Israel aprueba controvertida ley que impide que los cónyuges palestinos se conviertan en ciudadanos israelíes

La ministra del Interior, Ayelet Shaked, dijo que el proyecto de ley es esencial para la seguridad de Israel y para mantener la mayoría judía.

El gobierno aprobó el domingo la controvertida ley de ciudadanía para votación en el Pleno de la Knesset, que, de aprobarse, impedirá que los cónyuges palestinos de israelíes soliciten la ciudadanía por naturalización.

Se espera que la legislación, encabezada por la ministra del Interior, Ayelet Shaked, se presente ante el pleno esta semana.

La controvertida prohibición se aprobó por primera vez en 2003 y se renovó cada año hasta el año pasado, cuando no logró la aprobación de la coalición.

El año pasado, miles de palestinos casados ​​con árabes israelíes comenzaron a solicitar la ciudadanía después de que la ley no se aprobara, pero Shaked dijo que tenía la intención de volver a llevar la ley a la Knesset, citando preocupaciones de seguridad.

Hizo hincapié en que la mayoría de los ataques terroristas llevados a cabo por ciudadanos árabes israelíes fueron cometidos por personas que obtuvieron algún tipo de estatus en Israel a través de la reunificación familiar en virtud de la ley de ciudadanía o por sus hijos.

Shaked, junto con el Ministro de Defensa, Benny Gantz, y el Ministro de Relaciones Exteriores, Yair Lapid, han justificado la ley para preservar la mayoría judía de Israel.

Sin embargo, restablecer la ley ha sido visto como controvertido, y Shaked ha recibido una reacción violenta de los partidos de izquierda Meretz e islamista Ra’am. El partido derechista Yamina de Shaked, Meretz y Ra’am forman parte del gobierno de coalición.

El jefe del partido Meretz, Nitzan Horowitz, le dijo a Shaked que la ley es “racista” y dijo que su partido “no la aceptaría”. Habrá repercusiones y estás poniendo en peligro a la coalición”.

El sábado, Horowitz le dijo al Canal 12 en una entrevista que “cualquiera que vaya en contra de los acuerdos [de la coalición] debe entender que tendrá un precio”.

Sin embargo, Shaked dijo el domingo que “más de 100 miembros de la Knesset apoyan el proyecto de ley y agregó que es “esencial para la seguridad del estado y para mantener su identidad judía”.

Te Puede Interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo Último