Decenas de miles de soldados de las FDI acuden en masa a Jerusalén para la ‘introspección’

En el transcurso de un mes, durante el período penitencial antes de Yom Kippur, más de 30.000 soldados visitaron la capital para realizar 'giras Selichot', dice un oficial del Cuerpo de Educación.

Durante las últimas semanas, decenas de miles de soldados israelíes han pasado por Jerusalén y su Ciudad Vieja, a veces durante el día, pero sobre todo por la noche, como parte de un ritual anual antes de Yom Kipur el jueves.

Estos son los llamados recorridos Selichot, nombrados así por las oraciones penitenciales y suplicantes tradicionales que se dicen en el período anterior al Día de la Expiación (algunos judíos comienzan a decirlas un mes antes de Rosh Hashaná, otros el sábado por la noche una semana antes de Rosh Hashaná).

Para las Fuerzas de Defensa de Israel, estos recorridos, principalmente a través de Jerusalén, pero también de Safed y otras ciudades, no son de naturaleza explícitamente religiosa, incluso con unidades predominantemente no judías que participan en ellos, sino que están destinados a fomentar la contemplación y el examen de conciencia. , Dijo el teniente coronel Nadav Danino, jefe de la División de Conciencia e Identidad Judía del Cuerpo de Educación, a The Times of Israel la semana pasada.

“Este es el momento de la introspección de toda la unidad. Este no es un interrogatorio que hace después de un incidente o una investigación después de un ejercicio. Este es el momento en el que estamos usando el calendario hebreo, esta vez entre el mes hebreo de Elul y el mes de Tishrei, un tiempo de introspección”, dijo Danino.

“Como unidad, ¿cómo lo hicimos? ¿Qué metas alcanzamos? ¿Dónde necesitamos mejorar? ¿Qué necesitamos aprender para estar donde queremos estar el próximo año? » él dijo.

Los recorridos son dirigidos formalmente por los comandantes de las unidades participantes, pero se les unen guías civiles, que enseñan a los soldados sobre la historia de Jerusalén y la Ciudad Vieja. “A menudo incluyen una parada en un músico o un grupo musical, que toca canciones populares o canciones ‘Selichot’ para conectar a los soldados con este período y su atmósfera”, dijo.

Decenas de miles de soldados de las FDI acuden en masa a Jerusalén para la 'introspección'
Los soldados israelíes escuchan una actuación musical durante una ‘gira Selichot’ de Jerusalén en septiembre de 2021. (Fuerzas de Defensa de Israel)

Los recorridos también suelen incluir una charla, a cargo de un rabino o un conferencista civil, sobre Selichot o temas relacionados con la introspección, según Danino.

“La mayoría de estos recorridos terminan en la plaza del Muro Occidental, donde los soldados pueden tomarse su tiempo y si lo desean; pueden decir Selichot, pero el enfoque de estas giras es discutir el espíritu de esta época del año”, dijo.

Para Yom Kipur el miércoles por la noche, más de 30.000 soldados de las FDI habrán realizado una de estas giras, «desde generales … hasta nuevos reclutas que se alistaron hace una semana», dijo.

Aunque los recorridos se llevan a cabo en el transcurso de más de un mes, casi la mitad de los soldados (13.500 soldados divididos en 70 grupos) participaron en uno en una sola noche, el 5 de septiembre, la noche anterior a Rosh Hashaná.

Si bien la abrumadora mayoría de las tropas son judías, una minoría no insignificante no lo es: inmigrantes no judíos de la ex Unión Soviética (o sus hijos), israelíes drusos o israelíes beduinos musulmanes.

Aunque los recorridos llevan el nombre de las oraciones judías, Danino enfatizó que nadie está obligado a decirlas. (La División de Conciencia e Identidad Judía en sí misma fue trasladada recientemente de estar subordinada al Rabinato Militar al Cuerpo de Educación).

“No se trata de decir Selichot o de hacer que las personas se vuelvan religiosas o de que las personas sean más espirituales o de las creencias personales de alguien. Es sobre esta época del año y esta época del año para el pueblo judío – después de todo estamos en un ejército en un estado judío y democrático – pero se trata principalmente de introspección de toda la unidad”, dijo.

Danino agregó que varias unidades explícitamente no judías, como la Unidad de Rastreadores Beduinos, solicitan participar en las giras de Selichot año tras año.

“No celebran Rosh Hashaná en casa, pero saben que están en las FDI y que esto les da el ambiente para detenerse y reflexionar. Eso es lo que intentamos hacer: darle a las personas una plataforma para detenerse, pensar y evaluarse como una unidad y no en términos de un evento o como un ejercicio de entrenamiento o para un simulacro o para una operación. Felizmente, vienen unidades que tienen un gran número de miembros no judíos o comandantes no judíos y sus críticas son muy, muy positivas y de apoyo”, dijo.

Danino dijo que las giras han podido continuar más o menos con normalidad a pesar del coronavirus, aunque la pandemia ha agregado algunos problemas logísticos.

“Este año, y el año pasado, es un poco diferente debido al coronavirus”, dijo.

Decenas de miles de soldados de las FDI acuden en masa a Jerusalén para la 'introspección'
Los soldados israelíes escuchan un discurso durante una ‘gira Selichot’ de Jerusalén en septiembre de 2021. (Fuerzas de Defensa de Israel)

Los recorridos siempre se llevan a cabo en gran parte al aire libre, pero en los años en los que no hay una pandemia, los discursos generalmente se llevan a cabo en el interior, en la Gran Sinagoga de Jerusalén u otra sala de conferencias. En cambio, durante los últimos dos años, las conferencias, frente a decenas o cientos de soldados, se han llevado a cabo en parques y otros lugares al aire libre o en pasillos interiores con suficiente espacio para el distanciamiento social. “No es un pequeño desafío logístico”, dijo.

Este año también se registró una cantidad relativamente grande de cancelaciones, debido a los temores sobre un brote de coronavirus en una unidad o debido a uno existente. Al final, probablemente participarán entre 30.000 y 40.000 soldados, dijo.

“Hubo muchas cancelaciones. Habíamos registrado 51.000, un récord”, dijo Danino.

“Pero había demanda. Después de un año y medio en el que las unidades tuvieron dificultades para tener una programación educativa”- debido al cierre de muchos museos, teatros y otras instituciones culturales durante la pandemia – “en las que las unidades tuvieron dificultades para salir, y a pesar de las dificultades, Fue importante para los comandantes sacar sus unidades”, dijo.

FuenteTOI

Lo último