La izquierda unida quiere borrar toda referencia judía de la ciudad de Córdoba

Primero fueron los católicos y la catedral de Córdoba. Ahora los comunistas de IU han puesto su objetivo en los judíos para lo que han realizado una moción para boicotear y eliminar cualquier tipo de evento cultural relacionado con Israel y el judaísmo.
Primero fueron los católicos y la catedral de Córdoba. Ahora los comunistas de IU han puesto su objetivo en los judíos para lo que han realizado una moción para boicotear y eliminar cualquier tipo de evento cultural relacionado con Israel y el judaísmo.


Izquierda Unida ha sido tradicionalmente uno de los partidos que más ha hecho del laicismo una bandera ideológica. Y todavía lo sigue haciendo. En Córdoba, ciudad en la que IU ha participado en los gobiernos municipales, saben muy bien de las ofensivas de los comunistas contra los católicos. Ahora el turno le ha llegado a los judíos.
Izquierda Unida va a presentar una moción en el Pleno del Ayuntamiento que tiene como objetivo boicotear a Israel mediante la eliminación de todo lo judío en la ciudad. El propio partido forma coalición de gobierno con el PSOE por lo que su influencia puede ser decisiva para llevar a término esta ofensiva laicista.
La intención de IU es eliminar de la programación cultural cualquier elemento que tenga relación con el judaísmo y con su herencia cordobesa. La propuesta comunista pide que la ciudad se una a la campaña internacional BDS, cuyo fin es boicotear comercialmente y culturalmente a Israel.
En este sentido, la concejal de IU Amparo Pernichi exigió que la celebración del Festival de Música Sefardí o la celebración del aniversario de la Sinagoga tiene que ser claramente “repensado”.
“Lo que hay que hacer es sentarse y repensar qué estamos haciendo y a quién estamos apoyando”, aseguraba la edil comunista, que añadía que “hay cosas que están por encima de cualquier interés económico; hay cosas que hay que defender porque son derechos humanos que están muy perjudicados”.
Una nueva ofensiva laicista de la izquierda
Y es que el anterior consistorio de la ciudad, gobernado por el Partido Popular, trató de aprovechar la rica historia de la ciudad para atraer el turismo israelí y de religión judía, planteando incluso habilitar la Sinagoga de Córdoba para la celebración de bodas por el rito hebreo.
La edil comunista incluso puso ejemplos del boicot que está sufriendo Israel en otros ámbitos como la petición de que no se compren patatas de Mercadona por ser cultivadas en territorio israelí o contra productos de L´oreal por ser fabricados en dicho país.
Sin embargo, no es la primera vez que IU emprende una campaña laicista de estas características. Desde hace años la catedral de Córdoba es el objetivo primordial de la izquierda. Por un lado, para ser expropiada y por otro para que se abra al culto musulmán.
Desde el principio, Izquierda Unida y la Junta Islámica trabajaron juntos para conseguir que se pusiera fin de manera paulatina al culto católico mientras se iba cediendo el templo a los musulmanes.
Al no prosperar esta iniciativa, los comunistas embaucaron al PSOE para que liderara la expropiación de la catedral, guerra que aún sigue abierta por la izquierda para arrebatar la gestión de la catedral a la Iglesia Católica, que destina todo el dinero que recibe de las entradas al mantenimiento del templo y a la realización de numerosas obras sociales.
Pero el objetivo de la coalición comunista-musulmán es otra. Mohamed Escudero, exvicepresidente de la Junta Islámica de España: “Sería muy bello convertir Córdoba en La Meca de Occidente”.

Fuente: actuall.com

Lo último