Netanyahu: Hasta hoy mis manos estaban atadas en la disputa de la reforma judicial

El Primer Ministro pronuncia un discurso a la nación sobre las reformas judiciales, dice que las reformas no se archivarán mientras busca un compromiso.

El primer ministro Benjamin Netanyahu pronunció un discurso a la nación esta noche (jueves) sobre las reformas judiciales planificadas por el gobierno. El discurso sigue a la reunión de Netanyahu con el ministro de Defensa, Yoav Gallant, quien pidió que los proyectos de ley de reforma judicial se congelen hasta la próxima sesión de la Knesset.

«Ciudadanos de Israel, hace unos meses, tan pronto como se anunciaron los resultados de las elecciones, dije: ‘Tengo la intención de ser el primer ministro de todos los ciudadanos de Israel’, lo dije en serio entonces y lo digo en serio hoy», dijo Netanyahu al comienzo de su discurso. «Tenemos un solo país y debemos hacer todo lo posible para protegerlo de las amenazas externas y de una grieta irreconciliable desde adentro. No podemos permitir que ninguna disputa, por aguda que sea, ponga en peligro nuestro futuro compartido».

«Los opositores de la reforma no son traidores y los partidarios de la reforma no son fascistas. La mayoría de los ciudadanos de Israel aman a nuestro país y quieren preservar nuestra democracia. Pero como hay quienes se apropian de la democracia, quiero decir unas palabras sobre la democracia: los partidarios de la reforma piensan que aquí no hay democracia. Lo que es real y lo que pone en peligro la democracia es un tribunal todopoderoso. Por otro lado, los opositores a la reforma piensan que lo que pondrá en peligro la democracia es una Knesset y un gobierno que actuará sin restricciones y sin frenos, que pondrá en peligro los derechos del individuo», dijo.

El Primer Ministro dejó en claro que no tiene la intención de congelar la legislación de reforma judicial y que los cambios en el comité de selección judicial podrían aprobarse la próxima semana. También declaró que después de la aprobación de la ley que impide que el fiscal general y la Corte Suprema declaren a un primer ministro no apto, es libre de involucrarse en los esfuerzos para celebrar negociaciones sobre las reformas judiciales. El Fiscal General Gali Baharav-Miara le había prohibido a Netanyahu involucrarse por un presunto conflicto de intereses relacionado con su juicio por corrupción.

«Hasta hoy mis manos estaban atadas. Pero no más. Hoy entro en la conversación, por el bien de la gente y del país, haré todo lo que esté a mi alcance para llegar a una solución y calmar los ánimos en la nación. Todos somos hermanos», dijo.

«Un régimen democrático adecuado debe abordar estas dos cuestiones: el gobierno de la mayoría y la protección de los derechos del individuo. Para garantizar esto y evitar una grieta en la nación, la reforma legal debe abordar estas dos necesidades básicas. Para evitar una ruptura en la nación, cada lado debe tomar en serio los reclamos y preocupaciones del otro lado», explicó el Primer Ministro.

«Los partidarios de la reforma están indignados de que el equilibrio entre las ramas del gobierno haya sido violado en las últimas décadas. La corte interfirió injustificadamente con consideraciones de seguridad en la lucha contra el terrorismo, lo que planteó dificultades al gobierno para formular políticas. Por ejemplo, impidió la eliminación de infiltrados de Israel y usted sabe lo que eso hizo a los residentes del sur de Tel Aviv. Interfirió en el plan de gas y durante años retrasó la extracción del gas del agua, lo que nos costó miles de millones de shekels, sin la autoridad para hacerlo. Impidió leyes y retrasó nombramientos que no deberían haberse discutido en absoluto.

Netanyahu también dijo que «hay un reclamo más, quizás el más doloroso. Muchos en la nación están de acuerdo en que la Corte Suprema funciona como un club cerrado para el nombramiento de jueces en un sistema de amigo trae amigo. Los jueces tienen un veto en el sistema existente sobre el nombramiento de jueces y en la práctica se nombran a sí mismos, lo que no ocurre en ninguna otra democracia del mundo. Bastantes personas que no se definen como partidarios de la reforma piensan que se deben hacer varias enmiendas en este asunto y que se debe hacer una reforma real. Pero hay algunos de ellos que temen que la reforma propuesta vaya demasiado lejos y permita que el gobierno y la Knesset se hagan cargo de la corte y superen cada párrafo y promulguen cada ley. Temen un estado halájico iliberal que apruebe leyes contra las mujeres y las personas LGBT».

«A la luz de estas preocupaciones”, digo esta noche: creo que es posible aprobar una reforma que brinde una respuesta a ambas partes, que restablezca el equilibrio adecuado entre las ramas del gobierno y, más allá de eso, que preserve los derechos individuales de cada ciudadano en el país. No vinimos a atropellar y pisotear. Vinimos a equilibrar y corregir. Estamos decididos a enmendar responsablemente las reformas democráticas que restablecerán el equilibrio entre las ramas.

«La mejor manera de lograr una reforma equilibrada y evitar una ruptura en la nación es a través del diálogo y lograr un acuerdo lo más amplio posible. Desafortunadamente, hasta ahora los representantes de la oposición se han negado a entrar en esta discusión. Se han perdido casi tres meses debido a esta negativa. Espero que eso cambie en los próximos días», dijo.

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo Último

spot_img