El papa Francisco besa el tatuaje de una sobreviviente del Holocausto en Auschwitz

El papa Francisco besó el número tatuado en el brazo de una sobreviviente del Holocausto durante su reunión semanal con el público el jueves.

Lidia Maksymowicz, de 81 años, le mostró al Papa su número y Francisco se arrodilló para besarlo. Los dos no intercambiaron palabras, dijo a Vatican News.

«Nos entendimos con una mirada», dijo Maksymowicz, y agregó que el gesto del pontífice «me ha fortalecido y reconciliado con el mundo».

Maksymowicz, una ciudadana polaca que ahora vive en Cracovia, fue deportada a Auschwitz desde su Bielorrusia natal antes de cumplir 3 años. En el campo fue sometida al trabajo del infame médico nazi Josef Mengele, quien experimentó con prisioneros judíos.

En los últimos años, Maksymowicz ha participado en eventos patrocinados por la organización benéfica católica Sant’Egidio destinados a educar a los jóvenes sobre el Holocausto.

Francisco ha emitido con frecuencia denuncias firmes contra el antisemitismo y, a menudo, se ha reunido con grupos y delegaciones judíos. Visitó Auschwitz en 2016, donde rezó en silencio. En 2018, dijo: «La memoria de la Shoah y su atroz violencia nunca debe olvidarse».

FuenteJTA

Lo último