El ataque antisemita contra una anciana en Francia pone de relieve las crecientes amenazas

La abuela de 88 años de la parlamentaria israelí Sharren Haskel fue atacada en Francia en un ataque antisemita, poniendo de relieve la creciente amenaza del Islam radical y el creciente antisemitismo.

En un desgarrador incidente en Francia, la abuela de 88 años de la miembro israelí de la Knesset (MK), Sharren Haskel, fue agredida física y verbalmente en lo que se ha descrito como un ataque antisemita. El ataque, que tuvo lugar el 24 de junio en Val-d’Oise, un suburbio al norte de París, subraya la creciente ola de antisemitismo y la percibida amenaza del Islam radical en el país.

El incidente

Según informes de los medios franceses, la anciana se dirigía a una cita médica cuando fue atacada por dos hombres. Según los informes, los agresores le dieron un puñetazo en la cara, le rompieron un diente, y le dieron patadas en la espalda mientras le lanzaban insultos antisemitas, llamándola “judía sucia” y “vieja sucia”. La víctima, que en ese momento llevaba un collar de la Estrella de David, sufrió múltiples lesiones, incluido dolor en la espalda, las rodillas, el hombro y la muñeca, que requirieron tratamiento médico.

La mujer presentó una denuncia ante la policía el 1 de julio, tras ser instada por René Taïeb, presidente de la Unión de Comunidades Judías de Val-d’Oise y vicepresidente de la Oficina Nacional de Vigilancia contra el Antisemitismo (BNVCA).

Reacciones políticas y sociales

Sharren Haskel, legisladora del partido Nueva Esperanza, condenó la respuesta del gobierno francés al creciente antisemitismo, acusándolo de permitir que «libelos de sangre contra Israel» se propaguen sin control, particularmente después del ataque de Hamás a Israel el 7 de octubre, que encendió la conflicto en curso en la Franja de Gaza. Haskel advirtió que si Francia no protege a sus ciudadanos judíos del Islam radical, la población francesa en general pronto podría enfrentar amenazas similares.

En un artículo de opinión publicado en la revista francesa Causeur, Haskel criticó lo que describió como “propaganda antiisraelí dirigida por el Estado” dirigida por la Agence France Presse (AFP) y los medios públicos franceses, que, según ella, alimenta el antisemitismo. Destacó que el ataque a su abuela no es un incidente aislado sino parte de una preocupante tendencia de aumento de la violencia antisemita en Francia.

Aumento del antisemitismo en Francia

Francia ha sido testigo de un inquietante aumento de actos antisemitas en los últimos años. René Taïeb señaló que se habían descubierto escritos antisemitas en la oficina de correos local de la misma ciudad donde fue atacada la abuela de Haskel. Lamentó que los actos antisemitas no estén disminuyendo sino que estén “explotando”.

La reciente violación en grupo de una niña judía de 12 años por parte de tres adolescentes en un parque de París ha alimentado aún más la indignación y las protestas. La niña denunció a la policía que los atacantes le hicieron amenazas de muerte y comentarios antisemitas durante la agresión. Este incidente, junto con el ataque a la abuela de Haskel, ejemplifica el creciente peligro que enfrenta la comunidad judía en Francia.

Una llamada a la acción

Haskel instó al gobierno israelí a asumir un papel más activo en la lucha contra el antisemitismo global y la protección de las comunidades judías en todo el mundo. También pidió a los judíos que viven en la diáspora que consideren mudarse a Israel, citando la mayor seguridad que ofrece el Estado judío.

«Francia, un país conocido por sus valores de libertad, igualdad y fraternidad, no protege a sus ciudadanos judíos», escribió Haskel. «El ataque violento contra mi abuela no es un incidente aislado, sino parte de una tendencia generalizada y creciente de violencia antisemita que se ha apoderado del país».

Las advertencias de Haskel resuenan con una preocupación más amplia de que si Francia no aborda la cuestión del antisemitismo y la amenaza que plantean las ideologías islamistas radicales, toda la sociedad francesa podría enfrentar graves consecuencias. Destacó que si bien los judíos son a menudo los primeros objetivos, nunca son los últimos, insinuando las implicaciones más amplias para los ciudadanos franceses si la trayectoria actual continúa.

Conclusión

El ataque a la abuela de Sharren Haskel sirve como un crudo recordatorio de la persistente y creciente amenaza del antisemitismo en Francia. Pide una acción urgente tanto de las autoridades francesas como de la comunidad internacional para proteger a los ciudadanos judíos y abordar las causas profundas de tal odio. Mientras Francia se enfrenta a estos desafíos, la seguridad de su población judía sigue siendo un barómetro crucial para el compromiso de la nación de defender sus valores fundamentales.

Te Puede Interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo Último