Científicos israelíes desarrollan virus de «precisión» que eliminan las bacterias que dañan el intestino

En un estudio revisado por expertos, los investigadores de Weizmann prometen una "bala de plata" que suprime con precisión los microbios causantes de la enfermedad en pacientes con Crohn y colitis ulcerosa.

Científicos israelíes trabajan en el desarrollo de un «arma de precisión» contra los trastornos intestinales consistente en virus que combaten las bacterias.

Dos «cócteles» de virus diferentes han sido sometidos a ensayos clínicos de fase 1, con resultados iniciales que indican que son seguros, y extensas pruebas in vitro y en animales sugieren que combaten las bacterias.

Una investigación revisada por expertos, publicada en la revista Cell, afirma que el virus redujo eficazmente el recuento de Klebsiella pneumoniae, una bacteria que se encuentra en grandes cantidades en los intestinos de las personas con Crohn y colitis ulcerosa.

Hasta donde sabemos, se trata de la primera «bala de plata» que promete una supresión precisa de los microbios intestinales causantes de enfermedades, sin dañar el microbioma circundante», dijo el profesor Eran Elinav, del Instituto Weizmann de Ciencias, que dirigió el equipo de investigación.

La idea de utilizar virus en los medicamentos para combatir las bacterias -conocida como bacteriófagos o terapia de fagos- no es nueva, y se investigó intensamente a principios del siglo XX. Sin embargo, antes de lograr un éxito significativo, se inventaron los antibióticos y se abandonaron en gran medida los intentos de uso clínico de los virus, aunque los científicos siguieron utilizando los fagos en el laboratorio.

En la actualidad, ha resurgido el interés por las posibles terapias con fagos en medio de la preocupación por las bacterias resistentes a los antibióticos. Algunos investigadores han sugerido que pueden suponer una solución al problema, y se están desarrollando varias terapias con fagos, aunque ninguna de ellas es de uso generalizado.

Científicos israelíes desarrollan virus de "precisión" que eliminan las bacterias que dañan el intestino
Investigadores del Instituto Weizmann de Ciencias (de izquierda a derecha) Dr. Rafael Valdés Mas, Dra. Sara Federici, Prof. Eran Elinav y Dra. Denise Kviatcovsky. (cortesía del Instituto Weizmann de Ciencias)

El proyecto de Weizmann comenzó con científicos que analizaron el microbioma de personas con Crohn y colitis ulcerosa para ver qué bacterias sería útil combatir.

La Dra. Sara Federici, miembro del equipo de investigación, dijo a The Times of Israel: «Examinamos cuatro cohortes diferentes de personas y encontramos una bacteria presente entre los enfermos de Crohn y colitis ulcerosa, la Klebsiella pneumoniae, y decidimos atacarla con fagos bacterianos que no dañan las células ni otras bacterias. En otras palabras, con bacterias que son súper específicas».

Federici dijo que el equipo «identificó virus “o fagos” que tenían potencial para combatir la bacteria, y los probó contra la bacteria in vitro, y luego en ratones con Crohn y colitis ulcerosa». A partir de esos resultados, dijo, «pudimos ver cuáles de los virus eran más eficaces. Luego elegimos los mejores virus y los probamos en un dispositivo de laboratorio que imita el intestino humano, y obtuvimos buenos resultados».

En el último avance, se trataron dos combinaciones de virus -o «cócteles»- en un ensayo clínico de fase 1. «Los participantes en el estudio tomaron los fagos durante seis días y no hubo reacciones adversas», dijo Federici. Los fagos persistieron e incluso se multiplicaron en el intestino humano a lo largo del tiempo, sin causar cambios indeseados en el resto de la microbiota intestinal, añadió.

Los fagos se someterán ahora a más pruebas clínicas para comprobar si combaten las bacterias y benefician la salud en un entorno real.

Los investigadores de Weizmann esperan convertirlos en fármacos que traten la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa o que puedan evitar las enfermedades entre las personas con altos niveles de Klebsiella pneumoniae.

«Nuestra visión es desarrollar eventualmente terapias personalizadas para una variedad de trastornos», dijo Elinav, «en las que se identificarán las cepas de bacterias intestinales causantes de la enfermedad en cada paciente y se diseñará un cóctel de fagos para matar sólo esas cepas».

FuenteTOI

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más reciente