Intel, el Holocausto y el milagro israelí, una historia en común

Intel, el Holocausto y el milagro israelí, una historia en común
El pasado 21 de marzo falleció Andy Grove (Budapest, 1936), uno de los tres cofundadores de Intel. Superviviente del Holocausto nazi, fue también quien apoyó la apertura en Israel del primer centro de desarrollo de la compañía fuera de EEUU, en 1974.

Grove llegó a Estados Unidos con 20 años procedente de Austria, de donde había escapado desde su Hungría natal de la persecución de los nazis. Su padre estuvo en un campo de concentración.
En los años sesenta, un joven Grove conoció a Dov Frohman, tres años menor que él pero con un pasado con el que guardaba ciertas similitudes. Frohman nació en Ámsterdam meses antes de que estallara la Segunda Guerra Mundial. De familia judía, sus padres decidieron esconderle con unos granjeros cristianos, haciéndose pasar por uno de sus hijos. Una decisión acertada: su padre murió en Auschwitz, y nunca conoció el paradero de su madre.
La historia de Frohman se divulgó en 2009 a través del reconocido best-sellerStartup Nation. Él mismo contó su experiencia durante la guerra hace pocos años, en una conferencia en Harvard Business School. Contó, entre otras cosas, que su escondite en la granja no era perfecto: los Van Tilborgh eran rubios, de modo que él escondía su pelo moreno bajo un sombrero. Cuando acabó la guerra, una tía suya que había conseguido escapar a Palestina contactó con la familia de granjeros y consiguió que Frohman llegara finalmente a un incipiente Estado de Israel. Tenía 10 años.
Estudió en el Instituto de Tecnología de Israel, el prestigioso Technion, y posteriormente fue admitido en el también reputado Instituto de Tecnología de Massachussetts (MIT), aunque finalmente se decidió por la Universidad de Berkeley, en California, EEUU.
Aquí es donde Grove conoció a Frohman, al que contrató de inmediato en Fairchild Semiconductor. Poco después, Grove se asoció con Gordon Moore y Robert Noyce para crear Intel, y se acordó de Frohman. Fue, por tanto, uno de los primeros empleados de Intel, una multinacional que en la actualidad da trabajo a más de 100.000 personas en el mundo.
Pero en aquel entonces el mundo era diferente, y Silicon Valley apenas era un embrión.
¿Cómo llegó INTEL a Haifa?
La relación entre Grove y Frohman va más allá de lo meramente anecdótico. Dov dejó Intel antes de su salida a Bolsa para dar clases de ingeniería en Ghana. Pero su gran sueño era volver a Israel y ayudar a establecer allí una industria tecnológica así que en 1973 se puso de nuevo en contacto con Grove y le propuso abrir un centro de I+D en el país.
Era una apuesta arriesgada, pues en aquel entonces Israel era conocido casi exclusivamente por el conflicto con sus países vecinos. La enorme distancia geográfica también era motivo de preocupación para la directiva del grupo, que temía no poder ejercer el suficiente control. Pero Andy Grove apoyó a su antiguo compañero. Intel se convirtió así en la primera multinacional tecnológica en abrir una instalación de I+D en el país.
Se considera que la actuación de este centro, ubicado en Haifa, fue decisiva para la compañía en la década de 1980. Aquí se diseñó el procesador de los primeros equipos personales de IBM, por ejemplo, un desarrollo que erigió a Intel como el líder indiscutible del mercado. Y en 2003, el microprocesador Centrino cambió de nuevo el paradigma de la industria.
Otro momento decisivo tuvo lugar durante la Guerra del Golfo. Para evitar que Intel diera marcha atrás, Frohman personalmente se comprometió a cumplir con todos los pedidos, e incluso adelantar la fecha de entrega. Cumplió su promesa: ni uno solo de los pedidos se retrasó. A día de hoy, este capítulo de la historia israelí constituye motivo de orgullo nacional, y un mensaje de confianza hacia inversores y otras multinacionales.
Fuente: Itrade.gov.il
Intel, el Holocausto y el milagro israelí, una historia en común
Shalom Israelhttps://www.shalomisrael.es/
Shalom Israel en español, noticias de Israel y el mundo judío.

Ultimas publicaciones