El pueblo israelí se niega a aceptar las demandas de Hamas

El pueblo israelí se niega a aceptar las demandas de Hamas
Según una encuesta, el 58 por ciento de los judíos israelíes piensan que las Fuerzas de Defensa deben seguir luchando hasta que los terroristas palestinos se rindan. Además, una abrumadora mayoría fue pesimista sobre el éxito que la Operación Margen Protector tendrá para restaurar la tranquilidad.

Sólo cuatro décimas de por ciento de los judíos israelíes, es decir el 0,004%, piensan que Israel debería aceptar las demandas de Hamas para detener el lanzamiento de cohetes desde la Franja de Gaza, informó la revista Peace Index a través de una encuesta patrocinada por el Instituto de Democracia de Israel y la Universidad de Tel Aviv.
La encuesta incluye la respuesta de 600 personas que constituyen una muestra representativa de la población adulta y tiene un margen de error de 4,1 por ciento. Se encontró que el 58% de los judíos de Israel piensan que el país no tiene que cumplir con las demandas de Hamas y debe seguir luchando hasta que los terroristas se rindan. En contraposición, hay un 41% que piensa que el gobierno debería responder positivamente a las demandas de Hamas que sean razonables en términos de seguridad nacional de Israel.
Entre los árabes israelíes, el 54% piensa que las demandas de Hamas compatibles con la seguridad nacional de Israel deben ser aceptadas, el 32% piensa que Israel debería aceptar las demandas de Hamas con el fin de detener los cohetes, y sólo cinco por ciento dijeron que Israel no debería aceptar las demandas de Hamas y luchar hasta su rendición.
A los encuestados se les consultó si el conflicto debía resolverse bélica o diplomáticamente, el 66% de la población judía dijo que debiera ser una combinación de esfuerzos militares y político-diplomáticos, el 26% cree que exclusivamente a través de medios militares y sólo el 7% a través de medios exclusivamente político-diplomáticos. Entre los árabes israelíes, el 72% dijo que la disputa con Hamas debe ser tratada a través de los esfuerzos político-diplomáticos, el 15% piensa que a través de una combinación de medios militares y político-diplomáticos, y el 3% cree que a través de medios exclusivamente militares.
La encuesta encontró que una abrumadora mayoría de los judíos israelíes son pesimistas de que se alcance el objetivo fijado al comienzo de la Operación Margen Protector y de que se pueda restaurar la tranquilidad. El 71% afirmó que las chances de que la operación garantice tres años o más de completo silencio desde Gaza son bajas. Sólo el 25% de los confía en que las posibilidades de calma completa por al menos tres años son altas.
Cuando se les preguntó si estaban satisfechos con los resultados de la operación, el 32% de la población judía dijo que sí, el 41% se mostró indiferente y el 27% sí manifestó su descontento. Entre los árabes israelíes, sólo el 8% avaló los resultados de la operación, el 64% de la opinión pública árabe los rechazó, y el 18% desestimó la pregunta.
Casi todos los judíos de Israel – 97% – calificó el rendimiento de las FDI como muy buena o medianamente bueno, mientras que sólo el 16% de los árabes israelíes estuvo de acuerdo. Cerca de dos tercios de los encuestados árabes – 64% – considera el desempeño de la IDF no tan bueno o pobre.
En cuanto a los políticos israelíes, el 61% de los judíos israelíes calificaron su actuación como muy o moderadamente buena, mientras que el 35% lo calificó como no tan buena o pobre. Al ser consultados sobre si estaban de acuerdo con los miembros del gabinete que criticaron el primer ministro Binyamin Netanyahu por ejecutar la operación demasiado moderadamente, el 42% dijo que sí y el 54% dijo que no.
Cuando se les preguntó sobre el presidente egipcio, Abdel Fattah al-Sisi, el 60% de la población judía, dijo que confían en él para actuar como un mediador imparcial entre Israel y Hamas, mientras que el 38% dijo que no confiaba en su persona.
Peace Index ha estado preguntando a los israelíes durante años dónde se ubican a sí mismos en el espectro político de la política exterior y de seguridad. La tendencia ha sido que más israelíes se han declarado de derechas y menos de izquierdas. En la encuesta actual, el 34% se autoproclamaron de derecha, el 28% de derecha moderada, el 22% como centrista, el 9% como izquierda moderada, y sólo tres por ciento se considera de izquierda.
Las personas que se identificaron como de derecha eran más propensas a estar de acuerdo con la afirmación de que el mundo está en contra de Israel. El porcentaje de judíos de Israel que estaban de acuerdo con la declaración fue de 63%, pero fue del 69% entre los derechistas y el 31% entre los izquierdistas autoproclamados.
A pesar de su pesimismo acerca de la operación en la Franja de Gaza, los israelíes tienen una visión muy positiva sobre el futuro de su país en general y el 65% de la población judía se muestra optimista sobre el futuro de Israel para los próximos años y el 33% pesimista. La derecha fue la más optimista, con el 71%, mientras que la izquierda tiene una menor esperanza, con un 54%.

Lo último