martes, diciembre 1, 2020

La banalidad de las mentiras: en ‘Operation Finale’, las falsedades de Eichmann se validan










La nueva película «Operation Finale» sobre la dramática captura de 1961 de Adolph Eichmann es técnicamente magistral. Es una lástima que a las audiencias no se les diga cuál es técnicamente la verdad histórica también.

Al igual que la filósofa germano-alemana Hannah Arendt describió a Eichmann, conocido comúnmente como el «arquitecto» del Holocausto, la «Operación Finale» minimiza el papel de Eichmann en el genocidio masivo del pueblo judío. Además, la película valida sus declaraciones falaces sobre «ignorar las órdenes» y sus supuestos intentos de rescatar a los judíos de los campos de la muerte.

Al inspirar empatía hacia Eichmann y permitirle minimizar sus actividades durante la guerra y la preguerra, los productores de «Operation Finale» colocaron su película en casa con el trabajo seminal de Arendt, «Eichmann in Jerusalem: A Report the Banality of Evil, «Escrito después de su juicio».

En su obra de 1963, Arendt culpó a los judíos europeos por su propia masacre. Ella también declaró que Eichmann no estaba motivado por el antisemitismo, y que tanto él como su maldad eran «banales» o no originales.

Para los televidentes que no están familiarizados con el papel de Eichmann en el Holocausto, la «explicación» principal de la película tiene lugar durante los créditos de apertura, ya que los horarios de los trenes, los mapas y las listas de instalaciones asesinas aparecen en un montaje dramatizado. A lo largo de la película, a Eichmann se lo conoce como «el hombre que dirigía los trenes» y alguien que «transportó millones a la muerte». Estas etiquetas, sin embargo, no expresan el alcance de la carrera de 13 años de Eichmann en las SS.

«Nunca di una orden para matar a un judío», dijo Eichmann en la vida real, así como en la película. Su único crimen fue «ayudar e instigar», dijo el líder de las SS. Al igual que el libro de Arendt, «Operation Finale» hace que Eichmann sea un maestro neurótico y poco inspirado en los horarios de los trenes.

Según Yad Vashem, de Israel, la participación de Eichmann en el Holocausto excedió con creces la organización del transporte a los campos de exterminio: Numerosos testigos y documentos de fuentes primarias atestiguan la centralidad de Eichmann en la gestión del genocidio, así como sus propios sentimientos personales hacia el proyecto.

El papel de Eichmann era «dominante y tangible, caracterizado por la búsqueda de la perfección, la determinación acerada y, sobre todo, una negativa total a transigir», según Yad Vashem, de Israel.

Según el sitio web de Yad Vashem, «incluso cuando altos colegas apelaron a [Eichmann] en persona para liberar a un solo judío o varios de la deportación a los campos, o cuando el comandante de las SS Himmler le ordenó detener los envíos a Auschwitz, Eichmann con vehemencia rechazado».

Además, Eichmann realizó «frecuentes inspecciones personales» de los campos de exterminio nazis y otros sitios de exterminio. En Auschwitz-Birkenau, donde murieron gaseosas un millón de judíos, Eichmann trabajó directamente con el comandante para mejorar los aspectos técnicos del proceso de exterminio, lo que demuestra que era mucho más que un «engranaje» en la máquina.

Implementando la ‘Solución Final’

Eichmann se unió al partido nazi antes de que Hitler llegara al poder y fue aceptado en las SS después del ascenso del régimen. Un ex vendedor ambulante en Austria, fue designado para ayudar a dirigir el campo de concentración Dachau, donde fue puesto a cargo de la gestión de documentos relacionados con los reclusos judíos del campo.

Desde el comienzo del reino de terror de Alemania, más de media década antes del Holocausto, Eichmann estaba persiguiendo judíos y aprendiendo a encontrar eficiencias dentro del nuevo sistema de campos del Reich.

Una promoción de 1934 vio a Eichmann transferido a la oficina de seguridad de las SS en Berlín. Fue puesto a cargo del departamento de Asuntos Judíos, donde la estrategia de obligar a los judíos a emigrar se promulgó bajo su administración. Durante estos primeros años del régimen nazi, Eichmann se convirtió en el «experto» del régimen en cuestiones judías, con un enfoque en el sionismo.

Después de que Hitler anexó Austria en 1938, Eichmann fue enviado a Viena para expulsar a los judíos de Austria del país. Su eficiencia permitió que esto se llevara a cabo a una velocidad mucho mayor que la que había sido posible en Alemania. Antes de que las víctimas emigrasen, Eichmann logró el proceso de robo de sus propiedades.

Debido a su éxito sin precedentes en hacer que Austria sea «libre de judíos», Eichmann recibió la tarea del mismo proyecto en Praga, un año después, después de que los aliados capitularan ante Hitler en Munich.

El pináculo de la carrera de la organización de Eichmann llegó en enero de 1942, cuando aplicó los resultados de su carrera en la persecución de los judíos. En una villa junto al lago en Berlín, Eichmann se tomó el tiempo mientras los departamentos del Reich dividían las responsabilidades para la aniquilación de los judíos europeos.

En el lenguaje moderno, Eichmann era el principal estratega del genocidio, alguien que hacía mucho más que «asegurarse de que los trenes funcionaran».

Al igual que otros líderes en el régimen, Eichmann siempre estaba «trabajando para el Führer» cuando llevaba a cabo asesinatos en masa. Ese término se implementó para alentar a los líderes alemanes a ir más allá en sus esfuerzos, y no esperar a que Hitler emita órdenes específicas.

Un ejemplo de Eichmann «trabajando para el Führer» – no mencionado en la película – tuvo lugar en Francia, donde Eichmann coaccionó personalmente a los oficiales para que liberaran a los judíos del país para que pudieran ser asesinados. Hacia el final de la guerra, durante el verano de 1944, Eichmann organizó la matanza de 400,000 judíos húngaros en Auschwitz-Birkenau. La mayoría de los alemanes sabían que la guerra se había perdido, pero el ritmo del genocidio se apresuró a través del aparato de Eichmann.

Pocas de las actividades de Eichmann durante el Holocausto se mencionan en la «Operación Final» más allá de su papel como «maestro de trenes». Sin embargo, fue Eichmann quien aseguró que el asesinato en masa se podía ejecutar «fuera del libro», con los activos de las víctimas su propia matanza. Y fue Eichmann a quien el comandante de Auschwitz-Birkenau le dijo que redujera el número de «transportes» al campo de exterminio, ya que los hornos solo podían procesar tantos cadáveres.

«No esperaba que no me creyeran en absoluto»

El protagonista de «Operation Finale» es Peter Malkin, el agente real del Mossad que ayudó a secuestrar a Eichmann en Argentina. El núcleo emocional de la película es un prolongado encuentro de seguridad entre Eichmann y Malkin, a quien el primero llama «Herr Captor».

Al apenas haber delineado el papel de Eichmann en el genocidio, la película procede a humanizarlo con la ayuda del equipo del Mossad. Eichmann es alimentado con cuchara como un pájaro, brinda un L’Chaim con Malkin y realiza calistenia. También hay una escena con Eichmann en la taza del inodoro, durante la cual hace reír a los agentes del Mossad al contar chistes nazis.

En medio de las escenas de seguridad, una subtrama invertida hace que El Al Airlines se rehúse a expulsar a Eichmann de Argentina a menos que firme un formulario que otorgue permiso a la empresa. No se hizo tal demanda, pero el giro de la trama le da al guión una razón para que Malkin trate a Eichmann con respeto e incluso calidez, o al menos lo suficiente como para obtener su firma.

Durante tres o cuatro tiros fugaces que representan las atrocidades de la era del Holocausto, Eichmann, del actor Ben Kingsley, es rechazado por la sangre derramada, se pone un pañuelo en la nariz o hace muecas con los ojos gruesos. No tiene sentido que Eichmann fuera alguien que se jactara de «haber saltado a la tumba con la risa» por haber logrado el asesinato de millones de judíos, ya que se sabía que Eichmann se había jactado.

Hacia el comienzo de la película, un actor que retrata al primer ministro israelí David Ben-Gurion habla con los agentes del Mossad a punto de partir hacia Argentina. Recordándoles la importancia de su misión, les dice: «El libro de la memoria todavía está abierto». En otras palabras, todavía puede haber un ajuste de cuentas con el pasado, y los perpetradores pueden ser llevados ante la justicia.

Quizás, Hollywood volverá a enfrentar a Eichmann, incluido su comportamiento mentiroso durante el juicio. Dentro de la sala de la corte de Jerusalén, el «arquitecto del Holocausto» jugó semánticamente y mordió su testimonio con mentiras, intentando torcer la evidencia y minimizar su culpabilidad. Dentro de su caja de vidrio a prueba de balas, Eichmann era, como siempre, «un idealista que vivió para sus ideales».

Al final del juicio, Eichmann estaba tan seguro de su retórica en el stand que esperaba recibir un castigo en prisión.

«No esperaba que no me creyeran en absoluto», dijo Eichmann a sus abogados después de pronunciarse la muerte. Como siempre, el idealista había confiado en sus poderes para manipular y engañar.

Fuente: The Times Of Israel

La banalidad de las mentiras: en 'Operation Finale', las falsedades de Eichmann se validan
Shalom Israelhttps://www.shalomisrael.es/
Shalom Israel en español, noticias de Israel y el mundo judío.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ultimas Entradas

Comunidades judías en alerta máxima por amenaza de represalias de Irán

El asesinato la semana pasada del científico nuclear iraní Mohsen Fakhrizadeh generó una furiosa respuesta retórica por parte de los líderes del país, y...

Filipinas es honrada por ayudar a los judíos en el Holocausto y por apoyar la creación de Israel

La Confederación de Sionistas Generales (CGZ), una facción del Congreso Sionista Mundial (WZC), entregó un certificado especial al primer secretario y cónsul de la...

Jefe de las FDI: ‘Continuaremos actuando contra la presencia iraní en Siria’

El Jefe de Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa de Israel, el Teniente General Aviv Kochavi, visitó el domingo el Comando Norte.

Los saudíes aprueban el uso israelí del espacio aéreo de camino a los Emiratos Árabes Unidos, horas antes del vuelo inaugural

Según los informes, Arabia Saudita otorgó permiso a las aerolíneas israelíes para usar su espacio aéreo el lunes, pocas horas antes de que despegara...

¿Han encontrado los arqueólogos el hogar de la infancia de Jesús en Nazaret?

La ubicación de la casa donde vivían Jesús, María y José en Nazaret cuando Jesús era un niño puede haber sido descubierta...