“Queremos que Israel considere a Córdoba la capital de Sefarad”

“Queremos que Israel considere a Córdoba la capital de Sefarad”
Sebastián De la Obra, director de la Casa Sefarad de Córdoba
Un viaje muy bien aprovechado el que realizó el pasado día 8 el director de la Casa Sefarad de Córdoba, Sebastián De la Obra, a Israel. Allí estuvo durante siete días visitando Jerusalén, Tel Aviv y Beer Sheva, de donde se trajo «excelentes sensaciones» de sus encuentros con profesionales del turismo y de la educación a los que trató de vender la ciudad califal como punto imprescindible de visita por parte de escolares y profesorado.

La idea última de De la Obra es que los israelíes vean a Córdoba «como la capital de Sefarad» y, por tanto, al igual que se realizan viajes anuales al campo de exterminio nazi en Auschwitz (Polonia), porque el dolor que supuso aquel negro capítulo de la II Guerra Mundial forma parte de la memoria israelí, «se considere igual de imprescindible la visita anual a Sefarad, porque supone la época de esplendor del judaísmo y compaginar ambas cuestiones», señaló.
Así, al menos, lo dio a conocer en Tel Aviv —la capital política, económica y cultural de Israel— ante 25 directivos de centros educativos de todo el país y ante la responsable del programa «Raíces y Rutas» de Ofakim, la mayor agencia que trabaja en viajes a Sefarad, Leah Netzer.
Oferta atractiva
Pero para captar el interés de la comunidad educativa de Israel, que cuenta con la cofinanciación del MInisterio para realizar estos viajes extraescolares, «necesitamos que nuestra oferta sea más atractiva; piden algo más, aunque están muy interesados», explicó Sebastián De la Obra.
Ese algo más pasa por algún tipo de colaboración entre administraciones —la Consejería de Educación y Cultura con el Ministerio israelí de Educación—, así como alguna escapada a otras localidades con pasado e historia judía, como es el caso de Lucena, Baena y Toledo.
El otro encuentro de interés fue en la localidad de Beer Sheva. Allí De la Obra acudió como invitado para dar una conferencia sobre la Córdoba judía. Estaba organizado por la asociación «Ermano» y tuvo lugar en la Universidad Ben-Gurión. A la conferencia asistieron más de 200 personas y lo realmente interesante para el cordobés es que todos «tienen parientes repartidos por todo el mundo y suponen un mundo muy cosmopolita que transmite de forma oral y por Internet esta realidad».
Y eso supone que todos esos familiares son potenciales visitantes a Córdoba, «ya que el efecto Israel, donde están sus padres, tiene una importancia vital en el resto de la diáspora».
Fuente: bcdesevilla.es

Lo último