Investigadores israelíes descubren una nueva forma de detener la propagación del cáncer de hueso

Investigadores del Instituto de Ciencia Weizmann han descubierto un nuevo método para evitar la propagación del cáncer de hueso que ha mostrado resultados prometedores en un estudio en ratones.

Los investigadores descubrieron interacciones moleculares entre los sarcomas de Ewing y propusieron un tratamiento que evita su propagación. El sarcoma de Ewing es un cáncer de hueso que aparece principalmente en adolescentes. El nuevo tratamiento posible podría resultar crucial, ya que es difícil de tratar una vez que se propaga a órganos distantes.

Trabajando en el laboratorio del Prof. Yosef Yarden del Departamento de Regulación Biológica, el becario posdoctoral Dr. Swati Srivastava, junto con sus colegas, realizó una investigación centrada en los receptores de hormonas esteroides llamadas glucocorticoides.

El estudio mostró un vínculo entre el oncogén del sarcoma de Ewing y los receptores de glucocorticoides. Probaron la hipótesis de que estos receptores estimulan el crecimiento del sarcoma de Ewing. Una serie de estudios aportó evidencia de que este es realmente el caso.

El significado médico principal de estos hallazgos es que abren la puerta a un nuevo tratamiento para el sarcoma de Ewing. Cuando los investigadores implantaron células humanas de sarcoma de Ewing en ratones, los tumores crecieron más lentamente cuando los ratones fueron tratados con un medicamento aprobado que bloquea la síntesis de glucocorticoides.

Si la investigación en pacientes humanos confirma los hallazgos del estudio, puede ofrecer una nueva esperanza a los pacientes jóvenes con esta neoplasia maligna, especialmente en los casos en que el sarcoma ha hecho metástasis más allá del hueso.

«Nuestros hallazgos proporcionan la base para un enfoque personalizado para el tratamiento del sarcoma de Ewing», dijo Srivastava.

El hecho de que el estudio haya utilizado medicamentos que ya han sido aprobados para otros fines debería facilitar la implementación de este enfoque.

Los hallazgos del equipo fueron publicados recientemente en la revista científica Cell Reports.

Fuente: WIN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *