Aliá a una nación en guerra: redescubriendo Israel después del 7 de octubre

El año 2023 marcó una disminución en el número de inmigrantes que llegaron a Israel, pero la guerra que se ha desarrollado en los últimos tres meses parece haber cambiado esa tendencia. Desde el inicio de la guerra hasta la primera semana de enero, 4.783 nuevos inmigrantes han hecho aliá a Israel, según datos del Ministerio de Aliá e Integración de Israel.

En 2022, durante la guerra en Ucrania, llegaron a Israel 62.403 nuevos inmigrantes, más de 15.000 de ellos procedentes de Ucrania, además de otros de Rusia, Francia y Bielorrusia. Sin embargo, en todo 2023, solo 36.293 nuevos inmigrantes llegaron a Israel, siendo enero el mes con el mayor número, registrando 6.711. A medida que avanzaba el año, las cifras disminuyeron. No obstante, desde el estallido de la guerra el 7 de octubre, ha habido un aumento significativo en el número de nuevos expedientes de inmigración, según el Ministerio de Aliá e Integración.

Según Qualita, la organización que agrupa a los inmigrantes franceses en Israel, ha habido un aumento del 500% en el número de expedientes de aliá abiertos en Francia desde el inicio de la guerra. Ariel Kandel, director ejecutivo de la organización, destaca el deseo sin precedentes de los judíos franceses de emigrar a Israel, motivados por el antisemitismo y los incidentes violentos contra judíos en Francia.

Nefesh B’Nefesh, que opera en América del Norte, ha experimentado un aumento del 120% en la apertura de expedientes de aliá desde el inicio de la guerra, con aproximadamente 4.200 expedientes abiertos. El rabino Yehoshua Fass, cofundador y director ejecutivo de Nefesh B’Nefesh, señala que los judíos norteamericanos están eligiendo inmigrar a Israel en solidaridad y como un acto de pertenencia.

Desde el inicio de la guerra hasta la primera semana de enero, un total de 4.783 nuevos inmigrantes han llegado a Israel, principalmente procedentes de Rusia, Estados Unidos, Ucrania y Francia. Casi todos iniciaron el proceso antes del conflicto, y en total se han abierto cerca de 7.000 nuevos expedientes de aliá en todo el mundo desde el estallido de la guerra.

El aumento en la apertura de expedientes de inmigración se atribuye a la guerra en Israel y al creciente antisemitismo global. Según el Ministerio de Asuntos de la Diáspora y Lucha contra el Antisemitismo de Israel, ha habido un aumento en los incidentes antisemitas desde el inicio de la guerra, con cifras alarmantes en Estados Unidos, Canadá, Gran Bretaña y Australia.

La Organización Sionista Mundial reporta un aumento del 230% en los eventos antisemitas en 2023 en comparación con 2022. Además, según la investigación del Centro Kantor para el Estudio de los Judíos Europeos Contemporáneos, ocurre un incidente antisemita cada 80 segundos en algún lugar del mundo.

Fighting Online Antisemitism informa un aumento del 300% en el contenido antisemita en redes sociales desde el estallido de la guerra. Este aumento en el antisemitismo global ha motivado a muchos judíos a hacer aliá a Israel como un acto sionista y una expresión de solidaridad con el Estado.

El Ministro de Aliá e Integración, Ofir Sofer, destaca que la inmigración durante la guerra y el aumento en la apertura de expedientes de inmigración son actos importantes y sionistas. Doron Almog, presidente de la Agencia Judía para Israel, elogia la inmigración como un testimonio del compromiso de la diáspora judía en la construcción del Estado de Israel.

Testimonios de nuevos inmigrantes:

Roni Cetro (54), emigró de EE.UU.

Cetro, un dentista que sirvió en la Marina de los EE. UU., hizo aliá a Israel junto a su pareja en diciembre. Aunque su decisión no fue impulsada por la guerra, planea obtener su licencia médica para voluntariarse en las FDI y contribuir al esfuerzo nacional.

Lior Pirouzian (25), inmigrado de EE.UU.

Enfermera de profesión, Pirouzian llegó a Israel en diciembre a través de Nefesh B’Nefesh. A pesar del creciente antisemitismo en Nueva York, su decisión de hacer aliá fue motivada por un deseo profundo de pertenencia y solidaridad con Israel durante la guerra.

Rosly Anatone (20), emigró de Francia

Anatone, parte de un programa en la academia premilitar Gur Yehuda, llegó a Israel en noviembre. La guerra aceleró los planes de su familia para hacer aliá desde Francia, despertando su identidad judía y el deseo de contribuir a la defensa de Israel.

Audrey Dabach (30), inmigrada de Suiza

Dabach, quien llegó a Israel hace un año y medio para estudiar, decidió quedarse durante la guerra. Voluntaria en el cuidado de niños evacuados, destaca su conexión especial con Israel y su sentido de pertenencia en medio de los desafíos actuales.

Te Puede Interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo Último