiones no pueden ser negadas retroactivamente”, dice la rabina Julie Schonfeld, vicepresidenta ejecutiva de la Asamblea Rabínica.

Reforma:

“Si un judío abandona el judaísmo al adoptar otra religión, se considera que ese individuo está fuera de los límites de la comunidad judía“, dice el rabino Stephen Einstein, Copresidente de la Comisión de Alcance, Membresía y Comunidad Sagrada de la Unión para Reforma del judaísmo y conferencia central de rabinos americanos. “Por supuesto, él / ella podría elegir en un momento posterior para regresar”.

4.- Estoy a punto de casarme con un judío/a  ¿Está bien que esa sea la razón por la que quiero convertirme al judaísmo?

“Varias autoridades religiosas escribieron sobre casos de alguien que aparentemente se está convirtiendo por el bien del matrimonio.” dice la rabina Yona Reiss

“Mientras el individuo en última instancia quiera adoptar un estilo de vida judío y cree sinceramente en el modo de vida judío y en la ideología y teología del judaísmo, se podría realizar esa conversión”.

5.- La mayoría de las conversiones involucran la inmersión en mikve, que debe ser presenciada por tres jueces religiosos. ¿No viola eso los preceptos judíos sobre la modestia, especialmente para las mujeres ortodoxas conversas que deben enfrentarse a los jueces varones?

En las conversiones ortodoxas de mujeres, los jueces están junto a la piscina en la mikvá y la mujer entra con una túnica holgada. Ella se sumerge mientras usa la bata, o se quita la ropa y se sumerge con una “mikvah lady” sosteniendo una toalla para bloquear la vista completa de los jueces mientras la dama es testigo de la inmersión completa.

En una conversión de reforma, los jueces pueden permanecer en una antesala mientras que un asistente de mikveh es testigo de la inmersión.

Se tiene mucho cuidado de en ningún momento violar ninguna tradición ni precepto judío durante la celebración.

6.- En general, la ley ortodoxa no cuenta a los conversos no ortodoxos como judíos. ¿Existe alguna circunstancia en la que la ley ortodoxa pueda considerar a alguien como judío pero los movimientos liberales no?

Sí. En el judaísmo de la reforma, un hijo de un matrimonio interreligioso debe ser criado como judío para ser considerado judío. Si el niño no lo es, se lo considera un gentil, incluso si su madre es judía. “El estado de la madre no invalida la educación y la práctica personal del niño”, dice el rabino Daniel Freelander, presidente de la Unión Mundial para el Judaísmo Progresista. “La mayoría de los rabinos preferirán que se sometan a la conversión”.

7.- Los líderes judíos conservadores han criticado al principal rabinato de Israel por considerar inválidas las conversiones no ortodoxas. Pero, ¿No considera el movimiento conservador que las conversiones de la reforma no son válidas?

Cada conversión se considera caso por caso. La rabina Julie Schonfeld dice que una conversión a la Reforma podría ser válida, si incluía la inmersión, la circuncisión y la mikve y “un curso serio de estudio y compromiso para vivir una vida judía, unirse a una comunidad judía y formar parte del pueblo judío”.

8.- ¿Se espera que los conversos conservadores se adhieran a la ley judía según lo define el judaísmo conservador?

En general, no. Los requisitos mínimos varían según el rabino, pero generalmente incluyen el compromiso de vivir como judíos y adoptar alguna forma de observancia básica.

“Lo que le digo a la gente es que, para convertirse, deben comprometerse con todas las áreas de la vida judía”, dice el rabino Adam Greenwald, director del Programa Miller de Introducción al Judaísmo en la American Jewish University en Los Ángeles.

9.- ¿Cómo se convierten los niños?

No se requiere consentimiento para los niños menores de edad de Bar Mitzvah, pero pueden optar por no participar cuando alcancen esa edad.

Hay dos escenarios principales en los que los niños se convierten al judaísmo: Uno, los padres judíos adoptivos convierten a un niño no judío. Dos, los niños se convierten como parte de familias enteras que se unen a la fe judía. En ambos escenarios, los niños pueden elegir no ser judíos cuando alcanzan la edad de bar o bat mitzvah, o en el punto de descubrimiento si son mayores pero no sabían que habían sido adoptados. A menos que opten por no participar en ese instante, normalmente serán siendo judíos para siempre.

10.- ¿Es realmente necesaria la conversión formal para ser considerada parte del pueblo judío? Después de todo, tantas sinagogas dan la bienvenida a miembros no judíos y tantos rabinos sancionan bodas interreligiosas.

Es cierto que las comunidades judías se han vuelto más inclusivas con los no judíos, en particular las sinagogas no ortodoxas. Muchas Reformas y algunas sinagogas conservadoras otorgan membresía a no judíos, los rabinos Reformistas y Reconstruccionistas ofician bodas interreligiosas, y algunos cementerios judíos otorgarán derechos de entierro a esposas no judías.

“Hay muchas personas que quieren peregrinar en la sinagoga y no convertirse y aún saben que son parte de la familia judía”, dijo el presidente de la Unión para la Reforma del Judaísmo, el rabino Rick Jacobs. Están “viviendo en la comunidad judía”.

De hecho, las encuestas muestran que los conversos reales al judaísmo son mucho más numerosos que los estadounidenses nacidos fuera de la fe que se consideran judíos a pesar de que nunca se han convertido formalmente al judaísmo.

Sin embargo, incluso en las comunidades judías más liberales, hay una línea divisoria que excluye a los no judíos. Prácticamente ninguna sinagoga permite que los no judíos sean llamados a la Torá (a menos que acompañen a una esposa judía en el bar mitzvah de sus hijos).

Los judíos casados ​​con no judíos no pueden ser admitidos en la escuela rabínica. Y, por supuesto, los no judíos no pueden casarse con judíos bajo auspicios conservadores u ortodoxos.

Lo más importante es que puedes llamarte a ti mismo como quieras, amigo de, miembro de, padre de. Pero a menos que te unas formalmente, no eres judío.

Te puede interesar

1 Comentario on "10 Preguntas sobre la conversión al judaísmo que quieres saber"

  1. Humberto javier zepeda calvo | 12/12/2018 en 23:46 | Responder

    Es muy dificil ser judio. Mas en un lugar lejano a sinagogas, pero al adorar al mismo creador no existen fronteras ni distancias ya que el omnipresente. Pero le agradesco a los rabinos que e conocido en internet como el rab shalom arush o rab yonatan galed que con su luz pueda solo mirar al Dios que ellos ven. Y con esa pequeñisima luz no tropesar y vivir con la fe suficiente para vivir con un alma judia en mi interior. Dios bendiga mucho al pueblo judio.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*