La Lista de Schindler es el centro de una batalla judicial

La Lista de Schindler es el centro de una batalla judicial 1

Miles de documentos del industrial alemán Oskar Schindler, famoso por salvar a miles de judíos durante la Segunda Guerra Mundial, están en el centro de una batalla jurídica entre la albacea argentina de su viuda y la institución judía Yad Vashem, que se disputan su propiedad.

Erika Rosenberg, biógrafa argentina, albacea de Emilie Schindler, se enfrenta a la prestigiosa institución por la propiedad de esos documentos, entre los cuales figuran cuatro copias de la famosa lista de Schindler, en manos de Yad Vashem desde 1999. El original de ese documento que enumera los nombres de los judíos empleados y salvados por Schindler fue destruido al final de la guerra. 

Los papeles estaban en una maleta entregada al memorial de la Shoah en Jerusalén y no pertenecía a Emilie Schindler, afirma Yad Vashem, la organización encargada por ley de conservar y estudiar todos los documentos relativos a la historia del Holocausto, la Shoah. 
Erika Rosenberg asegura, por su parte, que la institución judía usurpó la propiedad de los históricos documentos. 


El industrial alemán Oskar Schindler, miembro del partido nazi, salvó la vida de 1.200 judíos al contratarlos en sus fábricas. 


En 1993, la famosa película  La lista de Schindler  de Steven Spielberg dio a conocer su historia en todo el mundo. 


Tras la guerra, Schindler emigró con su esposa a Argentina antes de regresar solo a su natal Alemania en 1958. 


La maleta de la discordia


La maleta con los documentos y las fotos de Oskar Schindler fue encontrada en Alemania en el domicilio de una tal Annemarie Staehr. 


En su querella ante un tribunal israelí, Erika Rosenberg asegura que Oskar Schindler era el amante de Annemarie Staehr y acusa a esta última de haberse apropiado de la maleta tras la muerte del industrial en 1974. 


Yad Vashem afirma, sin embargo, que la relación entre Schindler y Staehr era platónica y que él le regaló la maleta. 


Los documentos no fueron, por tanto, nunca propiedad de Emilie Schindler, defiende el memorial. 


Ambas partes coinciden en un punto: fueron los hijos de los Staehr quienes encontraron la maleta tras la muerte de sus padres a finales de los años 1990 y la entregaron a un diario alemán. 


Cuando se dio a conocer la existencia de esa maleta, Emilie Schindler emprendió acciones legales para recuperarla. 


Pero, cuando un juez alemán ordenó que se devolviera a la viuda, Yad Vashem ya la había recibido con la ayuda del corresponsal del periódico. 


Yad Vashem presenta a Rosenberg como «una querellante en serie”. Por su parte,  Naor Yair Maman, el abogado de Rosenberg, afirma que su clienta trató de recuperar en vano esos documentos durante años.

Ecos del  pasado 

Litigio  El tribunal de Jerusalén tendrá una sesión preliminar sobre la Lista de Schindler  el próximo  15 de abril.

Friso Una comisión de expertos recomendóal Ministerio de Cultura de Austria no devolver el Friso de Beethoven, un mural de Gustav Klimt, a los herederos del industrial judío al que los nazis expoliaron la obra y que consideran que fue comprada luego por el Estado a un precio injusto y bajo presiones. 
Himno  Un preestreno que debía destacar a un joven compositor fue anulado en Nueva York luego de que la dirección reconociera el pasaje de un himno nazi: Horst Wessel.
Fuente: AFP / Jerusalén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *