Descubren restos de judíos víctimas de la Inquisición Portuguesa

Una excavación realizada en Evora, Portugal, desembocó en un descubrimiento inesperado para los arqueólogos, quienes hallaron docenas de cuerpos que fueron arrojados en un patio de basura, a las afueras de la Corte de la Inquisición, según la revista Forbes.

Con la ayuda de los planos de estructura del edificio, los arqueólogos fueron capaces de inferir que los cuerpos encontrados se ubicaban en el patio de la cárcel, asociada con la Corte de la Inquisición y también pudieron estimar el periodo de uso del patio entre 1568 y 1634.

En un número creciente de la revista Diario de la Arqueología Antropológica, los arqueólogos escribieron que «los sedimentos que rodean los cuerpos hallados son indiscutiblemente del patio de residuos y sugieren que los cuerpos fueron arrojados a la basura», lo que llevó a los excavadores a creer que los enterrados fueron considerados herejes por la sociedad portuguesa.

La versión portuguesa de la inquisición fue muy similar en magnitud a la española. Los portugueses lanzaron su propia inquisición en 1536, que siguió la línea tanto de pensamiento como metódica de la española.

La iglesia Católica Romana intentó asegurar la continuidad de una población de religión pura, lo que desembocó en una cacería sanguinaria de quienes eran considerados herejes, bajo los estándares de la inquisición.

Los investigadores creen que los esqueletos encontrados pertenecían a individuos practicantes del judaísmo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *