Reciente descubrimiento revela los «métodos de ingeniería sofisticados» de Israel en la era otomana

Los arqueólogos israelíes anunciaron esta semana el descubrimiento de un pozo que tiene cientos de años e ilustra los "métodos de ingeniería sofisticados" del período otomano de Israel.
Los arqueólogos israelíes anunciaron esta semana el descubrimiento de un pozo que tiene cientos de años e ilustra los «métodos de ingeniería sofisticados» del período otomano de Israel.

Según la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA), el pozo, encontrado como parte del trabajo en curso para ensanchar la carretera 38 cerca de Ramat Bet Shemesh, es el último de una serie de descubrimientos a lo largo de la misma carretera contribuyendo «a la reconstrucción del paisaje antiguo en Las colinas inferiores de Judea».
«La autopista 38 constituye un corredor que une el norte de Israel con el sur, y fue así durante el transcurso de muchos períodos de la historia del país», dijo Michal Haber, director de la excavación en nombre de la IAA. A lo largo de las generaciones, sitios, aldeas, granjas y monasterios fueron construidos a lo largo de esta arteria, y las estaciones de la carretera prosperaron entre ellos. 

Creemos que los pozos como el que expusimos fueron instalados en varias ocasiones para satisfacer las necesidades del público que viaja por la carretera y las personas que residían junto a ella. Estos últimos tuvieron cuidado de mantener los pozos como una fuente exclusiva de agua dulce y mediante métodos de ingeniería sofisticados evitaron que estas fuentes se secaran.

Lo último