No basta con el apellido para la ciudadanía española

No basta con el apellido para la ciudadanía española
La lista con miles de apellidos que obtendrían la nacionalidad es falsa. Sin embargo, España otorgará esa categoría a miles de personas. Conoce de qué se trata.

Desde hace unos días circula por redes sociales, internet y hasta en varios medios se ha publicado una lista de 5.220 apellidos que cuyos portadores podrían llegar a obtener la ciudadanía española. Sin embargo, la información no es tan fehaciente y si bien es cierto que España proyecta otorgar esta categoría a miles de personas repartidas en el mundo, está pensado solo para descendientes de judíos sefardíes.
Aunque muchos pudieron llegar a pensar que con solo llevar un apellido como Álvarez, Cortéz, López, Martínez o Sánchez, entre otros 5.215, podrían llegar a obtener la ciudadanía española, no es así de simple. Es que esa supuesta lista no es oficial y no solo por llevar ese apellido podrá obtenerse el beneficio.
Resulta que un proyecto de las autoridades españolas busca reparar su deuda histórica con los judíos que fueron expulsados del país por los Reyes Católicos en 1492. “Se trata de enmendar un error histórico y dar la nacionalidad española a los descendientes“, argumentan.
La reparación está pensada para aquellos descendientes de los judíos que vivieron 1.500 años en España antes de la expulsión y, según los libros de historia, a partir de su salida se establecieron en el norte de África, los Balcanes y el antiguo Imperio Otomano, aunque luego la diáspora se amplió a otros territorios.
Hasta ahora, los sefardíes podían optar a la nacionalidad española por dos vías: después de dos años de residencia en España (al igual que los nacionales de Iberoamérica, Portugal y Filipinas) o por “circunstancias excepcionales”, con la llamada carta de naturaleza, una forma de tener la nacionalidad con criterios más discrecionales prevista en el Código Civil que data de un decreto de 1924.
Sin embargo, el Ministerio de Justicia reconoció que “esta segunda vía, al tratarse de un acuerdo del Consejo de Ministros en el que se valoran las excepcionales circunstancias de su vinculación con España, quedaba al arbitrio de los respectivos gobiernos” y por ello emprendió la reforma legal para agilizar los procesos de nacionalización de los sefardíes.
Pero cabe aclarar que la ley no está aprobada aún. De lograrse, unos 150.000 sefardíes podrán solicitar la nacionalidad española, siempre y cuando demuestren el origen y el mantenimiento de su “vinculación con España“.
Según explicaron a SITIO ANDINO desde el Consulado de España en Mendoza, quienes deseen realizar el trámite deberán probar su descendencia judía y su filiación con España de hasta dos generaciones (padres, abuelos o bisabuelos).
Además, explicaron que quienes quieran más información al respecto deberán acercarse hasta la sede y hacer la consulta personalmente ya que esta información “causó mucho interés” y abarrotaron de llamadas telefónicas y correos electrónicos.
Quiénes son los judíos sefardíes:
Se denomina “sefardíes” a los judíos que vivieron en la Península Ibérica y en particular a sus descendientes, aquéllos que tras el Edicto de 1492 que compelía a la conversión forzosa o a la expulsión tomaron esta drástica vía.
La denominación viene de “Sefarad”, que significa España en lengua hebrea.
“La presencia judía en tierras ibéricas era firme y milenaria, palpable aún en vestigios de verbo y de piedra. Sin embargo y por imperativo de la Historia los judíos volvieron a emprender los caminos de la diáspora, agregándose o fundando comunidades nuevas principalmente en el Norte de África, en los Balcanes y en el Imperio Otomano”, dice el proyecto.
Fuente: sitioandino.com

Lo último