«Hemos perdido una parte de nosotros mismos»: la diversa comunidad judía de El Paso se enfrenta a un tiroteo masivo

Joseph Charter solía sentirse seguro en El Paso. Pero después del sábado, cuando un hombre armado mató a 22 personas e hirió a 26 en una tienda Walmart en la ciudad de Texas, todo cambió.

«Tuve que ir a Target al día siguiente, y por primera vez miré a mi alrededor», dijo a la Agencia Telegráfica Judía en una entrevista telefónica el miércoles. «Tienes que comenzar a adivinar y ser un poco más cauteloso».

Su esposa, Fabiola, se siente especialmente vulnerable. Ella es mexicoamericana, y se cree que el sospechoso, Patrick Crusius, publicó un manifiesto antes del tiroteo en el que criticó a inmigrantes y latinos. Un pariente de la ex esposa de Charter se encontraba entre las víctimas, y uno de sus compañeros de trabajo estuvo allí durante el ataque, pero logró escapar.

Su esposa se siente «un poco más consciente de» soy mexicano y hay personas aquí que no me dan la bienvenida aquí», dijo Charter, que es judío.

Dijo que el tiroteo ha provocado nuevas discusiones con su esposa.

“[S] ahora ha hablado sobre ‘Quiero conseguir un arma. No me siento seguro Quiero asegurarme de que si alguna vez me pusieran en esa situación tendría al menos algún medio para tratar de proteger a nuestros hijos », dijo.

Charter, de 33 años, y su esposa pertenecen a la sinagoga de reforma de la ciudad, donde son una de las muchas parejas de judíos latinos.

«Muchas de las familias en el Monte del Templo del Sinaí incluyen personas que han elegido el judaísmo, que eran personas locales y se enamoraron del judaísmo cuando se enamoraron de un futuro cónyuge, e incluye a muchas familias interreligiosas también». Dijo el rabino de la congregación, Ben Zeidman.

Hay aproximadamente 5,000 judíos en El Paso, e incluso para aquellos que no tienen familiares latinos, el tiroteo fue duro. La comunidad judía está cerca de la comunidad latina, que representa el 80 por ciento de la ciudad. Los miembros se mezclan socialmente y en eventos interreligiosos.

«Existe la sensación de que hemos perdido una parte de nosotros mismos de alguna manera debido a lo que es nuestra ciudad y cómo nos relacionamos con todos los demás que están aquí», dijo Zeidman.

"Hemos perdido una parte de nosotros mismos": la diversa comunidad judía de El Paso se enfrenta a un tiroteo masivo
Las personas se reúnen en un monumento improvisado en honor a las víctimas en las afueras de Walmart en El Paso, donde tuvo lugar el tiroteo, el 6 de agosto de 2019. (Mario Tama / Getty Images)

El rabino ayudó a organizar una vigilia interreligiosa la noche después del tiroteo. Representó a la sinagoga junto al rabino Scott Rosenberg de B’nai Zion, la congregación conservadora de la ciudad. El coro del Monte del Templo Sinaí cantó como parte del preludio musical.

La sinagoga Reform, que cuenta con casi 400 hogares miembros, también está recaudando dinero para distribuir a las víctimas y sus familias.

El Paso también es el hogar de una federación judía, una casa de Jabad, un preescolar judío y un museo del Holocausto.

«Históricamente, ha habido una estrecha relación entre la comunidad judía y la comunidad hispana», dijo Stephen Leon, rabino emérito de B’nai Zion, que tiene 250 familias miembros.

Leon estaba en el centro comercial donde el tiroteo tuvo lugar solo tres días antes con su esposa y sus nietos.

«Simplemente dices, sin ser cliché, solo por la gracia de Dios que podríamos haber sido nosotros», dijo.

Al igual que la sinagoga de la Reforma, la congregación de León es diversa. Veinte a 25 por ciento de la congregación es latina, en su mayoría familias que crecieron católicas pero descubrieron que tienen raíces judías.

Desde su llegada a El Paso en 1986, Leon ha trabajado activamente para llegar a personas de la comunidad hispana local que creen que son descendientes de conversos, judíos sefardíes que se convirtieron por la fuerza al catolicismo durante la Inquisición española.

Todo comenzó días después de su llegada a la ciudad por primera vez, cuando un hombre de la cercana ciudad de Juárez, en México, lo buscó para contarle sobre una peculiar costumbre familiar: su abuela encendía velas todos los viernes por la noche y decía una oración en un idioma extranjero

Esa semana, otros dos se acercaron a León con preguntas similares. Resultó que tenían herencia judía. En total, Leon dice que 70 familias han regresado al judaísmo a través de su trabajo. La mayoría vive en El Paso, aunque algunos están en pueblos cercanos o en México.

«Esto se ha convertido en mi pasión», dijo el rabino.

Charter dijo que la tragedia ha unido a la ciudad.

«Estoy acostumbrado a tener un sistema de apoyo muy unido en la comunidad judía», dijo. «Y ahora lo veo como una gran comunidad de El Paso».

Créditos: JTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *