Huérfanos refugiados de Jabad en Odesa, Ucrania son rescatados y llevados a Moldavia

La misión fue ayudada por la embajada de Israel y Jabad y financiada por la Fraternidad Internacional de Cristianos y Judíos, que ha asignado más de $ 4 millones.

Más de 100 niños lograron salir de Ucrania el miércoles, gracias a una operación de estilo militar que funcionó contra viento y marea.

Decenas de niños viven en el orfanato de Jabad en Odesa. El resto fueron enviados por sus padres, quienes se quedaron atrás, en algunos casos para ayudar a niños más pequeños o padres ancianos, y en algunos casos para luchar.

Los niños salieron de Odesa a las 7 am en cuatro autobuses y llegaron a Chisinau, Moldavia a las 5 pm, un viaje que normalmente toma tres horas. Pero las carreteras están repletas de autos llenos de refugiados que huyen de Ucrania, y 40 de los niños carecían de documentos.

Por ahora, irán a Berlín, donde Jabad Rabbi Tiechtel los cuidará, con la esperanza de que la guerra en Ucrania termine pronto y los niños puedan regresar.

Daniel Svechnikov, de 16 años, de Odesa, dejó atrás a su madre, que está cuidando a su hermano de cinco años, que tiene necesidades especiales.

Huérfanos refugiados de Jabad en Odesa, Ucrania son rescatados y llevados a Moldavia
Huérfanos judíos que fueron pasados ​​de contrabando hoy de Odesa a Chisinau en una operación de rescate especial de Chabad y la IFCJ (Fraternidad Internacional de Cristianos y Judíos) vistos en Chisinau, Moldavia, 2 de marzo de 2022. (crédito: NATI SHOHAT/FLASH90)

“Está preocupada por mí, pero me dijo que estaba bien que me fuera”, dijo Svechnikov. “Tenía miedo porque escuché bombas. Los rusos destruyeron objetivos militares cerca de mi casa. En la frontera, vi tantos autos y gente caminando. La policía nos ayudó con el tráfico y gracias a Dios estamos aquí.

Svechnikov dijo que quiere vivir en Israel, aprobar los exámenes de matriculación y servir en las FDI. Dijo que espera que su familia lo siga al estado judío.

Shoshana Khusid, de 18 años, dijo que sus padres se quedaron para cuidar a su abuela. Se llevó a su hermano y hermana pequeños con ella.

“Es muy duro”, dijo. “Tenía miedo porque había muchas sirenas ruidosas. Desde el primer día de la guerra, supe en mi cabeza que tenía que irme”.

La misión fue ayudada por la Embajada de Israel y Jabad y financiada por la Fraternidad Internacional de Cristianos y Judíos, que ha asignado más de $4 millones, donados por amigos de Israel en los Estados Unidos y Canadá.

La subvención se transfiere a organizaciones judías en el campo y ayuda a la comunidad judía con alimentos, medicinas, líneas telefónicas de emergencia, evacuación, combustible y generadores. El dinero se utilizará, entre otras cosas, para las actividades de la Agencia Judía, Jabad, el Comité de Distribución Conjunta, Tikva y otras organizaciones activas en Ucrania.

ViaJP

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más reciente