Israel decide poner fin al mandato de observadores internacionales en Hebrón

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, anunció su decisión de terminar un mandato de monitores internacionales en Hebrón.

«No permitiremos que una fuerza internacional actúe contra nosotros», dijo Netanyahu en una declaración en la que anunciaba que el mandato no se renovaría.

La Presencia Internacional Temporal en Hebrón (TIPH) se estableció por primera vez en 1994 y ha estado operando continuamente desde el Acuerdo de Hebrón de 1997, que fue firmado por Netanyahu y el ex líder de la OLP, Yasser Arafat. Según su sitio web, el TIPH es una fuerza de observación civil que «observa e informa sobre los incumplimientos de los acuerdos entre la Autoridad Palestina e Israel en Hebrón, así como sobre las violaciones del derecho internacional humanitario y el derecho internacional de los derechos humanos».

El TIPH consta de 13 empleados locales y 64 miembros que provienen de Turquía, Suiza, Noruega, Suecia e Italia.

Ha habido una creciente presión para que Netanyahu termine el mandato de TIPH, que se renueva cada seis meses, luego de dos incidentes en los que miembros del personal fueron capturados por cámaras atacando a israelíes. El primero mostró el consejo legal de TIPH golpeando a un niño judío de 10 años en la cara, mientras que el segundo consiste en que un miembro del personal golpea un neumático del vehículo de un judío en la ciudad.

El ministro de Seguridad Pública, Gilad Erdan, quien ha estado instando a Netanyahu a que elimine la misión, dijo que los miembros de TIPH habían «cooperado con organizaciones extremistas y promovido la deslegitimación de Israel».

El profesor Eugene Kontorovich, director de derecho internacional en el Foro de Políticas de Kohelet y profesor de la Universidad George Mason que aconsejó al gobierno israelí que pusiera fin a la misión del TIPH, dijo que el grupo observador nunca tuvo la intención de ser permanente y que su misión había sido Unilateral.

“La misión de la fuerza siempre ha sido unilateral contra Israel, pero en los últimos años, lo han hecho incluso peor al atacar a civiles judíos; trabajar con ONG antiisraelíes, socavando así su propia supuesta neutralidad; enfrentando problemas de corrupción interna», dijo Kontorovich en un comunicado.

«Han violado los términos de su mandato de muchas maneras, y es hora de terminarlo oficialmente. Israel está actuando de manera totalmente consistente con el derecho internacional, en particular, el acuerdo internacional que crea  TIPH, que le da a Israel la prerrogativa varias veces al año para no extender la presencia».

Hebrón es considerada la segunda ciudad más sagrada del judaísmo detrás de Jerusalén y es el hogar de la Cueva de los Patriarcas.

La ciudad santa tuvo una presencia judía continua durante miles de años hasta la masacre de Hebrón en 1929, que resultó en decenas de muertes de judíos y la evacuación de la comunidad judía de la ciudad. Israel ganó el control de Hebrón durante la Guerra de los Seis Días de 1967. El control de la ciudad se dividió como parte del Acuerdo de Hebron de 1997, según el cual la Autoridad Palestina controla el 80 por ciento de la ciudad en un área conocida como H1, mientras que Israel controla el 20 por ciento restante, el H2, donde vive la mayor parte de la comunidad judía de la ciudad.

Funtete: JNS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *