Una empresa de Tel Aviv lanza un nuevo modelo lingüístico avanzado de IA para competir con OpenAI

AI21 Labs, cofundada por Amnon Shashua, lanza Jurassic-2 y cinco nuevas herramientas generativas de IA para parafrasear, resumir, comprobar errores gramaticales y mejorar textos.

La empresa israelí AI21 Labs, dedicada al procesamiento del lenguaje natural (PLN), presentó el jueves su modelo lingüístico de nueva generación, personalizable para tareas específicas y que, según la startup, permite a desarrolladores y empresas crear aplicaciones basadas en texto en varios idiomas, más rápidamente y por una fracción del coste.

AI21 Labs, cuya visión es hacer de la inteligencia artificial un compañero de pensamiento de los humanos, lanzó su nuevo modelo de lenguaje de la familia Jurassic-2, que presenta capacidades avanzadas de seguimiento de instrucciones y tiempos de respuesta hasta un 30% más rápidos en comparación con su versión Jurassic-1. Además, con Jurassic-2, el modelo lingüístico está disponible en más idiomas, entre ellos español, francés, alemán, portugués, italiano y neerlandés.

La PNL es la capacidad de un programa informático para entender el lenguaje humano mediante el habla y el texto. Con el reciente revuelo causado por ChatGPT de OpenAI, un modelo de lenguaje de gran tamaño que utiliza el aprendizaje profundo para producir textos similares a los humanos, otras empresas como AI21 Labs, cofundada por el profesor Amnon Shashua, cofundador también de Mobileye (una empresa de Intel), se han apresurado a presentar modelos de IA competidores.

Similar al Jurassic-1 presentado en 2021, el modelo lingüístico Jurassic-2 estará disponible a través de AI21 Studio, una plataforma de desarrollo de PNL, para que los desarrolladores creen aplicaciones basadas en texto como asistentes virtuales, chatbots, simplificación de textos, moderación de contenidos y escritura creativa. El modelo puede utilizarse para responder preguntas, reescribir un ensayo, resumir un texto o escribir un poema. La startup cuenta con más de 35.000 desarrolladores registrados en la plataforma AI21 Studio.

«Tenemos miles de aplicaciones compatibles con Jurassic y cientos de compromisos comerciales, y esperamos que esto crezca de forma espectacular», declaró Ori Goshen, codirector ejecutivo y cofundador de AI21 Labs, a The Times of Israel. «Ahora estamos introduciendo realmente una alternativa a OpenAI y nuestro factor de singularidad está relacionado con la segunda cosa que estamos introduciendo, que son modelos de lenguaje específicos para cada tarea».

Con el lanzamiento de Jurassic-2, la startup también lanzó cinco nuevas herramientas para que las empresas construyan sus propias aplicaciones con el uso de tareas más específicas, que incluyen corregir la gramática y resumir el texto, parafrasear o reescribir hasta un párrafo completo de texto, recomendaciones para mejorar la copia mediante la diversificación del vocabulario y dividir piezas largas de texto en segmentos basados en temas.

Los cofundadores de AI21 Labs (de izquierda a derecha) Yoav Shoham, Ori Goshen y Amnon Shashua.
Los cofundadores de AI21 Labs (de izquierda a derecha) Yoav Shoham, Ori Goshen y Amnon Shashua. (Crédito: Roei Shor/Cortesía)

«Estamos introduciendo estos modelos lingüísticos de alto nivel optimizados específicamente para tareas concretas», explica Goshen. «A medida que veamos una mayor adopción, la gente tendrá la comprensión mental de lo que es posible, y entonces probablemente buscarán una solución específica en lugar de un modelo de lenguaje de propósito general que pueda hacer un montón de cosas».

Goshen afirma que, en las pruebas, los modelos lingüísticos para tareas específicas obtienen mejores resultados que los genéricos, o de propósito general, en cuanto a la calidad de los resultados.

Como ejemplo de usuarios, Goshen mencionó a los minoristas en línea que necesitan generar descripciones de productos de buena calidad.

«Es muy costoso. Algunos minoristas introducen millones de productos nuevos cada año y necesitan escribir buenos contenidos para que los productos sean descubribles», explicó Goshen. «Ahora tienen esta herramienta de generación, que utiliza este tipo de modelos lingüísticos que pueden acelerar el desarrollo del contenido con un humano en el bucle».

«Por ejemplo, puede personalizar cada producto para diferentes audiencias, lo que no era económicamente viable antes de que aparecieran estos modelos», agregó.

Fundada en 2017, el creciente rumor en torno a la IA generativa ha ayudado a AI21 Labs a recaudar capital. En julio, la startup recaudó 64 millones de dólares en una financiación de Serie B, valorando la compañía en 664 millones de dólares.

La ronda de financiación fue liderada por el fondo británico Ahren Innovation Capital, con participación de Shashua, Pitango Ventures, TPY Capital de Tel Aviv y el multimillonario y empresario estadounidense Mark Leslie, fundador de Veritas Technologies. El capital también ha ayudado a la empresa a duplicar su plantilla hasta los 190 empleados en el último año.

Te Puede Interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo Último