¿Qué es Elul?

El mes anterior al año nuevo judío es un momento de introspección y de balance personal.

Elul es el último mes del año judío y el último mes antes de Rosh Hashaná, el año nuevo judío. Es un mes en el que se prepara espiritualmente para la temporada de reflexión y arrepentimiento de la Alta Fiesta.

Elul es tradicionalmente un tiempo de introspección y balance personal, conocido en hebreo como Jeshbon Hanefesh, literalmente «un balance del alma». Este proceso se lleva a cabo como preparación para Rosh Hashaná, cuando, según la tradición judía, toda la humanidad es llamada a rendir cuentas y se emite un juicio divino. Las costumbres asociadas a Elul tienen como objetivo ayudar a cultivar la mentalidad adecuada para esta preparación.

Costumbres de Elul

Quizá la tradición más conocida de Elul sea el toque del shofar cada día de la semana después de los servicios matutinos. Al igual que en Rosh Hashaná, los toques de shofar diarios tienen como objetivo despertarnos de la complacencia y sacudirnos para que nos arrepintamos.

También es costumbre recitar diariamente durante el mes de Elul el Salmo 27, que habla de la seguridad de la protección de Dios e incluye una súplica para que Dios no abandone a su pueblo.

Algunas comunidades judías también comienzan a recitar las oraciones penitenciales conocidas como Selichot al comienzo de Elul, aunque la costumbre asquenazí más común es recitarlas sólo en los días inmediatamente anteriores a Rosh Hashanah.

Lecturas de la Torá durante Elul

El rabino Alan Lew, en su libro This is Real and You Are Completely Unprepared, observó que las lecturas semanales de la Torá durante Elul también ofrecen sutiles señales para despertar y hacer un balance de la propia vida.

Parashat Re’eh, que se lee al principio de Elul, comienza con la orden de Dios al pueblo judío: «Mira, hoy pongo ante ti la bendición y la maldición: la bendición, si obedeces los mandamientos del Señor tu Dios que te ordeno hoy; y la maldición, si no obedeces los mandamientos del Señor tu Dios, sino que te apartas del camino que te ordeno hoy y sigues a otros dioses, a los que no has experimentado».

El primer paso para hacer balance de la propia vida es mirar, ver con claridad las posibilidades que se presentan en cada momento y elegir el camino de la bendición.

La siguiente porción es Parashat Shoftim, que ordena a los oficiales del ejército judío que liberen de la batalla a todo aquel que haya construido una casa que aún no haya habitado, que haya plantado una viña que aún no haya cosechado, o que haya desposado a una mujer pero no se haya casado con ella.

El punto es que aquellos con asuntos pendientes, cuya atención puede estar comprometida, son un peligro para ellos mismos y para los demás. En una época del año en la que contemplamos nuestras vidas y nuestra mortalidad, esto nos sirve de invitación para considerar qué asuntos inacabados nos desgarran el corazón.

Parashat Ki Teitzei continúa con las leyes de la guerra. Al principio de la porción, la Torá exige que si un soldado ve entre los cautivos de la guerra a una mujer hermosa que desea, primero debe llevarla a su casa, afeitarle la cabeza, cortarle las uñas y quitarle el vestido.

Durante un mes, ella debe permanecer en la casa del soldado llorando por su familia antes de que pueda ser tomada como esposa. Según Lew, esta ley exige que, en lugar de ceder impulsivamente a nuestros deseos, los observemos y veamos qué verdad más profunda se revela.

Más enseñanzas de Elul

Una de las enseñanzas más conocidas sobre Elul es que las cuatro letras hebreas del nombre del mes son un acrónimo del verso del Cantar de los Cantares: Ani l’dodi v’dodi li («Yo soy de mi amado y mi amado es mío»). El Cantar de los Cantares se entiende como una alegoría en la que los amantes son Dios e Israel. Por ello, Elul se entiende como un tiempo de volver a comprometerse con nuestra relación con Dios.

Otra enseñanza, atribuida a Shneur Zalman de Liady, el fundador de la comunidad jasídica de Jabad, compara a Dios con un rey que normalmente está instalado en su palacio, donde sólo se le ve o se dirige a él a través de intermediarios. Pero durante Elul, el rey sale al campo y puede ser abordado por cualquiera de sus súbditos.

Ambas enseñanzas apuntan a la idea de que Elul es un tiempo de cercanía divina, un periodo en el que la conexión con Dios es más fácil que en otras épocas del año. Por ello, es un momento propicio para realizar el trabajo interior de reparar y profundizar la relación con Dios.

MIRA TAMBIÉN:

La estrella de David: el símbolo de los judíos y su significado

¿Qué significa Shabat Shalom?

FuenteMJL

TE PUEDE INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más reciente