El líder de una comunidad judía alemana puede no ser judío

El hombre que encabeza una pequeña comunidad judía cerca de Hamburgo, Alemania, ha sido acusado de hacerse pasar por judío durante al menos dos décadas.

Una investigación realizada por la revista Der Spiegel sobre la biografía de Wolfgang Seibert, jefe de la comunidad judía de 250 miembros de Pinneberg desde 2003, reveló que puede ser un impostor.

Seibert niega el informe Spiegel, que se publicó el viernes, y le dijo a los medios de comunicación alemanes que respondería después de hablar con su abogado. También refutó la afirmación de la revista de que dijo que se retiraría de su cargo.

La posición no es pagada pero le da a su líder acceso a fondos comunitarios.

Seibert, de 71 años, se describe a sí mismo como nacido en un campamento de personas desplazadas para sobrevivientes judíos en Alemania y dijo que su abuela sobrevivió a Auschwitz. Se llama a sí mismo un judío liberal y ha sido activo como promotor del diálogo interreligioso.

Pero los reporteros de Spiegel, Martin Doerry y Moritz Gerlach encontraron documentos que indican que Seibert nació el 16 de agosto de 1947, de padres protestantes en Frankfurt, y se bautizó unos días después. Sus abuelos también eran protestantes, dice el informe, y agregó que es poco probable que Seibert haya tenido antepasados ​​judíos. Su abuelo paterno era un sargento alemán en la Segunda Guerra Mundial y su padre era un particular.

Según la revista, Seibert fue condenado varias veces por fraude y malversación, y pasó mucho tiempo en la cárcel antes de que comenzara su papel de líder judío.

El rabino Walter Rothschild, que había servido como rabino principal para las comunidades judías reformadas en el estado alemán de Schleswig-Holstein desde 2003 hasta 2015, planteó la cuestión de la identidad de Seibert con la corte judía, o beth din, después de que el rabino fue despedido de su enviar. Rothschild sirvió a las pequeñas congregaciones de la Reforma en el estado y, por lo tanto, se familiarizó con Seibert y, según se informa, recordó la dificultad que tenía Seibert para documentar sus raíces judías.

(Como no pudo documentar adecuadamente esas raíces, Seibert comenzó un proceso de conversión en 2002 aproximadamente cuando estaba co-fundando la comunidad judía de Pinneberg, según Spiegel. Pero el proceso de conversión se abandonó al año siguiente después de que Seibert presentara documentos que mostraban había sido miembro de la comunidad judía de Frankfurt am Main desde 1972 a 1982 y el apellido de soltera de su madre era Cohen.

El tribunal rabínico decidió que había pruebas suficientes de que Seibert era judío y dejó pasar el asunto.

Pero los reporteros de Spiegel encontraron otra cosa después de consultar numerosos archivos, incluido el Instituto de Historia de la Ciudad en Frankfurt, el Centro Conmemorativo de Yad Vashem en Jerusalén y el Servicio Internacional de Búsqueda en Bad Arolsen en Alemania. También entrevistaron a personas que habían conocido a Seibert, incluidos los antiguos miembros de la comunidad de Pinneberg y el propio Seibert.

Aunque Seibert les dijo que tenía pruebas incontrovertibles de su condición judía, y esta vez dijo que el apellido de soltera de su madre era Sznajder, no presentó ningún documento. También dijo que él mismo había estado dirigiendo los servicios de oración mientras esperaba que el rabino recién contratado de la comunidad comenzara sus tareas el próximo año.

Los periodistas sugirieron en su informe que no es políticamente correcto en Alemania desafiar la identidad judía, por lo que puede haber sido relativamente simple esconderse bajo la cubierta protectora de un presunto pasado judío.

En una segunda entrevista con Seibert, los periodistas lo confrontaron con sus pruebas documentales. En este punto, Seibert les dijo que lo más importante era que se había «sentido» judío desde una edad temprana, y que había contado historias para «coincidir con la identidad judía que sentí que tenía».

También les dijo que renunciaría a su cargo en Pinneberg, una afirmación que Seibert ahora niega.

FuenteJTA

Lo último