“Los judíos conversos son parte de nuestro pueblo”

Diputados de la Knéset (parlamento) han conformado un lobby parlamentario para la inclusión de los descendientes de judíos españoles y portugueses convertidos forzosamente al cristianismo (conocidos como marranos o Bnei Anusim).
Diputados de la Knéset (parlamento) han conformado un lobby parlamentario para la inclusión de los descendientes de judíos españoles y portugueses convertidos forzosamente al cristianismo (conocidos como marranos o Bnei Anusim).

La iniciativa es motorizada por el diputado Robert Ilatov (Israel Beitenu), y por Ashley Perry, presidente de la ONG Reconectar, dedicada al contacto con los descendientes de judíos conversos.
Tuvo lugar en la Knéset una conferencia sobre los aspectos históricos de la persecución antijudía en tiempos de la Inquisición católica, y la permanencia de la memoria judía por parte de los descendientes de conversos en condiciones clandestinas hasta el día de hoy, y en esa misma conferencia se presentó el lobby parlamentario que se dedicará a fomentar iniciativas diplomáticas, políticas y religiosas vinculadas al tema.
Como iniciativa religiosa, el lobby fomentará la inclusión de una responsa en la ley judía, que incluya el reconocimiento de los Bnei Anusim como parte íntegra del pueblo judío, más aún teniendo en cuenta que figuras rabínicas importantes en la historia ya han apoyado este criterio, como el rabino Yosef Caro, autor del tratado halájico Shulján Aruj (1488-1575), y los rabinos contemporáneos Aaron Soloveitchik (1917-2001) y Ovadia Yosef (1920-2013).
Ilatov y Perry, citan al demógrafo Sergio Della Pergola, quien aseveró que un horizonte demográfico optimista para el pueblo judío se haría posible con la inclusión de los Bnei Anusim, y sostienen que eso reforzaría los lazos de Israel con la comunidad de latinos descendientes de conversos en Estados Unidos, y contrarrestaría la propaganda anti-Israel del movimiento BDS
Fuente: Aurora Israel

Últimas noticias