El gigante de lácteo francés «Danone» invierte 3,5 millones de dólares en una nueva empresa israelí de leche cultivada

La inversión estratégica del brazo de riesgo de la empresa incluye una posible colaboración en productos de leche materna cultivada; otros inversores son Steakholder Foods y Coca-Cola Israel.

El gigante de lácteo francés «Danone» ha firmado un acuerdo de inversión estratégica con la empresa emergente israelí Wilk, que podría dar lugar a una colaboración con la empresa de tecnología alimentaria para desarrollar componentes de leche materna cultivada para preparados para lactantes basados en su tecnología celular.

Danone Manifesto Ventures (DMV), el brazo corporativo de riesgo creado por el gigante alimentario con sede en París, invertirá 2 millones de dólares, liderando una ronda de financiación de 3,5 millones de dólares anunciada por Wilk, en una declaración a la Bolsa de Tel Aviv el lunes.

Tras la inversión, el brazo de riesgo de la empresa láctea, que fabrica yogur Activia, leche de fórmula infantil Aptamil y agua Evian, poseerá al menos el 2% del capital social de Wilk.

La doctora Nurit Argov-Argaman, de la Universidad Hebrea de Jerusalén, fundó Wilk (como Biomilk) en 2018, y desde entonces ha desarrollado una tecnología basada en células para producir leche materna humana y animal cultivada. Argov-Argaman la sacó a bolsa en el TASE en 2021 en un acuerdo de fusión SPAC (compañía de adquisición de propósito especial).

Para la leche cultivada de origen animal, Wilk aísla las células productoras de leche de las ubres de las vacas y las transfiere a un biorreactor, donde se exponen a materiales patentados por la empresa para producir ingredientes lácteos, pero sin necesidad de una vaca en el proceso final de producción de leche.

El proceso también se aplica a la producción en laboratorio de leche materna humana -completada con las grasas y proteínas que constituyen partes importantes de su valor nutritivo- utilizando células procedentes de cirugías de reducción mamaria.

Como parte del acuerdo estratégico entre la rama de riesgo de Danone y Wilk, las partes examinarán la cooperación estratégica para el desarrollo de sucedáneos de la leche materna que incluirán componentes de leche materna cultivados en laboratorio.

El acuerdo también estipula que Danone y Wilk examinarán las posibilidades de cooperación y operaciones comerciales conjuntas, que pueden incluir acuerdos para el desarrollo conjunto y subvenciones para proyectos en Europa y EE.UU., dijo Wilk en un comunicado.

Equipo de empleados de Wilk en Rehovot.
Equipo de empleados de Wilk en Rehovot. (Cortesía)

El Director General de Wilk, Tomer Aizen, dijo que la inversión de DMV ayudará a la empresa a continuar en el desarrollo de sus productos de leche cultivada.

Wilk es una de las varias empresas israelíes de tecnología alimentaria que desarrollan leche cultivada sin animales, cada una en una fase de desarrollo diferente. Remilk, con sede en Rehovot, por ejemplo, recaudó el año pasado 120 millones de dólares para producir leche, queso y yogur sin vaca, y ya cuenta con capacidad de producción. El desarrollador de leche y productos lácteos cultivados también ha anunciado planes para abrir en Dinamarca la instalación «más grande del mundo» para la producción de leche sin vaca.

Sin embargo, Wilk es una de las pocas empresas del mundo en el sector de la leche materna cultivada. La oferta de Wilk podría ser una buena alternativa para quienes prefieren dar leche humana, pero tienen dificultades para amamantar, para los bebés nacidos prematuramente y para quienes no pueden consumir preparados comerciales para lactantes.

Wilk afirma que no pretende necesariamente sustituir a los preparados para lactantes, sino contribuir a un producto mejor desde el punto de vista nutricional y con un coste comparable al de los preparados.

Por ello, la empresa, con sede en Rehovot, se ha centrado en el desarrollo de grasa de leche humana cultivada para sustituir a las grasas vegetales que contienen actualmente los preparados para lactantes. Los beneficios nutricionales de la grasa de leche humana cultivada desempeñan un papel fundamental en el mantenimiento del sistema digestivo del lactante, así como en el desarrollo de su cerebro y sistema nervioso, según Wilk.

Otros inversores en la última ronda de financiación son Steakholder Foods (antes Meatech), con sede en Rehovot, fabricante israelí de productos cárnicos cultivados, que comprará 450.000 dólares en acciones ordinarias de Wilk con un descuento del 15% sobre su precio medio de cierre de 45 días, lo que le dará una participación del 2,5% en la empresa emergente israelí. Steakholder Foods dijo que busca sinergias con Wilk, incluida la cooperación estratégica en sus tecnologías patentadas de biología e impresión.

La Central Bottling Company, también conocida como Coca-Cola Israel, también participa en la ronda de financiación. El propietario de la cooperativa láctea Tara, la segunda mayor empresa de procesamiento de leche de Israel, invirtió 2 millones de dólares en Wilk en 2021 como parte de un acuerdo para desarrollar productos basados en la tecnología de leche cultivada de la startup.

Como parte de la ronda de financiación, Wilk emitirá un total de 13,6 millones de acciones ordinarias en una colocación privada a un precio de 0,91 NIS por acción. Las acciones de la empresa cerraron el lunes con una caída del 10%, a 105,1 NIS por acción.

Te Puede Interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo Último