En el nuevo mundo ilustrado por Netanyahu, Israel tiene sólo cinco enemigos

Esta semana el primer ministro preparó un mapa para mostrar cómo ve Israel entre las naciones. Se muestra una fascinante y sorprendente imagen optimista.

El primer ministro Benjamin Netanyahu muestra mapas. Teniendo en cuenta que una herramienta útil para ilustrar su punto de vista de los asuntos globales, que a menudo los lleva a lo largo de los discursos públicos, a sesiones informativas con la prensa y audiencias en la Knesset.

«Me podrán revelar a los miembros de la prensa que hay un gran mapa en mi oficina, y que ha sido hecho más grande», dijo la semana pasada durante una reunión con el presidente de Paraguay, Horacio Cartes en Jerusalén. «Lo que solía ser el Oriente Medio. Ahora abarca una buena parte del hemisferio oriental”.

El mapa del mundo Netanyahu blandió el lunes en la Comisión de Control del Estado de la Knesset, donde defendió su política exterior, ofrece algunas ideas valiosas sobre su visión de la casa de Israel entre la familia de naciones. (Hace un cuarto de siglo, cuando estaba llegando a convertirse en el líder de la oposición a continuación, por el Likud, Netanyahu publicó un libro titulado, «Un lugar entre las naciones Israel en el mundo»).

El mapa, una copia del cual fue puesto a disposición de los tiempos de Israel, está destinado a destacar las tendencias positivas en las relaciones exteriores de Israel. Se divide a los países del mundo en diferentes categorías: aquellos con los que Jerusalén ha «/ desarrollados recientemente mejorado» las relaciones están marcados en rojo; estados que entretienen «buenas relaciones» con Israel, en color azul; y «Estados enemigos abiertamente hostiles» están en negro. Con el resto del mundo, en verde, «Israel no tiene relaciones especiales», según ayudantes del primer ministro, que crearon el mapa especialmente para la sesión de la Knesset del lunes.

El primer ministro es ampliamente considerado como que tiene un punto de vista bastante sombrío cuando se trata de las relaciones de la comunidad internacional con Israel, o tal vez con mayor precisión en cuanto a la fiabilidad de ciertos aliados, pero su nuevo mapa en realidad lo desmiente. Elaborado con el propósito específico de política afirmando que las relaciones globales están floreciendo bajo el actual canciller (Netanyahu), el mensaje de varios colores, en general, es que Israel tiene montones y montones y montones de amigos. Y, lo más notable, que incluso entre aquellas naciones que podrían pensar en sí mismos como profundamente hostil al estado judío, sólo muy pocos se consideran como para merecer la marca negra de un enemigo real.

En el nuevo mundo ilustrado por Netanyahu, Israel tiene sólo cinco enemigos
Un mapa del mundo que indica el estado de las relaciones exteriores de Israel, presentado a la Knesset por el primer ministro Benjamin Netanyahu el 25 de julio de 2016)

Los países en rojo son los que el primer ministro trató de destacar, ya que supuestamente demuestran el éxito de su política exterior. Esos parches rojos llamativos indican lazos con potencias diplomáticos y económicos, tales como Japón, China, Rusia, Corea del Sur, Singapur y la India mejoraron; el aumento de la cooperación con Grecia y Chipre; la normalización con Turquía; y los lazos sólidos con Azerbaiyán, que Netanyahu tiene previsto visitar pronto. Una omisión sorprendente de esta categoría es Egipto, que el mapa muestra en verde a pesar de un acercamiento notable entre El Cairo y Jerusalén.

Diez países de África son de color rojo: Etiopía, Uganda, Ruanda, Kenia, (afirma Netanyahu visitó a principios de este mes) Tanzania (que recientemente ha anunciado su intención de abrir su embajada por primera vez en Israel), (que Guinea la semana pasada volvió a constituir relaciones diplomáticas con Jerusalén después de un paréntesis de 49 años), Chad (Ministerio de Asuntos Exteriores, donde el director general, Dore Gold, visitó la semana pasada), el sur de Sudán, Zambia y Costa de Marfil.

En agosto de 2015, Netanyahu declaró que América Latina sea «uno de los principales objetivos del Estado de Israel en el marco de sus esfuerzos para desarrollar mercados que contribuyan a aumentar el crecimiento económico». Tal y como están las cosas, en su mapa, sólo tres países hay marcadas en rojo: Colombia, Paraguay y Argentina.

Brasil, séptima economía más grande del mundo – con la que Israel busca desarrollar aún más las relaciones comerciales, pero con la que tuvo un diplomático caiga sobre el nombramiento abortado del ex líder de los colonos Dani Dayan – aparece en verde, que significa la ausencia de «relaciones especiales».

México, Chile, Panamá y Sudáfrica – países que tienen relaciones diplomáticas plenas con Israel y las comunidades judías importantes – son igualmente en verde.

Hay un montón de obvia y algunas inclusiones interesantes entre los países de color azul en el mapa de Netanyahu, lo que indica «buenas relaciones» con Israel: Los Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda (a pesar de una disputa diplomática reciente) y toda Europa – Oriente y West – a pesar de la tensión en curso sobre enfoque crítico de la Unión Europea a las políticas israelíes vis-a-vis los palestinos y otras diferencias.

Sin embargo, dos países europeos están señalados como un poco menos agradable que los otros: Suecia e Irlanda aparecen marcados en azul, lo que demuestra su actitud particularmente críticos hacia Israel. Suecia es el único país de Europa occidental que reconoce un Estado palestino, pero lo que Irlanda hizo para merecer un azul más claro que los estados miembros de la UE de manera similar a favor de los palestinos es un tanto confusa. (Dinamarca es también de color azul claro, pero esto parece ser un error técnico).

En el nuevo mundo ilustrado por Netanyahu, Israel tiene sólo cinco enemigos
El primer ministro Benjamin Netanyahu se reúne con una delegación de jóvenes líderes de Alemania en el Ministerio de Relaciones Exteriores, el 3 de diciembre de 2015 (Kobi Gideon / GPO)

«Hoy en día Israel se percibe cada vez más como un activo y un elemento que influye en el mundo debido a nuestra guerra contra el terrorismo y nuestros logros tecnológicos», Netanyahu dijo a la Comisión de Control del Estado el lunes.

«Hemos alcanzado libre comercio con China, un aumento del 30 por ciento en el comercio con la India, un acuerdo con Japón en la protección de equipos, coordinación militar con Rusia, los lazos iniciales con una serie de países africanos, los jefes de estado que visitan Israel por primera vez, la normalización de las relaciones con Turquía, y cada semana se reúnen con los cuatro jefes de estado. La política exterior de Israel es un gran éxito», declaró.

Y ¿qué pasa con aquellos países que no perciben a Israel como un activo y una influencia positiva?

En su mapa, que agitaba en torno a varias veces durante la sesión de dos horas del lunes, sólo cinco países son de color negro, por lo tanto, identificado como estados enemigos: Irán, Irak, Siria, Afganistán y Corea del Norte. (Estado de Líbano es imperceptible). Tal vez lo más instructivo acerca de esta categoría es aquellas naciones que no incluye: Yemen, Arabia Saudí (ambos países israelíes, están prohibidos por la ley de entrar), Qatar, Baréin, Kuwait, los Emiratos Árabes Unidos, Omán, Sudán, Pakistán, Libia, Argelia, Túnez, Indonesia, Cuba, Venezuela y otros estados con los que Israel no tienen relaciones diplomáticas.

Así, uno de los estudiantes conclusión mapa de Netanyahu podría ser perdonado por el dibujo es la siguiente: Israel tiene un montón de amigos en el mundo – a unos 30 viejos amigos, 20 nuevos amigos, un sinnúmero de amigos potenciales futuros – y muy, muy pocos enemigos.

FuenteTOI

Ultimas entradas