Victoria Starmer: la esposa judía y de bajo perfil del nuevo primer ministro del Reino Unido

Victoria Starmer, esposa judía del primer ministro británico Keir Starmer, mantiene un perfil bajo, trabaja para el NHS y mantiene la privacidad familiar en medio de la vida política.

Victoria Starmer, la esposa del nuevo Primer Ministro del Reino Unido, Keir Starmer, es una figura intrigante que ha mantenido un perfil bajo a pesar de la prominencia política de su marido. Victoria, una ex abogada que actualmente trabaja en el Servicio Nacional de Salud (NHS), ha evitado en gran medida los focos de atención, apareciendo raramente en público y sin conceder entrevistas desde que Keir se convirtió en líder del Partido Laborista en 2020.

Una vida lejos del centro de atención

Las apariciones públicas de Victoria Starmer han sido escasas. Se la ha visto en los colegios electorales durante las elecciones, asistiendo al torneo de tenis de Wimbledon, disfrutando del concierto de Taylor Swift en Londres y participando en cenas y recepciones de estado en el Palacio de Buckingham. Una excepción notable fue en 2023, cuando se unió a su esposo en el escenario de la conferencia anual del Partido Laborista, luciendo con orgullo un vestido rojo con los colores del partido.

A pesar del ascenso de su marido al cargo político más alto del Reino Unido, Victoria tiene la intención de continuar su trabajo como trabajadora de salud ocupacional dentro del NHS. Este firme compromiso con su carrera subraya su dedicación al servicio público y su deseo de mantener una apariencia de normalidad en medio del torbellino político.

Vida temprana y carrera

Victoria Alexander fue criada en el norte de Londres por su padre judío polaco, un ex contable, y su madre, una médica comunitaria. Su herencia judía ha influido en su vida familiar, con tradiciones como las visitas a la sinagoga y las cenas de los viernes por la noche transmitidas a sus hijos.

Victoria estudió derecho en la Universidad de Cardiff en Gales, donde se desempeñó como directora del sindicato de estudiantes. Su carrera inicial incluyó el voluntariado en la sede de la campaña laborista bajo la dirección de Tony Blair y trabajó como abogada en un bufete de abogados antes de unirse al NHS. Fue durante su época como abogada que conoció a Keir Starmer mientras trabajaba en un caso judicial. Su relación comenzó con una llamada telefónica sobre documentos legales y desembocó en una cita en un pub de Camden, al norte de Londres. La pareja se casó en 2007 y desde entonces ha tenido dos hijos, un hijo y una hija.

Vida familiar y personal

La familia Starmer reside en Kentish Town, dentro del distrito electoral del norte de Londres de Keir. A pesar de sus compromisos políticos, Keir siempre ha enfatizado la importancia de la familia y describe a Victoria como «muy atrevida, con los pies en la tierra». Ha reconocido que su papel en el NHS le proporciona una visión directa de los desafíos que enfrentan los trabajadores de la salud y la moral general dentro del sistema.

Victoria ha sido descrita por amigos de la familia como el complemento perfecto de Keir, y a menudo se la conoce como «el yin de su yang». Los asesores laboristas consideran que su apoyo y presencia son invaluables, a pesar de que deliberadamente se ha mantenido a una distancia segura de los medios. Esta decisión se destacó especialmente durante la reciente campaña electoral, cuando Keir explicó que deseaba centrarse en los exámenes finales de su hijo.

Mantener la privacidad y afrontar los desafíos

La familia Starmer está decidida a proteger a sus hijos de la atención de los medios. Esta resolución fue evidente cuando Victoria testificó ante el tribunal el mes pasado sobre un caso que involucraba a tres activistas pro palestinos que protestaron frente a la casa familiar. La protesta fue en respuesta a la postura laborista sobre el conflicto de Israel con Hamas en Gaza. Victoria describió sentirse «aprensiva e incómoda» durante el incidente, destacando los desafíos personales que enfrentan las familias políticas.

Conclusión

Mientras Victoria Starmer afronta su nuevo papel como esposa del Primer Ministro del Reino Unido, sigue comprometida con su carrera y su familia. Su enfoque discreto y su dedicación a sus responsabilidades profesionales y personales ofrecen un refrescante contraste con las vidas, a menudo muy visibles, de los cónyuges políticos. Con su apoyo, Keir Starmer llega a Downing Street, listo para liderar la nación mientras protege ferozmente la privacidad y el bienestar de su familia.

Te Puede Interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo Último