viernes, diciembre 9, 2022

Hombres y mujeres rezarán juntos en el Muro de los Lamentos

Hombres y mujeres rezarán juntos en el Muro de los Lamentos
El gobierno de Israel aprobó este domingo una histórica resolución que permitirá habilitar un nuevo espacio para que los hombres y las mujeres oren de manera conjunta en el Muro de los La decisión fue aprobada pese a la oposición de los miembros de los partidos ultraortodoxos Shas y Judaísmo Unido de la Tora, además de los ministros del partido Likud, Zeev Elkin, y de Hogar Judío, Uri Ariel.

La iniciativa establece la apertura de una nueva explanada de rezos frente del Muro de las Lamentos, de forma que hombres y mujeres puedan rezar juntos como suelen hacerlo en las sinagogas de las corrientes conservadora y reformista del judaísmo.
Hasta ahora, los rezos se realizaban de forma separada por sexos en dos explanadas divididas por una pequeña cerca.
El diario Yediot Aharonot, ha calificado la decisión de «histórica» por cuanto representa un reconocimiento del derecho de grupos progresistas a rezar en ese lugar sagrado de acuerdo a sus ritos.
Para la sabina Susan Silverman, integrante de la agrupación “Mujeres del Muro, el Kotel «estaba bajo el control de una extrema derecha con una mentalidad estrecha y de unos ultraortodoxos idólatras que tienen una visión de Dios y del judaísmo limitada».
Se trata de un grupo de activistas de la corriente reformista judía que lucha por la libertad de culto en ese recinto desde hace 20 años. Al dar la bienvenida a la decisión, Silverman aseguró que «estamos aquí para romper con los ídolos y entender que Dios es infinito, con el que todos nosotros tenemos una relación».
El Ejecutivo israelí destinará más de diez millones de dólares al proyecto por el que se creará un nuevo lugar de culto en el tramo sur del Muro.
Otro de los aspectos cruciales de la resolución es que, a diferencia de la situación actual, la ortodoxia no tendrá la custodia sobre la nueva explanada.
El nuevo lugar de rezos, a sólo unas decenas de metros de los otros dos ortodoxos, estará administrado por una comisión mixta con representantes de las corrientes conservadora y progresista -mayoritarias entre los judíos de EE.UU.-, delegados del Gobierno, de las Mujeres del Muro y de la Agencia Judía, el órgano que lleva las relaciones con los judíos de la diáspora.
El rabino del Muro, Shmuel Rabinovich, calificó la medida con “un gran pesar” y calificó al grupo de mujeres de “marginal y exaltado”. Las acusó de haber lanzado una “campaña mediática” gracias a la cual el Kotel ha pasado de ser “un lugar de unidad y unión a un escenario para la confrontación incesante”.
“La profanación del nombre de Dios que este grupo y sus seguidores han causado es terrible y llevará años repararlo”, apuntó el rabino antes de insistir en que “el rezo en general y, en concreto, en el Muro, debe realizarse de acuerdo a la ley y tradición judía que fueron pasadas de generación en generación”. Lamentos (Kotel), en Jerusalem.

TE PUEDE INTERESAR

Últimas Noticias