¿Qué significa la palabra Shalom?

En hebreo moderno, la palabra Shalom “שָׁלוֹם” significa «hola», «adiós» y «paz».

¿Cómo puede significar un saludo y una despedida, y qué tienen que ver estas palabras con «paz»?

Piénselo de esta manera: cuando conoce a alguien, ¿puede pensar en algo mejor que decirle que «paz» o desearle «paz» cuando se vaya?

Cuando nos deseamos «paz» mutuamente, estamos expresando la esperanza de que experimentemos la paz física, emocional y psicológica, que no experimentemos ninguna perturbación en nuestro cuerpo, corazón o mente.

El término hebreo «Shalom» llega a ese significado.

La palabra inglesa para «paz» proviene de la raíz latina «pax» que también nos da las palabras «pacífico», «pacificador» y «pacificación».

La raíz de la palabra hebrea «Shalom» significa integridad, plenitud, bienestar, perfección. Cuando estamos «en paz» sentimos una sensación de «plenitud».

Así como tratamos de lograr una sensación de plenitud como individuos, también buscamos una sensación de bienestar como grupos, un estado de «paz».

La palabra Shalom en la Biblia

En la Biblia, la palabra shalom se usa más comúnmente para referirse a un estado de cosas, uno de bienestar, tranquilidad, prosperidad y seguridad, circunstancias sin mancha por ningún tipo de defecto. Shalom es una bendición, una manifestación de la gracia divina.

Al preguntar por la paz del prójimo, se pregunta si las cosas le van bien. (En un sentido prestado, leemos: «Va-yish’al David… li-shlom ha-milhamah»; «David le preguntó… cómo prosperaba la guerra» [II Samuel 11:7]. El uso del término no está restringido a las relaciones internacionales, intergrupales o interpersonales. Significa un estado de prosperidad, de bendita armonía, en varios niveles, físico y espiritual.

Por supuesto, shalom también denota lo opuesto a la guerra, como en «tiempo de guerra y tiempo de paz» (Eclesiastés 3: 8), porque la ausencia de guerra también sugiere un estado de cosas ordenado, próspero y tranquilo. En varios pasajes de las Escrituras, la palabra paz se refiere a un valor y se usa en el sentido de equidad o lealtad (cf. Zacarías 8:16; Malaquías 2: 6).

El uso diario de Shalom en nuestras vidas

«Shalom» comienza dentro de nosotros mismos y se expande a nuestros amigos, nuestras comunidades, nuestros campus, nuestras naciones, nuestro mundo.

Shalom no se trata solo de «paz», la ausencia de conflicto, se trata de una sensación de «plenitud» o «finalización».

También se desea Shalom cuando se acerca el Shabat, deseando un Shabat Shalom a nuestro prójimo.

La cosa más bonita a la que aspirar y trabajar para alcanzarlo.

Es una gran manera de saludar a la gente con un gran… ¡SHALOM!

últimos