La Policía de Montana clava un Mezuzah en la puerta de la estación, desafiando a los neonazis

La fuerza policial de Whitefish, Montana - el sitio de la marcha neo-nazi que no era - acaba de clavar una mezuzá en la puerta de su estación en una señal de solidaridad con la comunidad judía sitiada.

La fuerza policial de Whitefish, Montana – el sitio de la marcha neo-nazi que no era – acaba de clavar una mezuzá en la puerta de su estación en una señal de solidaridad con la comunidad judía sitiada.

Durante una gira de grupo de Whitefish por rabinos ortodoxos de los Estados Unidos y Canadá, Rabi Adam Scheier, un líder congregacional de Montreal, preguntó al jefe de policía William Dial si él consideraría poner una mezuzá en la puerta de su oficina.

Según el mensaje público de Facebook de Scheier, Dial dijo: «No, no lo pondré en la puerta de mi oficina. Quiero poner en un lugar más céntrico, donde todos lo verán».

Scheir y Dial entonces clavaron la mezuzá, comprada en Israel y hecha de piedra de Jerusalén, a una puerta que «todo oficial de policía pasa al entrar a la estación», escribió el correo de Scheir en Facebook.

Hace sólo unas semanas, el blogger neonazi Andrew Anglin prometió dirigir una marcha armada en esta ciudad de esquí contra miembros de la comunidad judía. Whitefish es la ciudad natal del nacionalista blanco Richard Spencer, que popularizó el término «alt-right». La marcha neonazi fue organizada en apoyo de Spencer y su familia, que los nacionalistas blancos afirmaron estaban siendo injustamente atacados por activistas judíos.

La marcha de Anglin fracasó después de que no obtuvo un permiso, pero durante semanas los judíos de la ciudad fueron bombardeados con amenazas en línea. Anglin ha prometido reprogramar su marcha, tal vez para el próximo mes.

Últimas noticias