Europa, finalmente, les dice a los palestinos que ya es suficiente

Durante seis meses, la Autoridad Palestina (AP) se ha negado a aceptar los ingresos fiscales que Israel les debe en virtud de los acuerdos existentes, desde que Israel dijo que extendería la soberanía sobre áreas de Judea y Samaria. La cantidad retenida por Israel asciende ahora a 750 millones de dólares.

Desde entonces, la Autoridad Palestina ha estado bajo una fuerte presión financiera, pagando a los trabajadores un porcentaje de sus salarios. Pero Mahmoud Abbas ha estado insistiendo en que no quiere cooperar con Israel, ni siquiera aceptar dinero adeudado.

Para llegar a fin de mes, Abbas ha estado solicitando préstamos a la UE para financiar su presupuesto.

Finalmente, después de hacer todo lo que la Autoridad Palestina les ha exigido durante años, la UE ha tenido suficiente.

Desde Axios:

La UE, Francia, Alemania, el Reino Unido y Noruega dejaron en claro que consideran que la anexión ahora está fuera de la mesa y, por lo tanto, los palestinos deberían aceptar los $ 750 millones en ingresos que ahora tiene el Ministerio de Finanzas israelí.

Después de que la presión de menor nivel sobre los palestinos no rindiera frutos, el jefe de política exterior de la UE, Josep Borrell, llamó a Abbas el miércoles pasado.

Repitió el mismo mensaje en la llamada, dicen los diplomáticos europeos: hasta que los palestinos reanuden la aceptación de los ingresos fiscales de Israel, la UE no proporcionará nuevos préstamos u otra ayuda financiera.

Borrell también instó a Abbas a relanzar la seguridad y la coordinación civil con Israel, pero Abbas no se comprometió, dicen los diplomáticos.

Algunos funcionarios palestinos que rodean a Abbas creen que su decisión de suspender todos los lazos con Israel y Estados Unidos es contraproducente.

Pero Abbas se ha librado hasta ahora de esa presión. Está apostando a que Joe Biden ganará en noviembre y traerá consigo un conjunto de políticas muy diferente hacia el tema israelí-palestino.

Este es otro cambio de juego. Después de que el mundo árabe ha mostrado su disposición a criticar públicamente al liderazgo palestino, la UE está comenzando a moverse en la misma dirección.

Mahmoud Abbas está actuando como siempre. Exige dinero que no se merece, y está esperando un entorno político más aceptable para ayudarlo.

Mientras tanto, la OLP se hace amiga de los terroristas de Hamas y la Jihad Islámica en aras de la «unidad». Abbas, perdiendo la forma en que sopla el viento, permanece sordo y toma decisiones equivocadas.

Por primera vez, Europa les dice a los palestinos que deben asumir la responsabilidad de sus decisiones.

Esto es absolutamente asombroso de ver.

Lo último