Marido y Mujer: La unión perfecta

Las palabras que la Torá usa para describir a ambos sexos del ser humano en el libro de Bereshit 2:23, nos muestran que no se puede existir uno sin el otro: Isháh/Mujer, posee un valor numérico de: Álef=1, Shin=300 y Hei=5, total=306, e Ish/Hombre tiene un valor de: Álef=1, Yud=10 y Shin=300, total=311.

Si sumamos el total de ambos valores: 306+311, el resultado es: 617. Exactamente este es el mismo valor numérico de la palabra: Habrit/El pacto (Bereshit 9:12): Hei=5, Bet=2, Resh=200, Yud=10 y Tav=400, total=617.

El hombre que engaña a su esposa ha quebrantado su corazón: Malají 2:14.- “Entonces preguntarán ¿Por qué? Porque El Eterno ha atestiguado entre tú y la esposa de tu juventud, a la que tu traicionaste, a pesar de que ella es tu compañera, y la mujer de tu pacto”.

El Eterno lo ha dicho claro: La esposa y el esposo están unidos por medio de un pacto, y los vínculos que unen a la pareja son: El amor, el respeto, la comprensión, la tolerancia, la armonía y la Bendición que Da El Eterno.

Cuando uno de estos valores falta, y se rechaza la Bendición del Elyón, entonces surgen los problemas matrimoniales y en casos extremos el divorcio. ¡Que Hashem nos Ayude a amar aún más a nuestra parej!.

Fuente: Cultura Judía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *