Ampliación de Operaciones Militares en Gaza y Ataques con Cohetes Desafían las Esperanzas de Calma

Operaciones militares se intensifican en Gaza mientras cohetes atacan Tel Aviv. Tensión y negociaciones en un conflicto de larga data.

En medio de un violento resurgimiento de hostilidades, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) anunciaron el jueves la expansión de sus operaciones terrestres al sur de la ciudad de Gaza. Esta medida coincidió con una intensa salva de cohetes lanzados desde la Franja hacia el área de Tel Aviv, poniendo fin abruptamente a casi dos días de relativa calma en los lanzamientos de proyectiles.

Según un comunicado de las FDI, la 99.ª División se desplazó hacia nuevas áreas en el centro de Gaza para establecer un «control operativo» al sur de la ciudad y al norte de los campamentos centrales. En esta operación, la 179.ª Brigada Blindada de Reserva y la 646.ª Brigada de Paracaidistas de Reserva eliminaron miembros del batallón Nuseirat de Hamás, destruyendo infraestructuras clave, incluyendo túneles y depósitos de armas.

Paralelamente, un ataque aéreo fue dirigido contra una célula de Hamás que lanzaba misiles desde un edificio municipal. A pesar de estos esfuerzos, una lluvia de aproximadamente 30 cohetes golpeó el centro de Israel, marcando el mayor bombardeo en varios días. Varios de estos cohetes fueron interceptados, aunque algunos impactaron, causando daños materiales, incluyendo el impacto en una escuela en Tel Aviv.

Las FDI instaron a la población civil a seguir las instrucciones de emergencia mientras advierten que la capacidad de Hamás para lanzar cohetes no ha sido totalmente eliminada. Aunque la cantidad de proyectiles ha disminuido, la situación sigue siendo volátil.

El jueves temprano, Hamás anunció que no participaría en negociaciones para liberar a los 129 rehenes que mantienen desde el 7 de octubre, a menos que Israel detenga completamente su ofensiva. Esta declaración se produjo en medio de conversaciones sobre un posible acuerdo que implicaría la liberación de rehenes a cambio de prisioneros palestinos en cárceles israelíes.

Las tensiones aumentan a medida que las FDI reportan la muerte de tres soldados más, elevando a 137 el número de bajas militares durante la operación terrestre en Gaza. Mientras tanto, figuras políticas en Israel expresan divergencias sobre el manejo de la guerra, con el Ministro de Seguridad Nacional, Itamar Ben Gvir, instando a la disolución del gabinete de guerra y criticando la posible reducción de la actividad militar en Gaza.

El conflicto, desencadenado por un ataque terrorista masivo de Hamás en octubre, mantiene una compleja dinámica, con consecuencias impredecibles en medio de llamamientos para la resolución del conflicto y la presión internacional.

La situación en Gaza y sus alrededores sigue siendo volátil, y la comunidad internacional observa con creciente preocupación mientras las partes involucradas buscan encontrar una salida a este conflicto de larga data.

Te Puede Interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo Último