Netanyahu afirma que no transferiré «un metro» de tierra a los palestinos

Netanyahu afirma que no transferiré "un metro" de tierra a los palestinos
El primer ministro, Biniamín Netanyahu, enfatizó que Israel no tiene ninguna intención de entregar unilateralmente tierras de Judea y Samaria (Cisjordania) a la Autoridad Palestina (AP). Netanyahu les dijo a los ministros de su partido, Likud, que “No habrá transferencia de territorio a los palestinos ni cuarenta mil mil, ni diez mil ni un solo metro cuadrado”.

Los comentarios del primer ministro tuvieron lugar luego que el jefe del Consejo Regional Samaria, Yossi Dagan, afirmara que la Coordinadora de las Actividades del Gobierno en los Territorios (COGAT) estaba trabajando para tipificar diez mil dunams (mil hectáreas) de tierras del Área C (que se encuentra bajo el completo control israelí) como Área B (bajo el control civil palestino).
El Canal 2 de la televisión también había informado que Netanyahu planeaba transferir territorio a la Autoridad Palestina en el marco de un esfuerzo por reducir la tensión en la zona.
Durante su reciente visita a la región, el secretario de Estado, John Kerry, rechazó una propuesta de Netanyahu de permitir a los palestinos construir en el Área C, a cambio de detener los ataques terroristas en Israel y la aceptación estadounidense del derecho del Estado judío a construir en los bloques de asentamientos.
No es muy probable que Israel haga territoriales durante la ola de ataques terroristas. Algunos analistas estiman
que, bajo fuego, en el cruel Oriente Medio esos gestos suelen considerarse generalmente como un signo de debilidad –no de generosidad- y alientan por lo tanto nuevas agresiones.
Durante su gira, Kerry, abordó con Netanyahu y el presidente palestino, Mahmud Abbás, en sendas reuniones en Jerusalén y Ramallah, un paquete de medidas con la intención de calmar los ánimos, que incluía una petición para que Israel traspasara zonas de Cisjordania actualmente bajo su control -zonas C bajo la tipificación de los Acuerdos de Oslo- a jurisdicción palestina -zonas A y B-.
Netanyahu rechazó al parecer la propuesta de Kerry, y por recomendación del Ejército trabaja sobre otras fórmulas de carácter económico.
Una de ellas ha sido la concesión por primera vez de licencias para un servicio de comunicaciones de telefonía móvil de tercera generación.
La propuesta de Kerry había generado inmediatamente la oposición de los ministros más nacionalistas, y el de Educación, Naftalí Bennett, del partido religioso nacional Habait Haiehudí, llegó a advertir al primer ministro de serias consecuencias si la aceptaba.
Bennett llegó a decir ante un grupo de seguidores de su partido que le «había pegado un tiro entre los ojos a Netanyahu» para convencerle de que no cediera ni un solo metro.
De cualquier manera, con una débil coalición de 61 diputados, lo mínimo para tener la mayoría absoluta, era evidente que una propuesta de ese tipo no prosperaría.

Últimas noticias