¡Israel cumple 70 años!

Israel cumple 70 años

¡Llegar a los 70 años ya no significa que una persona es vieja, la medicina moderna es increíble hoy en día! – pero también es difícil cambiar eso por ser joven. O incluso de mediana edad.

Cuando un país cumple 70 años, eso es otra cosa. Todavía es un incipiente entre la familia de las naciones. Un simple bebé del campo.

Pero cuando Israel cumple 70 años la situación es mucho más complicada, porque Israel no es cualquier país. Es la patria judía, el estado judío, un país que muchos judíos, incluso algunos que nunca han estado allí, piensan que es su hogar. Es un lugar de austera belleza del desierto y de piedra antigua y de playas mediterráneas y de luz solar terriblemente clara y castigadora. También es un país que es una mancha de democracia en un mar de autocracia, un país con sus propios problemas internos de corrupción y teocracia incipiente, un país bajo amenazas físicas muy reales y muy constantes, un país cuya falta de popularidad en el mundo parece tener más que ver con el antisemitismo eterno del mundo que sus propios problemas muy reales.

Una forma de que las comunidades judías festejen a Israel es mostrando algunos de sus muchos atributos: la cultura, el arte, la música, la comida, la ciencia, la tecnología, la filosofía y la creatividad general que son parte de su sangre vital. El Kaplen JCC en el Palisades en Tenafly ha elegido aprovechar la mayor parte de este año, desde enero, al comienzo del nuevo año secular, hasta agosto, al final de la temporada de campamento y justo antes del comienzo del nuevo año judío. Para celebrar a Israel

“Lo estamos haciendo porque queremos celebrar y marcar el 70 aniversario de Israel, y queremos fomentar un aprecio por la gente de Israel y la cultura y los logros de la historia para las personas de la comunidad que tal vez no estén al tanto de ellos”, Carol Leslie, JCC director del programa, dijo.

Con ese fin, los programas en curso incluirán algo israelí siempre que sea posible durante estos ocho meses, y también aparecerán nuevos programas centrados en algo israelí. Habrá música y comida en el vestíbulo de vez en cuando, para que el transeúnte sorprendido pero satisfecho pueda saborear un poco de Israel. Al mismo tiempo, “la guardería está construyendo el Kotel”, el muro occidental en Jerusalén, “fuera de las cajas de zapatos”, dijo la Sra. Leslie. “La gente puede poner notas entre las cajas.

“En mayo, habrá una clase de cocina sobre comida marroquí. Eric Goldman, el crítico de cine, hablará sobre películas israelíes en junio. Y también en junio, el JCC está enviando el primer contingente en mucho tiempo al desfile de celebración de Israel en Manhattan, y el equipo de danza de JCC lo liderará”.

Enero comenzó con una conferencia sobre Israel por el Dr. Eric Mandel, y las festividades de febrero se centraron en Tu b’Shvat. “Ya estamos aceptando presentaciones para la Galería Waltuch”, dijo la Sra. Leslie. “Estamos buscando ilustraciones y fotos sobre el tema ‘¿Qué significa Israel para ti?'”

Marzo es arte y cultura, y abril, el mes que incluye a Yom Ha’atzmaut, el día de la independencia de Israel, verá los resultados del concurso de arte colgado en las paredes del JCC. También abril traerá la visita de Israel Story, una versión en vivo del popular podcast, copatrocinado por la Congregación Beth Sholom en Teaneck.

Mayo será el mes del kibbutz, dijo la Sra. Leslie. El mes de junio, “Experiencia Israel”, traerá un festival de cine y vinos y quesos israelíes al JCC. Los Scouts israelíes participarán en julio, que también será un mes de tecnología, con los esfuerzos de STEM y STEAM, y en agosto, los campistas participarán en el desafío de natación de Tenafly a Tel Aviv. “Se trata de 56.500 metros entre aquí y allá”, dijo Leslie. Pero está bien. Los nadadores darán vueltas y vueltas en la piscina; no están salpicando el Atlántico y luego el Mediterráneo de ninguna manera excepto virtualmente.

Eso es mucho.

Todo irá acompañado de cuestionarios trivia; las pantallas de todo el centro mostrarán información sobre Israel, y la biblioteca contará con una sección de libros sobre Israel a los 70 años. En general, Israel será una parte ineludible de la vida en el JCC.

Tobi Kahn, el artista de Manhattan cuya larga relación con el JCC ha involucrado clases, conferencias y giras de estudios de artistas tanto en Nueva York como en Israel, y cuyo trabajo propio se cuelga en museos y galerías de todo Estados Unidos y mucho más allá, enseñará ambas sesiones de la última sesión de invierno del JCC U, el 8 de marzo, enfocándose en artistas israelíes.

Su enfoque hacia la clase se hace eco del enfoque que la JCC está adoptando para Israel en general: que Israel incluye multitudes y que pensar en ello de una sola manera es restringir su comprensión de ello severamente.

“Lo que quiero mostrar es que al igual que cuando piensas en artistas estadounidenses o artistas franceses, sabes que no hay un solo tipo de arte, eso también es cierto para las artes israelíes”, dijo Kahn. “Cada uno de los artistas es un hombre o una mujer muy diferente de todos los demás artistas, y todos están haciendo un trabajo tan interesante.

“Hay artistas israelíes de todas las edades, hombres y mujeres, homosexuales y heterosexuales, viejos y jóvenes, sefardíes y asquenazíes, que viven en Israel, que no viven en Israel, arte conceptual, instalación artística, pintura, escultura, fotografía…

“Es increíble, y quiero mostrar eso.

“Quiero mostrar cuán diverso es el arte. Podrías pensar que conoces el arte israelí, pero no hay un solo arte israelí ni una sola forma de verlo”.

El Sr. Kahn planea enfocarse en la fotografía por la mañana y en la pintura por la tarde. Está convencido de que es importante mirar a los artistas femeninos y masculinos; no está bien, dice, enfocarse en los hombres excluyendo a las mujeres o, para el caso, en los artistas heterosexuales, con exclusión de la comunidad LGBT.

Uno de los artistas que planea destacar es un viejo amigo, nacido en Sudáfrica, Larry Abramson, “que también es un profesor increíble, y que conocí cuando teníamos 18 años”, dijo. “Es uno de mis mejores amigos”. El Sr. Abrahamson, con sede en Tel Aviv, inaugurará un espectáculo en Manhattan la próxima semana.

También hablará sobre Gideon Rubin, el artista cuyo abuelo fue otro artista, Reuvin Rubin, el pintor israelí de origen rumano cuya casa en Tel Aviv ahora es un museo, llamado (¿qué otra cosa?) El Museo Rubin.

Él hablará sobre Sigalit Landau, el escultor y artista de instalación cuyo trabajo se basa inextricablemente en el paisaje donde creció.

Y hablará sobre su propio trabajo, incluidas las piezas sobre agua que se incluyeron en el show del Jewish Art Salon en la Bienal de Jerusalén este otoño, y ahora están en exhibición en el Derfner Museum en el Hogar Hebreo en Riverdale, NY “Esas piezas son sobre pozos “, dijo. “Se trata de mirar hacia abajo al agua. Se trata de la idea de que no nos importa lo suficiente sobre el agua, y que no entendemos cómo la vida no puede suceder sin agua”.

El agua, como sucede, es un gran problema en Israel, que ha cultivado el tipo de ciencia que está permitiendo que florezca el país seco. La tecnología del agua puede ser una de las mayores exportaciones intelectuales del país, si el clima político lo permite, dijo el Sr. Kahn, y la controversia que la rodea, como el escritor Seth Siegel, amigo del Sr. Kahn y experto a menudo citado en el campo, ha demostrado, es un microcosmos del debate en torno a Israel.

Como esto muestra, a menudo las discusiones sobre Israel se vuelven políticas, filosóficas, teológicas e insoportables. Pero Israel no solo es un lugar de interés político, también es un lugar vibrante, físico, muy real, un lugar donde las personas viven, aman y sueñan.

Ese es el Israel polifacético que se exhibirá en el Kaplen JCC en Palisades in Tenafly desde ahora hasta agosto, y mucho más allá también.

Te puede interesar

Se el primero en comentar en "¡Israel cumple 70 años!"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*