Tecnología israelí llegará al espacio profundo por primera vez

Tecnología israelí incorporada en naves espaciales no tripuladas lanzadas por la agencia espacial Europea para la misión Júpiter luna.

El viaje a Júpiter ha comenzado. La nave espacial no tripulada JUICE de la Agencia Espacial Europea (abreviatura de Jupiter ICy moons Explorer) se lanzó el jueves desde el puerto espacial europeo en la Guayana Francesa. El viaje de JUICE, la misión más ambiciosa de la ESA hasta la fecha, será particularmente largo: Al alcanzar la órbita de Júpiter en 2031, se embarcará en una misión de cuatro años para investigar tres de las lunas de Júpiter, Calisto, Europa y Ganímedes, así como la composición de la atmósfera de Júpiter.

Una exploración en profundidad de la atmósfera del planeta será posible gracias a la contribución del Prof. Yohai Kaspi y el Dr. Eli Galanti, ambos del Departamento de Ciencias Planetarias y de la Tierra del Instituto Weizmann de Ciencias y miembros del Equipo Científico de JUICE. Están a cargo de uno de los experimentos clave de la misión y utilizarán su propio Oscilador Ultra Estable, un dispositivo que les permitirá explorar la atmósfera de Júpiter.

El dispositivo, el instrumento más preciso de su tipo en el mundo, no solo fue personalizado por científicos israelíes, sino que fue fabricado por la compañía israelí AccuBeat; además, el esfuerzo fue financiado por la Agencia Espacial de Israel. Todo esto lo convierte en un logro histórico: la primera vez que un invento completamente israelí abandona la vecindad de la Tierra.

«Esta no es nuestra primera participación en misiones espaciales internacionales, pero el hecho de que se trate de una creación completamente israelí lo hace muy especial para nosotros», dice Kaspi. El equipo de Weizmann comenzó a trabajar en el proyecto en 2013, cuando la ESA anunció la misión. «Cuando me acerqué por primera vez a la Agencia Espacial de Israel con la idea de construir el oscilador, parecía una tarea imposible, pero el compromiso de la agencia y la sinergia de la industria y la academia hicieron que esto sucediera», agrega.

Dice Uri Oron, director de la Agencia Espacial de Israel en el Ministerio de Innovación, Ciencia y Tecnología :» La Agencia Espacial de Israel se enorgullece de participar en la misión insignia de la Agencia Espacial Europea, tanto en términos de su ingeniería y tecnología, como en términos de su investigación. Sin duda, la investigación que se llevará a cabo en el Instituto Weizmann constituirá un componente clave en el programa de investigación de la misión, y continuará avanzando en la investigación espacial en Israel y posicionándola entre los líderes mundiales en el campo”.

Es un largo camino a Júpiter

Viajar a Júpiter, que está a unos 800 millones de kilómetros de distancia, no es una tarea fácil, de ninguna manera. En su camino hacia el planeta gaseoso gigante, JUICE realizará un sobrevuelo de Venus y tres sobrevuelos de la Tierra antes de ganar suficiente impulso, en lo que se conoce como el efecto tirachinas, para llegar a Júpiter.

La hora estimada de llegada de la nave espacial en julio de 2031 marcará el comienzo de su expedición de cuatro años. «Mi cabello estará completamente gris para cuando JUICE llegue a Júpiter», dice Kaspi. Debido al largo viaje por delante, el Oscilador Ultra Estable, acertadamente llamado, tenía que ser extraordinariamente estable, diseñado para sobrevivir cruzando las vastas distancias del cosmos. «Es un logro único», dice Galanti.

 «El oscilador fue construido para ser extremadamente duradero, pero es increíblemente liviano: pesa solo dos kilogramos. Fue un desafío tecnológico y AccuBeat realmente lo logró”.

Dice Benny Levy, CEO de AccuBeat: «La vasta experiencia y el conocimiento de AccuBeat ayudaron al desarrollo de tecnología con capacidades sin precedentes. Estamos orgullosos y emocionados de ser parte de un proyecto de investigación histórico, cuyos resultados pueden conducir a descubrimientos sensacionales en el mundo de la ciencia, el espacio y la humanidad en general”.

Durante su tiempo en la órbita de Júpiter, JUICE rodeará el planeta gaseoso casi 100 veces, en el transcurso de lo cual la nave espacial transmitirá una poderosa señal a la Tierra. El equipo de Weizmann tiene la intención de aprovechar estas oportunidades para recopilar datos sobre la composición de la atmósfera de Júpiter y las condiciones que prevalecen en su interior, aprendiendo tanto como sea posible analizando la disparidad de señales causada por la ocultación de JUGO de Júpiter.

Cada órbita presentará una pequeña ventana de oportunidad que durará unos minutos, durante la cual la señal pasará a través de la atmósfera en su camino de regreso a la Tierra. Dado que cada órbita se ingresará desde un ángulo diferente, el equipo planea usar los datos combinados para modelar un mapa dinámico de toda la atmósfera de Júpiter, ampliando así nuestra comprensión del planeta más grande del Sistema Solar.

«Para realizar este complejo experimento, necesitamos que el Oscilador Ultraestable sea extremadamente preciso», dice Maria Smirnova, estudiante graduada en el laboratorio de Kaspi que participa en el proyecto. «Incluso si funcionara durante 100.000 años, sus oscilaciones serían regulares en un segundo”.

Además, los científicos de Weizmann participarán, como parte de su papel en el Equipo Científico de JUICE, en la parte de la luna helada de la agenda de JUICE, donde contribuirán con su experiencia en turbulencias oceánicas y atmosféricas para, con suerte, proporcionar información sobre los océanos de Calisto, Europa y Ganímedes.

Estas tres lunas, que están completamente cubiertas de hielo, podrían representar el mayor depósito de H2O en el Sistema Solar. Si bien su superficie está completamente congelada, las mediciones previas del campo magnético mostraron que debajo se encuentran vastos océanos líquidos. El equipo espera descubrir qué tan profundos son estos océanos y si la presencia de agua en las lunas de Júpiter deletrea la existencia de condiciones para la vida tal como la entendemos.

Aunque la odisea de JUICE comienza hoy, pasará un tiempo antes de que descubramos las respuestas a estas preguntas casi de ciencia ficción. El equipo de Kaspi utilizará este tiempo para mejorar sus capacidades de modelado dinámico, aunque no pueden evitar dejarse llevar por la emoción del lanzamiento. «No todos los días cientos de miles de horas de trabajo se reducen a un solo evento», dice Kaspi, «en el que tu creación está atada a 700 toneladas de combustible para aviones». ¡Buen viaje!

Te Puede Interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo Último