Israel contempla una táctica no convencional para combatir los túneles de Hamás

Israel explora inundar los túneles de Hamás con agua de mar del Mediterráneo. Las opiniones de Estados Unidos varían sobre los impactos ambientales y humanitarios de la táctica no convencional.

En una medida audaz y poco convencional, se informa que Israel está considerando un plan para inundar la intrincada red de túneles de Hamás en la Franja de Gaza con agua de mar del Mediterráneo. El Wall Street Journal reveló el lunes que Israel ha instalado cinco grandes bombas de agua capaces de inundar los túneles en unas semanas, bombeando miles de metros cúbicos de agua por hora.

Funcionarios de Estados Unidos revelaron que Israel les había informado sobre el plan el mes pasado, pero la decisión de proceder sigue pendiente. La eficacia de tal estrategia es incierta y se han expresado preocupaciones sobre posibles consecuencias ambientales y riesgos para los rehenes que aún se encuentran bajo tierra.

El informe del Wall Street Journal destacó que la postura de la administración Biden sobre el plan israelí está dividida. Algunos funcionarios expresan reservas, citando daños potenciales al acuífero y al suelo de Gaza, mientras que otros apoyan los esfuerzos de Israel para destruir los túneles, enfatizando que no hay una oposición abierta por parte de Estados Unidos.

Entre las preocupaciones planteadas está el daño potencial a las fuentes de agua y al suelo de Gaza si el agua de mar y las sustancias peligrosas de los túneles se infiltran en ellos. Además, el impacto en los cimientos de la construcción es preocupante.

«No estamos seguros del éxito del bombeo, ya que nadie conoce los detalles de los túneles y el terreno circundante. Es imposible evaluar su eficacia porque nadie sabe cómo drenará el agua de mar en túneles en los que nadie ha estado antes», comentó un particular familiarizado con el plan al Wall Street Journal.

Esta estrategia se hace eco de una medida similar del ejército egipcio en 2015, cuando inundaron varios túneles de contrabando debajo de la frontera sur de la Franja de Gaza.

Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) anunciaron el domingo que se han descubierto más de 800 túneles en Gaza desde el comienzo de la ofensiva terrestre contra Hamás a finales de octubre, y alrededor de 500 ya han sido destruidos. Las FDI también han demolido cientos de kilómetros de túneles, incluidos pozos.

El ejército reveló que algunos pozos estaban situados en zonas civiles, incluidas instituciones educativas, guarderías, mezquitas y parques infantiles. Según informes, en algunos de los túneles se encontraron armas pertenecientes a Hamás.

Tras las masacres del 7 de octubre, en las que alrededor de 3.000 terroristas palestinos traspasaron la frontera desde Gaza, lo que provocó la muerte de aproximadamente 1.200 personas, en su mayoría civiles sometidos a atrocidades brutales, y la captura de unos 240 rehenes, Israel prometió derrocar a Hamás.

Durante un alto el fuego de siete días que expiró el viernes, Hamás liberó a 105 rehenes civiles, incluidos 81 israelíes, 23 tailandeses y un filipino. Sin embargo, se cree que unos 136 rehenes permanecen en Gaza.

A cambio, Israel liberó a 240 prisioneros de seguridad palestinos, todos ellos mujeres y menores. Además, aproximadamente 200 camiones, incluidos cuatro camiones cisterna de combustible y cuatro camiones cisterna de gas, entraron diariamente en Gaza durante el período de alto el fuego.

Te Puede Interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo Último