Antony Blinken en Tel Aviv: Garantiza el respaldo inquebrantable de Estados Unidos a Israel

TEL AVIV – En un emotivo encuentro, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, llegó a Tel Aviv para ofrecer un firme compromiso: «Mientras Estados Unidos exista, Israel nunca tendrá que defenderse solo». Su visita se produjo en un momento crítico, después del devastador ataque de Hamás en el sur de Israel que cobró la vida de más de 1,300 personas, en su mayoría civiles.

El secretario, con raíces judías, compartió su conexión personal con la historia del Holocausto y su compromiso inquebrantable para evitar que el conflicto actual entre Israel y Hamás se agrave. En un conmovedor discurso, recordó la huida de su abuelo de los pogromos en Rusia y la supervivencia de su padrastro en los campos de concentración nazis, lo que le permitió comprender la angustia que sienten los judíos israelíes.

Además, Blinken hizo hincapié en su papel como esposo y padre, al recordar a las familias asesinadas durante el ataque de Hamás, resaltando la necesidad de poner fin a esta escalada de violencia. Calificó los actos de terror de Hamás como «depravados», comparándolos con lo peor de ISIS, subrayando la brutalidad de los asesinatos, violaciones y atrocidades cometidas por el grupo extremista.

No obstante, destacó la valentía del pueblo israelí en medio de la adversidad, resaltando ejemplos de heroísmo y solidaridad en tiempos de crisis. Afirmó que Estados Unidos respalda a Israel con un apoyo militar significativo, incluyendo el suministro de interceptores de municiones para fortalecer la Cúpula de Hierro.

Blinken reiteró la advertencia de Estados Unidos a cualquier actor que pretenda atacar a Israel durante esta crisis y subrayó el despliegue de recursos militares en la región para garantizar la seguridad de Israel. También mencionó los esfuerzos para asegurar la liberación de los rehenes tomados por Hamás y la diplomacia activa en la región para prevenir una escalada adicional del conflicto.

El secretario condenó enérgicamente los ataques terroristas contra Israel y enfatizó la importancia de la claridad moral en esta situación. Destacó que Hamás no representa las aspiraciones legítimas del pueblo palestino y que su única agenda es destruir a Israel y asesinar a los judíos. Blinken subrayó el derecho de Israel a defenderse, pero también la responsabilidad de evitar daños a civiles.

En respuesta, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, agradeció el apoyo de Estados Unidos en la lucha contra Hamás, aludiendo a la organización como «bárbaros» y exigiendo su aislamiento internacional. Netanyahu comparó a Hamás con ISIS y abogó por tratar a la organización de manera similar, con sanciones a quienes la respalden.

En un mensaje unido de apoyo y solidaridad, Estados Unidos y Israel se comprometieron a luchar contra el terrorismo y a trabajar juntos para lograr un Medio Oriente más seguro y próspero.

El encuentro entre Blinken y Netanyahu concluyó con un fuerte apretón de manos, simbolizando la estrecha relación entre ambos países y su compromiso compartido para abordar los desafíos actuales.

En medio de un conflicto que ha dejado una creciente cifra de víctimas, Blinken reiteró la importancia de mantener la humanidad y los valores democráticos al tomar todas las precauciones posibles para proteger a los civiles. Subrayó que, aunque los desafíos son enormes, la victoria de las fuerzas de la civilización es inevitable debido a la claridad moral que guía a Estados Unidos y a Israel en este momento crítico.

La visita de Antony Blinken a Israel es un testimonio del sólido apoyo de Estados Unidos a su aliado en el Medio Oriente en medio de una situación de extrema gravedad. La firme determinación de ambas naciones para contrarrestar la amenaza de Hamás y promover un futuro más seguro y próspero en la región demuestra la importancia de la colaboración internacional en la lucha contra el terrorismo y la promoción de la paz.

Te Puede Interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo Último