El Banco Central de Israel Anuncia Plan de Préstamos a Bajo Interés para Empresas Afectadas por el Conflicto con Hamás

En un esfuerzo por mitigar los impactos económicos del prolongado conflicto con el grupo terrorista Hamás, el Banco de Israel ha lanzado un programa de préstamos diseñado para brindar apoyo a las pequeñas empresas. Este plan proporcionará un respiro financiero en forma de créditos y préstamos a tasas de interés reducidas.

Como parte de esta iniciativa, el Banco de Israel ofrecerá a las instituciones financieras en el país hasta 10.000 millones de NIS (alrededor de 2.600 millones de dólares) durante un período de dos años, a una tasa de interés basada en la tasa del Banco de Israel, que se sitúa en el 4,75 por ciento, menos un descuento de 1,5 puntos porcentuales. Esto permitirá a los bancos locales otorgar préstamos a pequeñas empresas afectadas por la guerra a tasas de interés considerablemente más bajas, alrededor del 3,25%. A pesar de los riesgos asociados con la concesión de crédito en este período tan desafiante, el banco central se compromete a respaldar esta medida.

El objetivo fundamental de este programa crediticio es rescatar a las pequeñas empresas al borde del colapso y proporcionarles el apoyo necesario para sobrevivir a este complicado período de guerra hasta que sus operaciones vuelvan a la normalidad. Este programa se mantendrá activo hasta finales de enero de 2024.

Amir Yaron, Gobernador del Banco de Israel, destacó que esta iniciativa es parte de una serie de políticas implementadas por el banco central para ayudar a las empresas a enfrentar las dificultades económicas derivadas del conflicto. «Continuaremos respondiendo a los diversos desafíos económicos que surjan durante la guerra y utilizaremos todas las herramientas disponibles si es necesario», subrayó Yaron.

La guerra estalló en Israel tras el ataque de Hamás el 7 de octubre, en el que un grupo de aproximadamente 3.000 terroristas armados cruzaron la frontera desde la Franja de Gaza, penetrando en comunidades del sur de Israel por tierra, aire y mar. Este violento episodio resultó en la pérdida de más de 1.400 vidas, en su mayoría civiles, incluyendo bebés, niños y personas mayores. Además, al menos 240 personas fueron secuestradas y permanecen como rehenes en Gaza.

A lo largo del conflicto, Hamás y otros grupos terroristas han continuado lanzando cohetes sobre poblados y ciudades israelíes en diversas regiones del país, lo que ha forzado a más de 200.000 israelíes a abandonar sus hogares y ha causado daños significativos, a pesar del sistema de defensa antimisiles Cúpula de Hierro. Estos ataques han llevado al cierre de numerosos negocios y escuelas.

Desde el inicio del conflicto, el Banco de Israel ha implementado una serie de medidas destinadas a aliviar la carga financiera de las hipotecas y los préstamos, con el propósito de asistir a hogares y empresas en medio de esta crisis.

El mes pasado, el banco central instó a las entidades crediticias y a las compañías de tarjetas de crédito a proporcionar alivio financiero, especialmente a los hogares y empresas ubicados en las cercanías de la Franja de Gaza, así como a los familiares en primer grado de las víctimas del conflicto.

Como parte de este paquete de ayuda, los propietarios de viviendas que cumplan con los criterios definidos podrán congelar los pagos de sus hipotecas durante tres meses, sin incurrir en intereses ni cargos adicionales. Esta medida también incluye una prórroga de tres meses para los pagos de préstamos al consumo.

El Banco de Israel, que mantuvo estable la tasa de interés en 4,75% a partir del 23 de octubre, ha reiterado en las últimas semanas que su enfoque durante el conflicto se centra en la estabilización de los mercados financieros y la reducción de la incertidumbre, aunque señala que una posible reducción de las tasas de interés es menos probable en las próximas semanas.

Te Puede Interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo Último