Para algunos cristianos: “El amor incondicional a Israel tiene límites”

Apoyar a Israel descaradamente y sin restricciones es agotador, complicado y, a menudo, arriesgado.

Hay muchas razones para que los cristianos se comprometan con Israel. Algunos lo hacen en voz alta y públicamente, otros solo en conversaciones cerradas, y algunos saben cómo expresar su apoyo entre líneas, por así decirlo.

Estar al lado de Israel incondicionalmente y sin restricciones es agotador, complicado y, a menudo, arriesgado. Recientemente, sin embargo, algo emocionante y nuevo se ha estado desarrollando en esos círculos cristianos que apoyan a Israel. Muchos de estos cristianos ahora se encuentran antagonizados por el propio Israel. Parece que ahora tienen un pequeño problema en sus manos.

Hay cristianos que condenan a Israel porque presuntamente discrimina a los palestinos.

Hay cristianos que condenan a Israel porque promueve la controvertida política de asentamientos en el corazón bíblico de Judea y Samaria.

Hay cristianos que condenan a Israel porque los judíos niegan a Jesús como Mesías.

Hay cristianos que condenan a Israel porque piensan que son el pueblo elegido y no los judíos a través de un proceso conocido como Teología del Reemplazo.

Hay cristianos que condenan a Israel porque ven a los judíos como arrogantes.

Hay cristianos que condenan a Israel porque creen que los judíos controlan los bancos y los medios de comunicación del mundo.

Hay cristianos que condenan a Israel porque la ortodoxia judía persigue a los judíos mesiánicos.

Y ahora también hay cristianos que condenan a Israel porque, desde su punto de vista, Israel está siguiendo una política de vacunación innecesaria que está llevando a la nación a la ruina.

Para algunos cristianos: “El amor incondicional a Israel tiene límites”
Devotos católicos durante una procesión del Viernes Santo en la Ciudad Vieja de Jerusalén.

Estos cristianos ponen todo patas arriba porque Israel no se está comportando de la manera que ellos quieren que Israel y los judíos se comporten. La mayoría de ellos ya no viajará a Israel mientras la entrada dependa de la vacunación. Ese es su derecho, y el Ministerio de Turismo de Israel deberá aceptar esto y posiblemente reconsiderar su política. Pero esta actitud es similar a la de los cristianos que no visitan Tierra Santa porque creen que Israel es un estado de «apartheid».

No voy a repetir todas las acusaciones que se han formulado contra Israel durante el año pasado. Hemos escrito sobre eso antes. Pero ciertamente parece que el «amor incondicional» tiene sus límites, incluso entre los amigos cristianos de Israel. No es que no se pueda criticar a Israel. Los israelíes criticamos a Israel más que a nadie. Pero la gente necesita aprender a aceptar a Israel por lo que es.

Para algunos cristianos: “El amor incondicional a Israel tiene límites”
Misioneros cristianos marchan en la calle Jaffa en Jerusalén.

Diferentes personas tienen diferentes percepciones sobre lo que Israel debería ser o hacer. Israel debería ser más misericordioso con los palestinos, colectivamente Jesús debería ser reconocido como el Mesías (¿no sería ese el golpe del milenio), y si tan sólo Israel se hubiera resistido a la vacuna de Pfizer?

En el último año, muchas cosas se me han aclarado y eso incluye la relación cristiana con el pueblo de Israel. Las personas que entran en contacto con Israel siempre se han ido sintiéndose heridas, porque Israel siempre ha sido «ofensivo» en su comportamiento. Amar realmente a Israel incondicionalmente probablemente solo sea posible por el poder del Todopoderoso y no por el esfuerzo humano.

Por. Aviel Schneider

Lo último