Activistas globales pro Israel ofrecen una perspectiva sobre la construcción de la defensa de Israel

La conferencia DigiTell19, que acaba de concluir en Jerusalén, reunió a una gran cantidad de voces involucradas con una plataforma de redes cívicas que conecta a entidades pro israelíes de todo el mundo.

Con el campo de batalla de hoy contra la actividad antiisraelí en gran parte en línea, las organizaciones y los individuos han asumido la responsabilidad de monitorearlo y combatirlo.

El Ministerio de Asuntos Estratégicos e Información de Israel, encabezado por Gilad Erdan, ha decidido unirse a la lucha y está trabajando arduamente para combatir el movimiento de boicot, desinversión y sanciones (BDS) y otra propaganda falsa. Con ese fin, el ministerio y DigiTell, una plataforma de redes cívicas que conecta a organizaciones pro israelíes de todo el mundo, celebraron la conferencia Digitell19 la semana pasada en el YMCA en Jerusalén.

Vijeta Uniyal, fundadora de Indians4Israel, es una activista pro-israelí en Alemania, pero originaria de India. Le dijo a JNS que su organización apunta a «brindar una plataforma para que los indios muestren solidaridad» y «crear un puente entre israelíes e indios».

«Siempre simpatizamos con la causa del pueblo judío», dijo.

Explicó que su activismo proisraelí es personal; su maestría en estudios alemanes le permitió ver el antisemitismo por primera vez. Y dijo que como inmigrante, sentía que necesitaba algo al respecto.

Bjarte Bjellas, un activista de Noruega que trabaja con «Med Israel for fred» (que se traduce en «With Israel for Peace)», dijo que su organización tiene 11,000 miembros que pagan.

Le dijo a JNS: “Para nosotros, lo más importante es llevar la perspectiva israelí a la audiencia noruega. Los medios de comunicación son muy pro palestinos, y a menudo no escuchamos la parte israelí del conflicto, por lo que tratamos de llevar esos argumentos a la discusión».

Bjellas dijo que debido a la afluencia de refugiados musulmanes, junto con los ataques terroristas musulmanes en toda Europa, la atmósfera en Noruega ha cambiado en los últimos años, y «muchas personas están empezando a entender lo que está pasando Israel con respecto al terrorismo islámico”.

Cuando se le preguntó cómo intentaba incursionar con su activismo en nombre de Israel, dijo que «tratamos de centrarnos en las personas del medio que pueden ser influenciadas».

Joseph Cohen, un activista británico pro israelí que dirige el Movimiento de Defensa de Israel en el Reino Unido, le dijo a JNS que “el Partido Laborista es muy antiisraelí y pro palestino. Lo único que escuchan los ciudadanos del Reino Unido son las historias negativas de las empresas extranjeras con sede en Israel”.

También enfatizó la necesidad de comunicarse con aquellos que están en el medio y centrarse menos en los extremistas que tienen una opinión no inclinada sobre Israel.

«La mayoría de la gente no tiene una opinión sobre Israel en mi experiencia», dijo.

Llegar a los que no tienen opinión.

Kasim Hafeez es único. No solo es un analista de Medio Oriente que trabaja para Cristianos Unidos por Israel (CUFI), sino que también es un musulmán británico de origen pakistaní, más conocido por fundar «La Campaña de Israel», una organización de defensa a favor de Israel.

Un autoproclamado sionista musulmán, estuvo de acuerdo con Bjellas y Cohen, y le dijo a JNS que vale la pena hablar con las audiencias que son más receptivas. Dijo que los activistas a favor de Israel deberían hacer un esfuerzo para llegar a las masas de personas que no tienen una opinión sobre Israel, en lugar de intentar que los opositores más extremos de Israel cambien su opinión.

«A veces, hay una obsesión desproporcionada con lograr que a los oponentes más feroces les guste Israel cuando hay millones de otras personas que simplemente no saben», dijo.

«La comunidad cristiana es nuestro aliado más poderoso porque hoy en día el cristiano moderno no tiene la hostilidad que desafortunadamente existe en muchas comunidades musulmanas debido a un conflicto moderno», señaló.

Si Hafeez es único, Big Daddy Liberty de Sudáfrica quizás lo sea aún más. Su verdadero nombre es Sihle Ngobese, y es un presentador de programas de entrevistas y activista vocal, pero lo que lo hace único es que es un gran partidario de Israel.

Dijo que hay una diferencia entre la élite política y el ciudadano promedio en Sudáfrica. «El ciudadano promedio», explicó, «es temeroso de Dios, respetuoso de la ley, orientado a la familia y bastante conservador. La elite política no lo es”.

Golpeó a los que afirman que Israel es un estado de apartheid, enfatizando su comprensión de primera mano del sistema de apartheid que existía en Sudáfrica y la sociedad libre que es Israel.

También vilificó a los hipócritas que afirman que Israel es el mayor problema y luego no dicen nada sobre las naciones árabes que tienen terribles registros de derechos humanos.

«Si le preguntas a un ciudadano común a quién apoyan», señaló, «dirán Israel porque se identifican más con el estado judío».

Fuente: JNS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *