Conozca a la pareja judía que financia hospitales misioneros cristianos en África

Una organización sin fines de lucro que apoya hospitales misioneros cristianos en África anunció que recibió una donación de $ 18 millones el mes pasado, su mayor regalo hasta la fecha, y que el dinero proviene de una pareja judía observante.

La rabina Erica Gerson y su esposo, Mark, un hombre de negocios, que ayudaron a fundar la African Mission Healthcare Foundation en 2010 y forman parte de su junta, ahora se han convertido posiblemente en los mayores financiadores privados de atención médica brindada por cristianos en el continente.

Dicen que no sienten ninguna contradicción o inquietud acerca de donar a instituciones misioneras porque los hospitales brindan lo que a menudo es la mejor o incluso la única atención médica disponible en algunas partes de África. Hasta el 50% de los proveedores de atención médica en el continente están «basados ​​en la fe», según las estimaciones.

«Nos sentimos animados por la enseñanza talmúdica de que salvar una sola vida es salvar un mundo», dijo Erica, quien fue ordenado como rabina en el Hebrew Union College-Jewish Institute of Religion y es administrador de la escuela Rodeph Sholom, una escuela diurna judía. en Nueva York.

Mark agregó: “Mi esposa es rabina y yo soy el esposo de la rabina. Y entonces estudiamos la Torá y hacemos lo que podemos para vivir de acuerdo con la Torá, que más que cualquier otra cosa nos dice que amemos al extraño».

Los Gerson también envían mucho dinero a Israel, especialmente en apoyo de United Hatzalah, una red de 6.000 médicos voluntarios que atraviesan el tráfico en motocicletas respondiendo a emergencias antes de que llegue una ambulancia.

La prevalencia de los hospitales misioneros en África es un legado del siglo XIX cuando los grupos europeos buscaban convertir a las poblaciones locales, pero, hoy en día, el proselitismo no es parte de la atención brindada, según David Toole, profesor de ética y teología de la Universidad de Duke. y salud mundial, que está investigando el papel de los hospitales de misión en los sistemas de salud africanos.

En los países que Toole ha estudiado, los hospitales católicos, por ejemplo, superan a los gubernamentales. «Y la gente lo sabe», dijo Toole. «Entonces, si realmente se enferma y necesita atención, no va al hospital del gobierno».

La efectividad de los hospitales cristianos está directamente relacionada con su identidad misionera: “Tiene mucho que ver con la moral de los empleados, la forma en que se trata a los empleados y el sentido de misión que tiene el hospital como institución cristiana al servicio de la comunidad, dijo Toole. “No están haciendo proselitismo de ninguna manera abierta. Pero están tratando de vivir con el ejemplo lo que significa ser cristiano. Y la comunidad responde a eso».

El apoyo a los hospitales cristianos en África ha disminuido en las últimas décadas a medida que las principales denominaciones estadounidenses y europeas que tradicionalmente han patrocinado los hospitales se han reducido en membresía e influencia.

Mark fue inspirado por primera vez para ayudar a compensar la diferencia por su amigo de la universidad, el Dr. Jon Fielder, quien estaba trabajando en un hospital misionero en Kenia en 2002 y describió el trabajo de salvar vidas que estaban haciendo los médicos con muy pocos recursos.

Finalmente, Mark ganó suficiente dinero a través de su empresa, Gerson Lehrman Group, que ofrece asesoramiento experto a los inversores para convertirse en un importante benefactor del trabajo de Fielder.

Juntos establecieron African Mission Healthcare y lanzaron el premio L’Chaim de $ 500,000 para médicos misioneros. (Tomó un tiempo, pero los amigos cristianos de Mark ahora han aprendido que el nombre del premio no se pronuncia «El Chime»).

El último obsequio de los Gerson no es solo un paso adelante en la escala, sino que también representa una especie de graduación en una liga superior de filantropía debido a la participación del United Bank of Switzerland, o UBS. El banco comprometió $ 2 millones, dando a la fundación no solo dinero sino un importante sello de aprobación.

Estas donaciones pagarán cirugías, infraestructura como electricidad y oxígeno, capacitación médica avanzada para los lugareños y una red de apoyo para la salud materna en 15 hospitales.

En las breves brechas entre las recientes Altas Fiestas, la Agencia Telegráfica Judía se puso al día con los Gerson en entrevistas separadas sobre el impacto anticipado de sus donaciones, su decisión como judíos de financiar el trabajo médico misionero, su amor por los cristianos evangélicos y cómo responde la pareja. a los que suponen que son judíos mesiánicos.

Las siguientes preguntas y respuestas combinan ambas entrevistas y se han editado para mayor brevedad y claridad.

JTA: Existe la historia oficial de su larga amistad con el Dr. Fielder, pero ¿puede contar más sobre cómo una pareja judía llega a liderar una fundación que apoya a los médicos misioneros en África?

Marcos: La Torá nos dice 36 veces que amemos al extraño. Entonces, ¿cómo podemos cumplir mejor con nuestra responsabilidad de hacerlo? Cuando alguien hace los cálculos y trata de evaluar el retorno de la inversión de las donaciones filantrópicas, uno se sentirá atraído por el trabajo de los médicos misioneros cristianos que trabajan en África.

Erica: No es que no vayamos a financiar a los misioneros judíos, pero no hay misioneros judíos. Resulta que no hay una red de hospitales judíos para financiar. Buscábamos financiar a quien pueda salvar vidas de la forma más eficaz.

Maimónides enseña que la forma más elevada de tzedaká es ayudar a una persona a volverse autosuficiente. Al fortalecer los sistemas de salud en África y capacitar a la población local para que se convierta en profesionales médicos capacitados, estamos ayudando a las comunidades a avanzar hacia la autosuficiencia en el área de la atención médica.

JTA: ¿No parece que le incomode ser parte de una organización benéfica misionera cristiana?

Mark: Para nada. Hemos estado muy cerca de los médicos misioneros desde que nos casamos hace 14 años. Siempre queremos tenerlos en nuestra casa para que nuestros hijos vean de primera mano lo que una persona que está verdaderamente comprometida con su fe puede lograr y en nombre de los demás. Nos han enseñado a ser mejores judíos.

JTA: Aparte de su cercanía con los médicos misioneros, también aparece a menudo en Christian Broadcast Network. ¿Alguna vez se ha encontrado con el escepticismo de los cristianos sobre su participación?

Mark: Para nada. Lo contrario. Hay un profundo amor en este momento entre los cristianos evangélicos y los judíos. Por eso, nos sentimos honrados de ser parte de esta floreciente amistad. Nosotros, como judíos y cristianos, aprendemos unos de otros y nos admiramos, trabajamos juntos.

 JTA: Cuando se trata de estos médicos y hospitales en África, ¿qué significa «misionero»?

Erica: Para muchos cristianos, significa vivir de la forma en que Jesús quería que vivieran. Pasan por las dificultades de brindar atención casi sin recursos sabiendo que están siguiendo los pasos de Jesús. Y entiendo por qué la gente se rasca la cabeza, pero es un poco menos extraño cuando piensas, digamos, en el Hospital Mount Sinai en Nueva York u otros hospitales con conexiones religiosas. Las personas de fe siempre se han sentido obligadas a curar a las personas. No es tan sorprendente.

JTA: Entonces digamos que estoy enferma y quiero que me atiendan. ¿Tengo que escuchar una conferencia sobre Jesús o algo así?

Mark: No, gran pregunta. Yo mismo solía preguntarme sobre eso. Recuerdo que le pregunté a un par de misioneros que habían ido a cenar sobre eso y se rieron. Y luego fui a África, estaba hablando con un médico de la iglesia y me sentí mal al hablar con él, porque tienen literalmente 10 horas de pacientes esperando para verlo en cualquier momento. No es práctico hacer otra cosa.

Lo que sucede, y no muy a menudo, es que alguien le diga a los médicos: «¿Qué te inspira a estar aquí, podrías estar en cualquier parte?» Eso abre una conversación. Dirían que esto es lo que Dios y / o Jesús quieren que haga.

Erica: Sirven a todos. Nunca hay requisitos, pruebas o momentos de proselitismo basados ​​en la fe. Pero a veces a los pacientes les resultaría extraño que no rezaras con ellos. Es común que los médicos oren con los pacientes. No es un momento de evangelización.

JTA: Antes de hablar, le mencioné a mi colega que estoy entrevistando a esta pareja que es judía y está financiando a médicos misioneros cristianos en África. Lo primero que dijo mi colega fue «Oh, ¿son mesiánicos [es decir, personas que adoran a Jesús y se identifican como judíos]?» Te transmitiré esa pregunta.

Mark: Me alegro mucho de que lo hayas preguntado. No absolutamente no. Esto es lo que siempre digo: en la Biblia, está la palabra «kadosh» y significa tanto separado como santo. Ustedes deberían ser grandes cristianos. Deberíamos ser tan buenos como judíos podamos ser. Deberíamos ser mejores amigos, pero no deberíamos mezclar los dos.

No conocemos a ningún judío mesiánico. No hay judíos mesiánicos en nuestra organización. No tenemos nada que ver con ellos.

Cuando entro en la televisión cristiana, lo que me encanta hacer tan a menudo como puedo, me preguntan mi religión y siempre digo: «Soy un judío observante tradicional». Ahora, los judíos ortodoxos me miraban y decían: «sí, claro».

JTA: ¿Porque sois judíos reformistas?

Mark: Me defino como anti-denominacional. Hay suficientes cosas para separarnos como judíos. Lo último que necesitamos, es decir: «Eres reformista, eres ortodoxo, eres conservador». Pero sí, mi esposa es una rabina reformista y nuestros hijos van a la escuela Reform y todo eso. Pero cuando estoy en la televisión cristiana, soy observador. ¿De verdad lo soy? No sé lo que eso significa. Estudio Torá todos los días. Hago la cena de Shabat. ¿Me importa que haya un eruv en la calle? No.

FuenteJTA

Últimas noticias