Netanyahu incorpora a su lista del Likud a los antiguos diputados rebeldes que derribaron el gobierno de Bennett

La ex funcionaria de Justicia que atacó a los fiscales por los cargos de Netanyahu también recibe un puesto; las nuevas caras no han frenado las críticas por la falta de representación femenina en la lista del Likud.

El jefe del Likud, Benjamín Netanyahu, añadió el miércoles por la noche cinco nuevos nombres a la lista electoral de su partido, entre ellos los ex MK de Yamina, Amichai Chikli e Idit Silman, cuyas deserciones fueron decisivas para el colapso del llamado gobierno del cambio.

Como líder del partido, Netanyahu tiene la facultad de añadir a varias personas a determinados puestos reservados en la lista electoral, que se formuló en gran medida mediante una votación primaria en agosto. Netanyahu dio a Chikli el puesto 14 de la lista y a Silman el 16.

«Los miembros del Likud eligieron, a través de las primarias, una gran lista que traerá a Israel un gobierno estable durante cuatro buenos años, en los que suprimiremos el terror, devolveremos el orgullo nacional y bajaremos el coste de la vida», dijo Netanyahu.

«Hoy aporto una fuerza adicional a nuestra lista… todos [los nuevos candidatos] son merecedores, y todos ellos han conseguido importantes logros en sus campos».

En el puesto 28, Netanyahu colocó al ex funcionario del Ministerio de Justicia Moshe Saada, quien recientemente arremetió contra los funcionarios de las fuerzas del orden y la fiscalía, alegando que su juicio se vio empañado por su persecución a Netanyahu, quien está siendo juzgado por fraude, soborno y abuso de confianza en tres casos de corrupción.

Amichai Chikli en la audiencia de la Comisión de la Cámara de la Knesset sobre la solicitud de Yamina de declararlo "desertor" del partido.
Amichai Chikli en la audiencia de la Comisión de la Cámara de la Knesset sobre la solicitud de Yamina de declararlo «desertor» del partido, el 25 de abril de 2022. (Yonatan Sindel/Flash90)

El autor etíope Tsega Melaku y el abogado Yossi Fuchs son los dos últimos puestos discrecionales del ex primer ministro, más abajo en la lista (puestos 37 y 43, respectivamente).

Tras las primarias de finales de agosto, el Likud se enfrentó a fuertes críticas por elaborar una lista con escasa presentación de mujeres y sin un candidato etíope bien situado.

Los drusos y los rusoparlantes también se quejaron de que el Likud no les ofrecía ninguna representación, una queja que no parece haber sido atendida con las incorporaciones del miércoles.

Según la encuesta de The Times of Israel, se prevé que el Likud obtenga entre 31 y 32 escaños en las elecciones de noviembre. Con la nueva incorporación de Silman por parte de Netanyahu, sólo Miri Regev, Galit Distel, Tally Gotliv, Gila Gamliel, y quizás May Golan en el puesto 32, se proyecta que conformen la cohorte femenina del Likud en la próxima Knesset.

FuenteTOI

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más reciente