Países árabes se acercan a la diáspora judía

Países árabes se acercan a la diáspora judía
Quizás como un modo de acercarse progresivamente hacia Israel, algunos países árabes están teniendo cálidas relaciones con la diáspora judía. La sinagoga de diseño árabe Bnei Jeshurun en Nueva York se llenó de congresales para homenajear al rey Mohammed V de Marruecos, por su protección de la comunidad judía de Marruecos durante la ocupación nazi.
La velada, que contó con la presencia de dignatarios del reino de Marruecos, conmemoró también el décimo aniversario de Kivunim, un programa de viajes para jóvenes judíos de Estados Unidos que van al país norafricano para conocer su cultura y el pasado judío de su comunidad.
La ceremonia de Kivunim fue interreligiosa, con la inclusión de rabinos e imames que cantaron sus oraciones. Como Israel y Marruecos no tienen relaciones diplomáticas oficiales, Israel fue apenas mencionado, a pesar de que el programa Kivunim incluye un curso académico completo de estudios centrados en Israel junto con viajes en el Estado judío, y sólo 12 días en Marruecos. No apareció la bandera de Israel, y los únicos himnos cantados eran los de los Estados Unidos y Marruecos. La Princesa Laila Hasna (vestida con un caftán tradicional judío) recibió el premio
póstumo en nombre del difunto rey, su abuelo; y André Azoulay, judío marroquí y consejero del actual gobernante, el Rey Mohammed VI, entregaron un mensaje en su nombre.
«Hoy necesitamos, más que nunca, reflexionar sobre las lecciones y la relevancia de esta parte de la historia con el fin de defendernos con más fuerza de las aberraciones mortales que están secuestrando nuestras culturas, nuestras creencias y nuestras civilizaciones», decía el mensaje.
En su discurso, el rey elogió el «Islam ilustrado» y señaló que las sociedades están demasiado a menudo «deterioradas, por no decir envenenadas, por la regresión y el arcaísmo».
No solamente Marruecos muestra relaciones cálidas con la comunidad judía. Hace apenas unas semanas, el emirato de Bahrein celebró su primera ceremonia de encendido de velas de Janucá desde 1948, con la presencia del Presidente de la Conferencia de Rabinos Europeos Moshe Levin.
Recientemente, Túnez anunció su premio prestigioso literario Goncourt al escritor Tobie Nathan, por su trabajo sobre la expulsión de los judíos egipcios.
El presidente de Egipto, Abdel Fatah A-Sisi, se ha reunido con funcionarios del Congreso Judío Mundial, para proteger el patrimonio judío del país amenazado de extinción.

Últimas noticias