Aprobada la tercera línea de tren ligero en Jerusalén

La línea azul completará una red con la actual línea roja y la también aprobada línea verde para servir a 600 mil residentes de la ciudad.

Planes para la tercera línea de tren ligero en Jerusalén fueron aprobados por el comité de planeamiento de la ciudad. El recorrido del nuevo tren ‘azul’ irá desde Gilo a Ramot, atravesando el centro de la ciudad en su camino.

Estará dividido en dos segmentos: el primero comenzará en el barrio de Gilo al sur de Jerusalén, pasará por el centro de la ciudad y continuará hasta Ramot, al norte. Una línea azul contigua comenzará en el centro comercial Malha, pasará por la calle Emek Refaim y seguirá hasta First Station, donde se unirá a la línea azul principal.

El plan ahora es conseguir que el comité regional apruebe el proyecto. La línea verde está pendiente de aprobación del comité regional, aunque ya fue aprobada por el consejo de la ciudad.

Las rutas del tren azul fueron preparadas en los últimos años de acuerdo a pedidos del Ministerio de Transporte y el Consejo de la Ciudad.

El ferrocarril verde, que está en las etapas finales para recibir la aprobación del comité regional, irá desde Monte Scopus a la Estación de Bus Central y luego continúa hacia el nuevo estadio Arena antes de terminar en Gilo.

La línea roja, actualmente en funcionamiento, está en proceso de ser expandida. En lugar de culminar en Har Herzl, continuará hasta la rama Ein Kerem del hospital Hadassah.

La ruta planeada del ferrocarríl azul irá junto a Derech Hevron, pasará el teatro Khan, las calles Keren Hayesod y King George, y se encontrará con la línea roja, antes de entrar en un túnel de 1,2 kilómetros que desembocará en el Boulevard Golda Meir justo detrás de la intersección Bar Ilan. Desde ahí continuará hasta el barrio Ramot en la parte norteña de la ciudad.

Los planes incluyen construir tres paradas en el túnel que servirán a residentes de los barrios cercanos en las calles Strauss, Yehezkel y Shmuel Hanavi.

La línea azul tiene como objetivo completar una red al conectar el tren verde en Malha y Gilo con el tren rojo en el centro de la ciudad. Se espera que la red completada servirá a alrededor de 600 mil residentes de la capital israelí.

Lo último