Musulmanes influyentes visitan Auschwitz, buscan llevar la verdad del Holocausto al mundo árabe

Un grupo de jóvenes líderes de Líbano, Siria y países del Golfo se unen a la organización Sharaka para fortalecer el vínculo entre Israel y el mundo árabe tras los Acuerdos de Abraham.

Caminando por el camino de grava entre los barracones de ladrillos descoloridos en el antiguo campo de concentración de Auschwitz, Rawan Osman dice que la primera vez que vio a un judío, tuvo un ataque de pánico.

Hija de padre sirio y madre libanesa, Osman, de 38 años, se crió en el valle de Bekaa, en el sur del Líbano, un bastión del grupo terrorista Hezbolá. Vivió en Arabia Saudita y Qatar antes de mudarse a Estrasburgo, Francia, para estudiar en la universidad en 2011.

“Nunca conocí a un judío hasta que me mudé a Europa”, dice Osman. “Yo vivía en el barrio judío de Estrasburgo al lado de la Synagogue de la Paix. La ciudad tiene una comunidad diversa, pero no me di cuenta de que el barrio judío significaba que los judíos realmente vivían allí, porque los barrios judíos en el Líbano y en Siria están abandonados”.

Osman está en Polonia con Sharaka, una organización de base que busca fortalecer el vínculo entre Israel y el mundo árabe luego de los Acuerdos de Abraham. Sharaka participa en la Marcha Internacional de los Vivos, uno de los eventos anuales de conmemoración del Holocausto más grandes del mundo, que se lleva a cabo en Yom Hashoá, el Día Nacional de Conmemoración del Holocausto de Israel, que este año se celebra el 28 de abril.

Musulmanes influyentes visitan Auschwitz, buscan llevar la verdad del Holocausto al mundo árabe
El israelí Mohammad Ka’biya como parte de la delegación de Sharaka a March of the Living visita Auschwitz, 27 de abril de 2022. (Yaakov Schwartz/ Times of Israel)

Con una huella más pequeña este año debido a la pandemia y la guerra en la vecina Ucrania, esta Marcha de la Vida verá a 2500 personas hacer la caminata de 3,2 kilómetros (dos millas) desde Auschwitz I hasta Birkenau. Los participantes en los últimos años se han contado por decenas de miles.

Este año también marca la primera vez en las tres décadas de historia de March of the Living que los Emiratos Árabes Unidos envían una delegación oficial del gobierno para participar en el evento. Esa delegación no está vinculada oficialmente a Sharaka, pero el momento de las dos delegaciones refleja la realidad política cambiante en el Medio Oriente.

Sharaka se fundó en diciembre de 2020, solo unos meses después de que Israel firmara los históricos Acuerdos de Abraham con los Emiratos y Baréin. El grupo tiene como objetivo aprovechar los lazos diplomáticos y económicos recién establecidos para establecer conexiones reales a nivel de persona a persona. Esto es algo que Dan Feferman, director de comunicaciones y asuntos globales de Sharaka, dice que falta en países como Egipto y Jordania, que formalmente tienen acuerdos de paz con Israel pero cuyas poblaciones son en gran medida hostiles o indiferentes al estado judío.

Musulmanes influyentes visitan Auschwitz, buscan llevar la verdad del Holocausto al mundo árabe
El director de comunicaciones y asuntos globales de Sharaka, Dan Feferman, en Auschwitz, 27 de abril de 2022. (Cortesía)

“Durante demasiado tiempo debido al conflicto, el mundo árabe y Turquía han minimizado, minimizado, ignorado o negado el Holocausto, alegando que es una conspiración, afirmando que es algo que los judíos usan para justificar cosas relacionadas con Israel”, dice Feferman.

“Este realmente está destinado a ser un viaje revelador. Todas estas personas a través de sus diversas plataformas (medios tradicionales, redes sociales) transmitirán esto y lo utilizarán como una plataforma para iniciar un movimiento más amplio de educación del mundo árabe y musulmán sobre el Holocausto”, dice Feferman.

Musulmanes influyentes visitan Auschwitz, buscan llevar la verdad del Holocausto al mundo árabe
Los delegados de Sharaka a March of the Living ven el crematorio en Auschwitz I, 27 de abril de 2022. (Yaakov Schwartz/ Times of Israel)

Los esfuerzos de Sharaka no se limitan únicamente a los estados del Golfo; junto a Osman se encuentran otros delegados de Siria y Líbano, Arabia Saudí, Jordania, Egipto, Marruecos, Turquía y Jerusalén Este, además de los delegados de Emiratos y Baréin. Su número incluye autores, activistas, personas influyentes en las redes sociales y políticos; en resumen, personas que son capaces de compartir sus experiencias en Polonia con una audiencia dispuesta a escuchar.

Para muchos, encontrar esa audiencia dispuesta ha sido un viaje en sí mismo: Osman, nacida en el Líbano, actualmente vive en Stuttgart y asiste a la Universidad de Heidelberg, donde está aprendiendo estudios judíos y hebreo moderno. Ella dice, sin embargo, que cuando inicialmente vio judíos ultraortodoxos en su barrio de Estrasburgo, tuvo miedo. No porque pensara en los judíos como el enemigo, sino porque las estrictas leyes contra la normalización hacían que cualquier contacto con los israelíes, en su opinión, «judíos», estuviera estrictamente prohibido.

Musulmanes influyentes visitan Auschwitz, buscan llevar la verdad del Holocausto al mundo árabe
Rawan Osman, nacido en Líbano, parte de la delegación de Sharaka a March of the Living visita Auschwitz, 27 de abril de 2022. (Yaakov Schwartz/ Times of Israel)

“No se nos permite hablar con judíos, con israelíes. Tenía miedo de que hubiera consecuencias legales cuando volviera al Líbano y Siria”, dice. “Y tenía miedo de que los judíos me hicieran daño si supieran que soy árabe, porque automáticamente me odian”.

Pero, dice, “después de unos días comencé a preguntarme si ni siquiera me miraban, ¿por qué estaba asustada? Empecé a leer sobre la historia de nuestra región y la historia de los actos de resistencia era un gran admirador de Hezbollah y cuando leí sobre ellos, me di cuenta de que la situación es al revés. No son los judíos quienes son necesariamente los agresores, pero estamos en una guerra, y es una guerra de narrativas. Entonces, si escuchas la historia judía, puedes llegar a una solución”.

Osman dice que desde su despertar inicial, ha conocido a muchos judíos y trabaja y estudia con israelíes.

“Creo que tenemos esperanza, podemos alcanzar la paz algún día, pero tenemos que trabajar en ello”, dice Osman. “Estaba trabajando con el Centro de Comunicaciones para la Paz (CPC) y un amigo me puso en contacto con Sharaka. Así que este es mi primer viaje con ellos, pero este no será el último. Aprecio lo que están haciendo”.

‘Siempre escuché que el Holocausto no sucedió’

Aysha Jalal trabaja en la Comisión Nacional de Educación, Ciencia y Cultura de Baréin para la UNESCO. Ella visitó Israel con Sharaka en octubre pasado y tuvo la oportunidad de visitar Yad Vashem, el museo y memorial nacional del Holocausto de Israel. Jalal dice que después de visitar el museo, quería venir y ver los campos de exterminio por sí misma.

Musulmanes influyentes visitan Auschwitz, buscan llevar la verdad del Holocausto al mundo árabe
Aysha Jalal de Baréin, parte de la delegación de Sharaka a March of the Living visita Auschwitz, 27 de abril de 2022. (Yaakov Schwartz/ Times of Israel)

«Es alucinante, en realidad, lo que hemos visto aquí», dice Jalal. “Es una experiencia muy dura, pero tenemos que verla para asegurarnos de que no vuelva a pasar y para educar a la gente de nuestra comunidad a ver la historia real, no la historia que nos dan los medios, porque los medios cuentan mucho. de mentiras Es una historia totalmente diferente: siempre escuché que el Holocausto no sucedió”.

La directora de asuntos del Golfo de Sharaka, la escritora y activista por la paz Fatema Al Harbi, de 30 años, estaba emocionada por la firma de los Acuerdos de Abraham y esperaba relaciones más cálidas entre los países.

“Uno de mis amigos me invitó con la primera delegación de Sharaka en diciembre de 2020 para visitar Israel”, dice Al Harbi. “Siempre soñé con ir a Israel, pero nunca pensé que sería una realidad en el corto plazo. Entonces, cuando eso sucedió, pensé, por supuesto que voy”.

Al Harbi terminó encabezando la primera delegación bahreiní de Sharaka a Israel en octubre pasado.

Musulmanes influyentes visitan Auschwitz, buscan llevar la verdad del Holocausto al mundo árabe
La directora de asuntos del Golfo de Sharaka, Fatema Al Harbi, parte de la delegación de Sharaka a March of the Living visita Auschwitz, 27 de abril de 2022. (Yaakov Schwartz/ Times of Israel)

“Cuando fui a Israel y visité Yad Vashem [con la delegación de Baréin], la gente hizo preguntas y tenía curiosidad por saber más, así que supe que venir aquí al origen de la historia generaría más conciencia y espero educar a más personas sobre el Holocausto”, dice Al Harbi.

“Es necesario porque en la región árabe, la mayoría de la gente lo niega y dice que nunca sucedió. No quieren hablar de eso en absoluto. Así que creo que es importante para ellos ver a uno de los suyos hablar abiertamente sobre el tema”, dice.

Al Harbi dice que comenzó a publicar sobre Israel en las redes sociales desde su primera visita al estado judío en diciembre de 2020, con resultados mixtos. “Pero me di cuenta de que estaba recibiendo mucha atención y la gente comenzó a hacer preguntas, así que continué haciéndolo”, dice. “Espero que obtenga el cambio positivo que estoy buscando”.

“Es un logro histórico traer a este valiente grupo de personas influyentes de todo el Medio Oriente para que aprendan y sean testigos de la historia del Holocausto y lo difundan en sus países y sociedades”, dice el cofundador y director ejecutivo de Sharaka, Amit Deri. “Es a través de tales compromisos que realmente podemos construir una paz cálida y un entendimiento”.

En nuestro sistema educativo, esta parte de la historia es inexistente: uno de los peores eventos históricos no se enseña en nuestro plan de estudios.

Osman está de acuerdo. “Es muy interesante ver a los árabes unirse voluntariamente a los israelíes para descubrir esta parte de la historia”, dice. “En nuestro sistema educativo, esta parte de la historia no existe: uno de los peores eventos históricos no se enseña en nuestro plan de estudios. Entonces, que los árabes quieran saber voluntariamente es muy conmovedor”.

Entre las nubes, Osman ve un rayo de esperanza.

“Hablando con las generaciones más jóvenes, me resulta muy fácil convencerlas. A diferencia de hablar con personas mayores que piensan que saben más, los más jóvenes son abiertos, lo creas o no, y se sienten muy atraídos por al menos hablar con un israelí, y eso es algo que podemos hacer, y eso es lo que hace que el trabajo de Sharaka sea uniforme. más interesante”, dice.

ViaTOI

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más reciente