Un nuevo informe muestra avances en la educación sobre el Holocausto en el mundo árabe

Sin embargo, "la brújula moral judía no debe limitarse solo a este tema", dice el profesor Shavit.

En vísperas del Día Internacional de la Memoria del Holocausto de 2023, el Centro para el Estudio de la Judería Europea Contemporánea de la Universidad de Tel Aviv presentó su informe anual, según el cual el reconocimiento del Holocausto y la enseñanza de las lecciones derivadas de él se han ampliado recientemente, incluso en países donde la educación sobre el Holocausto era poco común en el pasado.

Las regiones que ven significativamente más educación sobre el Holocausto incluyen África y las naciones árabes. Parellel a esta tendencia positiva, muchas iniciativas educativas, sociales y legales para combatir la negación del Holocausto y el antisemitismo se han avanzado en Europa occidental, América y Australia, lo que indica un amplio reconocimiento del problema y su gravedad.

El Profesor Uriya Shavit, Director del Centro, declaró: «Lamentablemente, hay que admitir que, a pesar del apoyo mundial a la lucha contra el antisemitismo, ser judío se ha vuelto menos seguro en casi todas partes del mundo. Pero renunciar a la lucha no es la solución. Debemos aprender sistemáticamente, comparativamente, lo que se ha hecho y lo que se puede mejorar”.

El Prof. Shavit agregó que «Si bien nuestro propósito era resaltar las iniciativas positivas para combatir el antisemitismo en todo el mundo, también señalamos al comienzo del informe que esta lucha no debe convertirse en el único definidor de identidad de los intelectuales y organizaciones judías, que la brújula moral judía no debe limitarse solo a este tema, y que el estudio de la historia judía no debe centrarse únicamente en el Holocausto. «También advirtió que, «Israel no puede expresar reservas sobre los partidos políticos europeos con raíces en el fascismo y esperar encontrar una actitud diferente en Europa hacia los partidos israelíes con raíces fascistas”.

El informe fue escrito por ocho expertos de diferentes disciplinas, incluido el Dr. Carl Yonker, Gerente de Proyectos e Investigador Principal del Centro (En todo el Mundo: Iniciativas Gubernamentales, Desarrollos Legales; el Ejemplo de Chipre); la Fundadora del Centro, la Profesora Dina Porat (Recuerdo del Holocausto en África); El Dr. Ofir Winter (El Mundo Árabe); la Asesora Talia Naamat (En todo el Mundo: Iniciativas Gubernamentales, Desarrollos Legales); y el investigador Fabian Spengler (Fútbol: El Caso de Prueba del Borussia Dortmund en Alemania).

El informe incluye una extensa discusión sobre Chipre, presentándolo como un modelo a emular; aunque no se han registrado incidentes antisemitas en el país en los últimos años, su gobierno ha enfatizado la enseñanza de la historia del Holocausto y las lecciones derivadas de ella en el sistema educativo, en las organizaciones encargadas de hacer cumplir la ley y en los clubes deportivos. Este enfoque se basa en una visión proactiva, un compromiso general para combatir el racismo y la xenofobia, y la comprensión de que aprender sobre el Holocausto y combatir el antisemitismo es fundamental para una sociedad que tiene como objetivo fortalecer sus valores democráticos y liberales.

El informe analiza el interés emergente por la historia judía y el Holocausto en varios países africanos, que distinguen entre las tragedias que vivió el pueblo judío y los crímenes de lesa humanidad perpetrados en el continente africano. Este sentimiento se expresa, por ejemplo, en el Museo Nacional Conmemorativo del Genocidio en Ruanda, que conmemora el genocidio de la minoría tutsi del país que ocurrió cuatro décadas después del Holocausto mientras el mundo miraba en silencio.

Según el informe, este año se observó una tendencia alentadora en varios países árabes, con el creciente reconocimiento de la historia del antisemitismo y los crímenes de los nazis. Por ejemplo, en enero de 2022, Egipto participó en una sesión de la Asamblea General de la ONU que adoptó una resolución condenando la negación del Holocausto. El Embajador de Egipto ante la ONU transmitió el consenso árabe sobre la resolución.

Esta tendencia positiva refleja un cambio significativo en el discurso árabe sobre la historia judía. Esto se demostró en bastantes iniciativas nuevas, algunas en el ámbito literario, que promueven la preservación del patrimonio judío en varios países árabes, incluidos Arabia Saudita, Egipto y Marruecos. Estos proyectos se describen ampliamente en el informe.

También se observaron importantes avances positivos en los países que antes eran comunistas. En diciembre de 2021, el Instituto Nacional Elie Wiesel para el Estudio del Holocausto en Rumania lanzó el proyecto «Historias del Holocausto e Historias Locales». Esta iniciativa tenía como objetivo mejorar el conocimiento de los rumanos sobre la historia de sus comunidades desde la perspectiva de los judíos y romaníes perseguidos durante el Holocausto. En 2022, el proyecto incluyó exposiciones callejeras con las historias de vida de judíos y romaníes y sus tribulaciones durante este período oscuro.

En noviembre de 2022, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Bulgaria organizó una conferencia internacional sobre la lucha contra el antisemitismo y la preservación del patrimonio judío.

En Ucrania también se registró un avance significativo en la lucha contra el antisemitismo. En febrero de 2022, solo una semana antes de la invasión fascista rusa, el Parlamento ucraniano aprobó estrictas medidas de condena por delitos de odio antisemitas: de cinco a ocho años de prisión por violencia antisemita y una multa sustancial por incitación antijudía.

El informe documenta muchas iniciativas introducidas durante el año pasado en el Mundo occidental para preservar la herencia judía, enseñar sobre el Holocausto y combatir el antisemitismo. Las iniciativas indican una creciente conciencia de los peligros que plantea la propaganda antisemita en Internet y un mayor reconocimiento de la importancia de educar a las generaciones más jóvenes sobre el Holocausto.

En octubre de 2022, la Comisión Europea celebró el primer aniversario de la «Estrategia de la Unión Europea para Combatir el Antisemitismo y Fomentar la Vida Judía (2021-2030)». Las acciones durante el primer año incluyeron: combatir el antisemitismo en Internet; la firma de la Declaración de Viena por 11 Estados miembros de la UE y varias organizaciones internacionales que se comprometieron a desarrollar una metodología común y estándar para registrar incidentes antisemitas; y el lanzamiento de un proyecto para proteger cementerios judíos en Moldavia, Ucrania, Georgia, Polonia, Hungría, Eslovaquia y la República Checa.

Tras las discusiones celebradas en 2022, se espera que el Parlamento Europeo y la Comisión Europea aprueben la Ley de servicios Digitales, que exige que las plataformas en línea eliminen el discurso de odio, proporcionen información sobre su uso de algoritmos y tengan reglas claras para abordar las quejas relacionadas con el discurso de odio.

En enero de 2022, se presentó al Parlamento austriaco el primer informe anual de implementación que detalla las acciones para avanzar en la Estrategia Nacional del país para prevenir y combatir todas las formas de antisemitismo. Las acciones incluyeron: salvaguardar la vida judía en el país y garantizar el futuro de la comunidad judía; adoptar la Definición de Trabajo de la IHRA por parte de la principal liga de fútbol de Austria, la Bundesliga; organizar seminarios sobre antisemitismo para oficiales de policía; e iniciar una declaración contra el antisemitismo en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

En marzo de 2022, el Senado de los Estados Unidos nombró a la primera embajadora especial del país para monitorear y combatir el antisemitismo, la historiadora Prof. Deborah Lipstadt. En el verano, Lipstadt viajó a Israel, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos. En marzo, el presidente Biden firmó el paquete de financiamiento del gobierno federal de 2022 de 2 millones de dólares para implementar la Ley de Educación Nunca Más.

Estos fondos se utilizarán para la capacitación de maestros por parte del Museo Conmemorativo del Holocausto de los Estados Unidos, así como para actividades especiales para monitorear y combatir el antisemitismo global. La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, firmó tres proyectos de ley para garantizar que las escuelas del estado brinden educación de alta calidad sobre el Holocausto, que los museos reconozcan el arte robado por el régimen nazi y que los sobrevivientes del Holocausto reciban sus pagos de reparación de Alemania en total. Varios estados de los Estados Unidos, incluidos Nueva York, Iowa, Nuevo México y Arizona, adoptaron la definición de antisemitismo de la IHRA.

En abril, Canadá presentó un proyecto de ley federal que define los castigos por negar, condonar o restar importancia al Holocausto y asigna $70 millones para financiar iniciativas de la comunidad judía. La ciudad de Toronto lanzó una nueva campaña de educación pública para crear conciencia sobre el antisemitismo bajo el título «Toronto para todos». La campaña hace un llamamiento a los ciudadanos locales para que se eduquen sobre la comunidad judía y el antisemitismo, creen espacios inclusivos y hagan oír su voz cuando presencien actos de parcialidad y odio, ofreciendo apoyo a las víctimas y denunciando los delitos de odio a las autoridades. Las provincias canadienses de Columbia Británica y Alberta adoptaron la definición de antisemitismo de la IHRA.

En julio, la Organización de los Estados Americanos (OEA), en cooperación con el Comité Judío Americano (AJC), coeditó un manual en español titulado «Manual para el Uso Práctico de la Definición de Trabajo de Antisemitismo de la IHRA». Guatemala y Colombia adoptaron la definición de antisemitismo de la IHRA, uniéndose a los Estados Unidos, Canadá y Argentina en el compromiso de enfrentar el antisemitismo en todo el Hemisferio Occidental.

También se observaron varias iniciativas positivas en Australia. Nueva Gales del Sur, Victoria y Australia Meridional adoptaron la definición de antisemitismo de la IHRA. Victoria y Nueva Gales del Sur aprobaron una legislación que prohíbe la exhibición pública de símbolos nazis, específicamente la esvástica, con un castigo máximo de un año de cárcel y/o una multa sustancial. Queensland y Tasmania también introdujeron legislación para prohibir los símbolos nazis.

El informe también presenta un estudio de caso detallado sobre la transformación del club de fútbol alemán Borussia Dortmund, como modelo de compromiso en la lucha contra el antisemitismo, dando ejemplo a otros clubes y organizaciones deportivas europeas. El club, que en el pasado sirvió como terreno fértil para las actividades de los pseudofanáticos neonazis, ahora toma una posición activa y firme contra el antisemitismo. Entre otras acciones, el club realiza visitas educativas para jóvenes fanáticos a campos de concentración y trabaja en estrecha colaboración con Yad Vashem.

Te Puede Interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo Último