El fenómeno del Jazz Elite Israelí

Las últimas dos décadas Israel ha producido docenas de más talento y célebres músicos de jazz del mundo. Venerado por su ética de trabajo, la creatividad, y diversas influencias musicales internacionales, y la destreza técnica, los músicos de jazz israelíes se están convirtiendo en algunos de los más escuchados del mundo.
Las últimas dos décadas Israel ha producido docenas de más talento y célebres músicos de jazz del mundo. Venerado por su ética de trabajo, la creatividad, y diversas influencias musicales internacionales, y la destreza técnica, los músicos de jazz israelíes se están convirtiendo en algunos de los más escuchados del mundo.

Muchos se preguntan por qué Israel, un país de aproximadamente 7,5 millones de personas, produce un número desproporcionadamente grande de tales músicos de élite del mundo. No hay una respuesta única proporciona una pista; es una combinación de la historia de Israel, la cultura y la sociedad.
Desde el establecimiento de una comunidad sionista en la tierra de Israel, la música ha sido una prioridad social. Más de 4.000 canciones populares hebreas fueron escritas en la tierra de Israel entre los años 1880 y 1948.
La música clásica a nivel de elite se consolidó asimismo a la cultura hebrea durante los años formativos del desarrollo sionista. En el año de su fundación en 1936, la Orquesta Palestina (ahora la Filarmónica de Israel), a pesar de los escasos recursos, atrajo internacionalmente reconocido director de orquesta Arturo Toscanini y luego Leonard Bernstein en 1947.
Después de que el estado se estableció en 1948, la música fue incrustada aún más en el tejido de la cultura israelí, la sociedad y las instituciones. Niños israelíes cantaron canciones tradicionales hebreas regularmente como parte de los planes de estudio de sus escuelas. Bandas y orquestas militares entrena mejores talentos jóvenes del país, el aseo algunos de los músicos más queridos de Israel de todos los géneros. Y las escuelas públicas para las artes desarrolladas, ofreciendo formación a nivel profesional para los niños israelíes que mostraron temprano talento musical.
Hoy en día, la Escuela Rimon de Israel de la Música, fundada en 1985, es ampliamente considerada como una de las mejores escuelas del mundo para la formación musical, específicamente para el jazz. La producción de algunos de los grandes nombres de la escena del jazz, de élite internacional, Rimon ha afectado sensiblemente la trayectoria de la música de jazz de todo el mundo.
Uno simplemente tiene que aparecer a cualquier número de lugares de jazz aclamados de Nueva York para ver actuaciones de artistas israelíes de fama mundial como Avishai Cohen, Yotam Silberstein, Omer Avital, Anat Cohen, Eli Degibri, Anat Fort y muchos otros.

Lo último