Israel impulsa las vacunas para los adolescentes mientras la variante Delta de rápida propagación aviva los temores

El Ministerio de Salud también planea tomar medidas enérgicas en el aeropuerto, con el ministro Horowitz amenazando con fuertes multas a los israelíes que viajen a los 'países rojos' prohibidos.

El Ministerio de Salud está trabajando en una serie de medidas para frenar las infecciones por COVID-19 vinculadas a las llegadas internacionales, dado el temor de que la variante Delta extra contagiosa se propague en Israel.

Los funcionarios del ministerio recomendaron encarecidamente el lunes que los niños de 12 a 15 años se vacunen contra el COVID lo antes posible. La vacuna ha estado disponible para ese grupo de edad durante varias semanas, pero hasta ahora el ministerio no recomendaba que los adolescentes recibieran la vacuna. El director general del Ministerio de Salud, Chezi Levi, ordenó a las organizaciones de mantenimiento de la salud de Israel que se prepararan para una campaña de vacunación intensificada entre los adolescentes.

Levi dijo al Canal 12 el lunes por la noche que ya se han vacunado alrededor de 20.000 niños de 12 a 15 años y que el Ministerio de Salud acelerará sus esfuerzos en los próximos días.

«Llamaremos a las personas para que vengan, les explicaremos, les recomendaremos que se la pongan y les aseguraremos que la vacuna es segura», dijo, y señaló que la mitad de los nuevos casos en Israel en los últimos días se encuentran entre niños menores de edad. 16 años.

Según los datos del Ministerio de Salud publicados por Channel 12 el lunes, el 70 por ciento de los nuevos casos de COVID en Israel se remontan a la variante Delta, que se originó en India y se cree que es la forma más contagiosa del virus hasta ahora.

«La variante india se está fortaleciendo significativamente en Israel», dijo un alto funcionario de salud al Canal 12. «La suposición es que la cepa india es dominante en más del 70% de los recién infectados».

La mayor preocupación en Israel son los niños no vacunados, que representan la mayoría de los nuevos casos de COVID en el país durante la semana pasada. Dos brotes recientes en las escuelas de Modi’in y Binyamina se han relacionado con personas que dieron positivo después de regresar del extranjero.

Por lo tanto, el Ministerio de Salud también está trabajando para detener la entrada del virus al país tomando medidas enérgicas contra las restricciones. Actualmente, los israelíes tienen prohibido viajar a Argentina, Brasil, Sudáfrica, India, México y Rusia. Cualquiera que ingrese al país desde esos países, incluso si está vacunado, debe entrar en cuarentena domiciliaria durante 14 días o 10 días con dos pruebas negativas.

El ministro de Salud, Nitzan Horowitz, prometió el lunes imponer fuertes multas a los israelíes que viajen a los «países rojos» en contra de la ley.

“Dentro de unos días, impondremos una estricta aplicación en el aeropuerto a quienes vuelen a países prohibidos, países peligrosos con alta morbilidad por COVID”, dijo. «También habrá fuertes multas para aquellos que ignoren las instrucciones y pongan en peligro la salud de los ciudadanos de Israel».

La lista de países en el nivel COVID «peligroso», pero donde viajar no está prohibido actualmente, incluye a los Emiratos Árabes Unidos, Uganda, Uruguay, Seychelles, Etiopía, Bolivia, Maldivas, Namibia, Nepal, Paraguay, Chile, Colombia, Costa Rica. y Túnez. Si la situación en esos países no mejora, podrían agregarse a la lista de «países rojos».

Horowitz dijo que el gobierno ya está trabajando para ampliar el área de pruebas en la puerta de llegadas del aeropuerto Ben-Gurion, “pero no es suficiente. Tenemos que prepararnos para las multitudes que se esperan este verano».

Israel impulsa las vacunas para los adolescentes mientras la variante Delta de rápida propagación aviva los temores
El líder del partido de izquierda Meretz, Nitzan Horowitz, encabeza una reunión de facciones en la Knesset en Jerusalén, el 31 de mayo de 2021 (Yonatan Sindel / Flash90).

En los últimos días, Israel ha experimentado un aumento en los nuevos casos de COVID, debido a los brotes en Binyamina y Modi’in, donde decenas de niños no vacunados dieron positivo al coronavirus. El Ministerio de Salud restableció el domingo el mandato de máscaras en las escuelas de las dos localidades.

La ministra de Educación, Yifat Shasha-Biton, dijo el lunes que está monitoreando de cerca el número de casos de COVID en las instituciones educativas.

Dijo que su ministerio ha dirigido respuestas a «brotes que se identifican por la escuela, el grado y el nivel de clase». Agregó que el ministerio planea elaborar un plan para prepararse para el COVID en las instituciones educativas de verano, así como mirar hacia el próximo año escolar.

El Ministerio de Salud también está sopesando una serie de nuevas medidas de COVID, incluida la posibilidad de devolver el mandato de mascarilla interior. Según informes de los medios hebreos, el ministerio está contemplando la posibilidad de restablecer el mandato de la máscara, que acaba de levantarse el 15 de junio, en el aeropuerto y en las escuelas.

El gobierno decidió el domingo por la noche establecer un área de prueba nueva y ampliada en el aeropuerto Ben-Gurion e impulsar la aplicación de la cuarentena para quienes la requieran, en su mayoría niños no vacunados y aquellos que regresan de «países rojos», con la ayuda de los empleados de la Autoridad Fronteriza. Miles de llegadas fueron enviadas a casa sin tomar la prueba COVID obligatoria el viernes debido a una sobrecarga en las instalaciones de pruebas del aeropuerto.

Bennett acordó aprobar la llamada a 250 agentes de policía para ayudar a hacer cumplir las medidas de cuarentena. El gobierno también está considerando la posibilidad de imponer multas a los padres de niños no vacunados que no cumplan debidamente la cuarentena.

Hasta el lunes por la tarde, había 387 casos activos de COVID en Israel, con 48 nuevos casos confirmados el domingo.

FuenteTOI

Lo último